Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Aire sucio, el paraíso de las normas mexicanas

Aire sucio, el paraíso de las normas mexicanas

En 15 ciudades del país, entre ellas Guadalajara, se exige a las autoridades mexicanas que las normas de calidad del aire sean menos permisivas y se adopten los criterios de la Organización Mundial de la Salud.

Por Sergio Hernández Márquez / Fotos: Galería de Hazla de Tos en Flickr

Al mediodía del martes 28 de febrero en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, un pequeño grupo de manifestantes de las organizaciones Femibici y GDL en Bici comenzó a colocar mascaras antigas a las esculturas de Rita Pérez de Moreno, José Clemente Orozco y Rafael Preciado Hernández.

Igual que en Guadalajara, la escena se repitió en sitios públicos de la Ciudad de México, Monterrey, Aguascalientes, Cuautitlán Izcalli, Chihuahua, Mérida, Mexicali, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Saltillo, Tijuana y Torreón, siendo el blanco de las acciones las esculturas de destacados personajes de la historia, puesto que la campaña se hizo llamar “Respirar No es Cosa de Héroes”.

La protesta en estas ciudades tenía el mismo propósito: presionar a las autoridades mexicanas, para que se modifique la normatividad en materia de calidad del aire, la cual permite que los ciudadanos respiren altas concentraciones de contaminantes sin que esto se considere algo irregular.

¿Una muestra? En México, el aire puede estar, en un periodo de 24 horas, 160 por ciento más contaminado de partículas conocidas como PM2.5, y 140 por ciento arriba de PM10 respecto a los criterios adoptados por la Organización Mundial de la Salud, sin que en el país se considere como oficialmente fuera de norma.

Lo que sucede con las normas mexicanas permisivas y la realidad se puede mirar cada día en la Zona Metropolitana de Guadalajara, sobretodo en las mañanas. Mientras cualquier persona ve una nata de contaminantes flotando sobre la ciudad, lo cual se intuye que no es bueno, los valores que emite la red de monitoreo atmosférico de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno de Jalisco indican que no hay una calidad del aire fuera de norma.

Esta situación ha llevado a algunos medios de comunicación, como Mural, a publicar en fechas recientes una serie de notas que ponen en entredicho la veracidad de la información que sobre calidad del aire difunde la dependencia, confrontando imágenes de una ciudad contaminada con los bajos valores de puntos imeca que emite la red de monitoreo. El fondo del asunto es el que los colectivos y ONGs de diversas partes del país ponen ahora sobre la mesa.

Además de lo que sucede con el material particulado que flota en el ambiente de las ciudades mexicanas, la Organización Mundial de la Salud indica la necesidad de regular de forma estricta otros contaminantes criterio como es el caso del ozono, el dióxido de nitrógeno y el monóxido de carbono.

Las diferencias entre lo que se debiera permitir, según la OMS, y lo que es aceptable por las normas mexicanas se puede ver con claridad en la siguiente tabla, donde se aprecia un caso con parámetros escandalosos, el del dióxido de azufre, que la Secretaría de Salud acepta en la norma que pueda estar concentrado mil 340 por ciento más que lo señalado por la OMS.

Por lo anterior es que el 16 de enero comenzó públicamente en la Ciudad de México una campaña donde diversas organizaciones sociales advertían que la mala calidad del aire en las ciudades del país generaba 14 mil 700 muertes al año, de acuerdo con información de la misma OMS, cifras dadas a conocer por el Instituto Mexicano para la Competitividad, la Red Nacional de Ciclismo Urbano, El Poder del Consumidor, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Bicitekas, y Por los Derechos de la Infancia en México.

Respirar de forma constante aire contaminado trae muertes prematuras y daños en los sistemas respiratorio y cardiovascular. El siguiente es un enlace a una amplia información de la OMS sobre la relación entre calidad del aire y salud: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs313/es/index.html .

El 7 de noviembre de 2011 en Jalisco se presentó el Programa para Mejorar la Calidad del Aire 2011 -2020 que propone para la entidad una serie de acciones y estrategias encaminadas para tal fin. Al evento asistió Sandra Denisse Herrera Flores, sub secretaria de Fomento y Normatividad de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
Al ser cuestionada sobre el rezago de las normas ambientales mexicanas respecto a las de la Organización Mundial de la Salud, comentó que ese era un asunto de la Secretaría de Salud que no estaban considerando impulsar desde la Semarnat. Lo que sí han estado buscando, según Herrera Flores, es presionar a Pemex para que distribuya gasolinas de mejor calidad cumpliendo así con la norma que obliga vender gasolina magna de bajo azufre desde 2009, sin que esto haya ocurrido, como tampoco sucede con el diesel.

El Instituto Mexicano para la Competitividad, la Red Nacional de Ciclismo Urbano, El Poder del Consumidor, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Bicitekas, y Por los Derechos de la Infancia en México han presionado a la Comisión Federal para Prevenir Riesgos Sanitarios (Cofepris), de la Secretaría de Salud, que es la dependencia responsable de la actualización de las normas de calidad del aire.

De acuerdo a un comunicado de las ONGs, los funcionarios han expresado disposición a realizar las actualizaciones, y que incluso están por emitir el anteproyecto de una nueva norma que establezca el criterio para evaluar la calidad del aire, con respecto a los límites máximos permisibles de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) específicamente benceno, tolueno, etilbenceno y xileno (BTEX), mismos que sólo se miden en la Ciudad de México, sin que haya legislación que obligue a hacerlo.

Lo que preocupa de los funcionarios de la Cofepris es que no informa cuando hará las adecuaciones y si efectivamente va a adoptar los criterios que señala la Organización Mundial de la Salud como adecuados para los habitantes de las ciudades.

El movimiento de los activistas es denominado Hazla de Tos por un Aire Limpio y puede seguirse en twitter siguiendo la cuenta @hazladetos o al tema #cofcofcofepris .

La siguiente es una nota sobre el tema que apareció en Canal 44, la señal de TV de la Universidad de Guadalajara:

Scroll to top