Esta aqui:Inicio » Agua » 27 presas del estado están al tope de agua

27 presas del estado están al tope de agua


Agustín del Castillo – PÚBLICO

Ayer, 27 de las 52 principales presas de Jalisco habían rebasado su capacidad máxima de agua al nivel ordinario (técnicamente, el “namo”), y trece más estaban por arriba de 90 por ciento, mientras ha caído ya 85 por ciento de la lluvia promedio que recibe el territorio estatal cada año y cuando faltan todavía de tres a cinco semanas más de precipitaciones intensas.

Esto permite atisbar por ahora riesgos de desastre en la región de la Ciénaga de Chapala y en la Costa de la entidad, aparte de la zona metropolitana de Guadalajara, que ya ha recibido 94 por ciento de su promedio anual de lluvia.

Las tormentas de los últimos días en la cuenca del Lerma ocasionaron inundaciones incipientes en la región de la Ciénaga de Chapala la tarde del 16 de septiembre, lo cual fue contenido con un trabajo preventivo de la Comisión Nacional del Agua (CNA) y la Dirección Estatal de Protección Civil; el riesgo bajó ante el descenso del agua proveniente de la corriente madre del lago, pero el aumento de nivel de Chapala ocasionará inevitables daños a fincas y cultivos asentados en el antaño lecho seco del mayor lago del país.

La preocupación de las autoridades es que los cuerpos de agua se saturen hasta su nivel máximo extraordinario (“name”), pues a partir de allí comienzan a verter y pueden ocasionar desastres. Por eso se están operando algunos desfogues preventivos, aprovechando el margen de maniobra que permiten los vasos, lo cual es la esencia de la política de operación que la CNA ha generado para los cuerpos de agua en todo el país. Entre el namo y el name hay capacidad para contener de 10 a 30 por ciento más agua, como promedio.

La dirección del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico, con sede en esta ciudad, informó que las presas y ríos son objeto de monitoreo constantes “para evitar en lo posible” daños a zonas urbanas y áreas agrícolas.

En Jamay, con el propósito de bajar los niveles del río Lerma a la altura del puente de Maltaraña, donde se presentaron algunos desbordamientos en la margen derecha del cauce, “se abrió una escotadura sobre el camino que cruza el Canal Ballesteros, desfogando un importante volumen de agua hacia esa parte de la laguna”, precisó la dependencia.

Los ingresos de agua que recibe Chapala por los ríos Lerma y Zula, así como otros pequeños afluentes, permitieron un ascenso diario de 50 millones de metros cúbicos entre lunes y martes pasados.

La abundancia de agua ocasiona comunidades aisladas en la vastedad rural del estado. Por citar un caso, moradores de decenas de rancherías, autoridades delegacionales y ejidales de las localidades cercanas a Llano Grande, en Tomatlán (región Costa Norte), se quejaron desde las lluvias de 2007 del grave problema de sus caminos destrozados.

Ahora, cuando el siguiente temporal llega a su apogeo, aseguran no haber sido atendidos.

Entre esas comunidades aisladas están Terreros, El Limón, Ocotillo, Cimarronas, Santa Gertrudis, Cacaluta, Palmillas y Llano Grande. “Siguen padeciendo del problema de la incomunicación por el mal estado en que se encuentran las brechas y caminos de terracería, lo que es peor debido a la suspensión, por más de un año, de los trabajos de la carretera Talpa-Llano Grande-Tomatlán”, advirtió el gestor antorchista Salvador Mateo Martínez.

– En perspectiva

El agua sube

• Las presas a más de 100%

• Los Mezquites (Huejuquilla el Alto); La Sauceda, Juiquinaque, La Duquesa, Peñas de León y La Cantera (Lagos de Moreno); El Salto (Valle de Guadalupe); El Tule (Arandas); San Miguel el Alto (en el mismo municipio); Lugo Sanabria (Degollado); La Colonia y Chila (Zapotlán del Rey); El Nogal (Tapalpa); Huejotitlán y La Yerbabuena (Teocuitatlán de Corona); Villaseñor (Valle de Juárez); Trigomil y Tacotán (Unión de Tula); El Pochote (Tecolotlán); Miraplanes (Tenamaxtlán); Corrinchis (Mascota); Santa Rosa (Amatitán); laguna Colorada (San Juanito de Escobedo); La Vega (Ameca); Hurtado (Acatlán de Juárez); Los Sauces (Ixtlahuacán del Río) y Los Gigantes (Cuquío).

Scroll to top