Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Abogan por la verificación

Abogan por la verificación

El nuevo equipo es casi a prueba de corrupción; obliga a talleres a afinar bien. Falta difundir las bondades del programa, que pueden llevar a un ahorro de 30 por ciento en combustible 
Los nuevos equipos para verificar posibilitarán la entrega de  hologramas de colores, acordes a la antiguedad del auto.
Los nuevos equipos para verificar posibilitarán la entrega de hologramas de colores, acordes a la antiguedad del auto. Foto: Giorgio Viera
 
Guadalajara/Agustín del Castillo. PÚBLICO-MILENIO
 
La verificación de vehículos no es un proceso engorroso que carezca de sentido para el ciudadano, pero hace falta promover sus ventajas, que no son sólo ambientales.

Que un auto compacto gaste unos cuatro mil pesos menos de combustible por año es un dato que se debe resaltar, opina Antonio Pérez Vargas, uno de los seis comercializadores certificados del equipo de verificación que se distribuye actualmente en los talleres acreditados de la ciudad.

“Hablar de 20 a 30 por ciento de ahorro de combustible no es poca cosa, y eso es el beneficio que tiene un auto por afinar; es muy importante resaltarlo, la verificación confirma que el motor del auto haga bien el proceso de combustión, lo que tiene como beneficio agregado alargar la vida de ese motor”, pone en relieve.

“No afinar es tirar el dinero, más allá de que se violen leyes o normas […] se trata de apostar por la educación de los automovilistas, hacerles notar que les conviene”, enfatiza.

El sistema ideado por la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) no deja en manos de los mecánicos el cumplimiento; los integra en un procedimiento de controles que garantiza que los autos sean bien afinados; así, la verificación se puede ver como el examen que acredita un buen trabajo mecánico.

En el programa anterior, el taller mecánico “era el juez y el jurado”, pues nadie podía certificar que su trabajo tuviera la calidad necesaria, y muchos hologramas simplemente se vendían.

El nuevo programa, agrega Pérez Vargas, incorpora todo el conocimiento y la experiencia del Instituto Nacional de Ecología (INE); Porfirio Franco, de esa entidad gubernamental, ha elaborado un manual que sirve de guía para un buen modelo de verificación.

De este modo, en la ciudad de México, el modelo de verificentro ha evolucionado con la incorporación del software y ha hecho mucho más difícil la corrupción, pues los datos de la verificación de un automóvil son inmediatamente registrados en todo el equipo de cómputo y no se pueden manipular.

Pérez Vargas muestra cómo se verifica con el nuevo equipo en el programa que recién entra en vigor. Se trata de un pequeño gabinete que incluye una PC, un monitor, una impresora, una serie de dispositivos para medir los gases. En automático se hace la lectura conectando el medidor al escape del motor en marcha, un proceso que se lleva de seis a diez minutos, y se imprime el resultado. Si pasa, se obtiene el holograma; de lo contrario, se indica que no y se ofrecen los elementos que hay que corregir para regresar al taller de afinación y pasar la prueba.

La zona inferior del equipo está cerrada y no puede ser abierta por el que ofrece el servicio; sólo la puede abrir para mantenimiento quien lo vendió, y el personal de la propia secretaría. “Es nuestra caja negra”, afirma.

¿Cuánto tiempo se tarda en armar este equipo?

Una máquina se lleva alrededor de diez a doce horas hombre de trabajo, es obviamente mano de obra sumamente calificada.

Una vez entregado el equipo, “el dueño del taller es responsable por calarlo cada 50 vehículos; ¿cómo se cala? En la charola de debajo de este equipo vienen tanques de gas-patrón […] el aire del tanque debe ser medido para garantizar que el equipo trabaja bien”.

Aunque se esperaba que el nuevo Programa de Afinación Controlada arrancara con el año, ésta se ha ido demorando debido a las complicaciones con la llegada de los equipos y su puesta a punto. Sin embargo, dueños de talleres refirieron que para el 16 de febrero se espera regularizarlo finalmente y ya contar con los hologramas necesarios, según promesa de las autoridades.

Para no olvidar

Los talleres con verificación pretenden regularizar el servicio a partir del 16 de febrero

Antes de verificar, usted debe afinar su auto, dependiendo del kilometraje acumulado desde la última afinación

Una vez afinado, presentarse a verificar, si no pasa la medición de gases, debe ir con ese veredicto a su mecánico y reclamar que el proceso se haga bien

La verificación se hace en un tiempo máximo de diez minutos, y no puede ser manipulada, pues el sistema de medición tiene candados, y si se “trampea”, el equipo se descompone

La afinación constante alargará la vida de su motor y reducirá su gasto de gasolina, no es sólo un trámite engorroso para proteger el aire

Quienes no cumplan con el calendario oficial de afinación controlada (suspendido momentáneamente mientras se pone en marcha el nuevo programa) pueden ser multados. La sanción es de 20 salarios mínimos, equivalente a 1,065 pesos.

Scroll to top