Esta aqui:Inicio » Agua » Agua, servicio público que exige aporte privado

Agua, servicio público que exige aporte privado

La IP es necesaria para avanzar más rápido, asegura el director de Banobras

Controles gubernamentales garantizan no perder dimensión pública, advierte

Guadalajara. Agustín del Castillo. Público-Milenio

La intervención de la iniciativa privada para resolver los grandes retos del agua no es una imposición, sino una buena opción para acelerar las soluciones y ampliar los recursos financieros, técnicos y humanos que exige el sector, advirtió el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), Daniel Robles Ferrer.


“La inversión privada es una solución, una alternativa que ayudaría a alcanzar mejor operatividad, mayor eficiencia, y mejores sistemas. También puede asegurar la operación a largo plazo y la viabilidad de muchos proyectos. Creo que este esquema de inversión sería muy conveniente”, señaló al participar en la XXII convención anual de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), que se realiza en esta ciudad.


En ese sentido, el Fondo Nacional de Infraestructura (Finfra) del gobierno federal plantea como condicionante para sus inversiones, precisamente dar paso a la participación privada, lo cual no significa que los servicios dejen de ser responsabilidad pública.


“Las cosas han venido mejorando, se han venido haciendo con mayor eficiencia y se está avanzando cada vez con una mayor rapidez para poder cubrir todas las necesidades que existen. Ahora, es fundamental la participación del sector privado porque no se tienen los recursos que se requieren para dar las coberturas que se establecen como metas y que requiere el país”.


Dicha participación “debe regularse adecuadamente […] los controles y los candados que se ponen son necesarios para evitar problemas”, pues resulta evidente que al tratarse de un servicio público, la idea de negocio debe supeditarse a esa calidad.


Estos conceptos fueron vertidos en el panel sobre “financiamiento de la infraestructura de agua y saneamiento”, en la que también intervino el subdirector general de agua potable, drenaje y saneamiento de la Comisión Nacional del Agua (CNA), José Ramón Ardavín Ituarte.


Éste último aseguró que la prioridad es el desempeño y la profesionalización de los organismos operadores de agua potable y alcantarillado del país, así como su fortalecimiento institucional, lo cual debe estar garantizado más allá de los cambios de administraciones municipales y en general los vaivenes políticos.


Habló de las metas del gobierno federal. Por ejemplo, la eficiencia de los organismos operadores: elevarla en ocho puntos porcentuales la eficiencia global promedio, al menos en 80 organismos operadores, correspondientes a poblaciones mayores a 20 mil habitantes, lo cual demanda una inversión de 19 mil millones de pesos entre 2007 y 2012.


“Con estas inversiones, incrementaremos el porcentaje del 36.2 por ciento que se tenía a finales de 2006, al 44.2 al término de la presente administración, con lo cual estaremos fortaleciendo el desarrollo técnico y la autosuficiencia financiera de los organismos operadores del país, a través del incremento en su eficiencia global y la prestación de mejores servicios”, aseguró.

Claves

Un sector rezagado

Uno de los principales problemas de los sistemas de abastecimiento de agua potable en México es su baja eficiencia: apenas cobran 36 por ciento del agua, pierden 38 por ciento en fugas y 26 por ciento se pierde vía subsidios, volumen facturado no cobrado, deficiencias en el padrón de usuarios y clandestinaje, según la CNA

La eficiencia global del servicio en México está debajo de países como Colombia y Chile, con 54 y 63 por ciento, respectivamente; y muy distante de naciones europeas como Inglaterra, Italia, Francia y Alemania, que tienen 67, 69, 71 y 87 por ciento en el rubro

El sector hidráulico del país demanda inversiones en abastecimiento de agua potable por 77 mil millones de pesos, en alcantarillado por 37 mil mdp, y en saneamiento por 34 mil millones de pesos, lo que exige una inversión anual de 28 mil millones de pesos, que este año se logrará pro primera vez en 30 años

El Programa Nacional Hídrico 2007-2012 busca mejorar la productividad del agua en el sector agrícola, incrementar el acceso y calidad de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento; promover el manejo integrado y sustentable del agua en cuencas y acuíferos; así como mejorar el desarrollo técnico, administrativo y financiero del sector hidráulico.

Otros objetivos: consolidar la participación de los usuarios y la sociedad organizada en el manejo del agua y promover la cultura de su buen uso; prevenir los riesgos derivados de fenómenos hidrometeorológicos y atender sus efectos; evaluar los efectos del cambio climático en el ciclo hidrológico y crear una cultura contributiva y de cumplimiento a la Ley de Aguas Nacionales en materia administrativa.

Fuente: CNA

Scroll to top