Esta aqui:Inicio » Política Ambiental » Aprueban fracking en México, con votos del Partido Verde

Aprueban fracking en México, con votos del Partido Verde

Implica la inyección de agua y químicos al subsuelo para obtener gas

Uno de los pozos de exploración de gas shale, ubicado en Nuevo León. Foto: Héctor Guerrero

Uno de los pozos de exploración de gas shale, ubicado en Nuevo León. Foto: Héctor Guerrero

Por Sergio Hernández Márquez

21 de julio de 2014.- Como parte de las reformas de las leyes energéticas, el Senado de la República aprobó con los votos del PRI, PAN y Partido Verde que en México pueda ser posible la obtención de gas mediante la práctica conocida como fracking, que implica la inyección al subsuelo de millones de litros de agua limpia mezclada con químicos para fracturar las rocas, provocando la emisión del llamado gas shale, gas esquito, gas de lutita o gas pizarra.

Los senadores de estos tres partidos políticos no consideraron suficientes las pruebas en diversas partes del mundo, incluso México, de que el fracking provoca sismos que afectan el suelo y dañan las viviendas, como en Nuevo León.

Tampoco les importó que en el proceso requiera obligatoriamente la utilización del agua limpia disponible, y que en la obtención de gas shale se generen emisiones de otros gases que afectan la salud de los pobladores que habitan cerca de los pozos de extracción.

Por insólito que parezca, en la votación realizada el viernes la bancada de senadores del Partido Verde Ecologista de México aprobó la iniciativa de avalar la fractura hidráulica en el país, mientras que la oposición fue asumida por el Partido de la Revolución Democrática, junto al diputado del PAN Javier Corral.

La bancada del Partido Verde en el Senado está conformada por Pablo escudero Morales, Jorge Emilio González Martínez, Ninfa Salinas Sada, Juan Gerardo Flores Ramírez, María Elena Barrera Tapia, Luis Armando Melgar Bravo y Carlos Alberto Puente Salas.

La postura del Partido Verde es la misma que mantuvo el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, del mismo partido, quien dijo públicamente, el 28 de mayo que la fractura hidráulica no era una práctica de riesgo para el medio ambiente.

“Eso de que el fracking usa productos químicos contaminantes es totalmente falso, es muy bajo el uso de químicos que se le pone al agua que se le inyecta y en la mayoría de los casos son productos biodegradables y que se les da tratamiento antes de depositarlos o extraerlos” según Guerra Abud.

Esa misma fecha, el secretario aseguró que el control de la posible contaminación la ejercería la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente, creada ya con la reforma energética.

Aquí un documental, llamado Gas Land sobre las afectaciones de la práctica de la fractura hidráulica en Estados Unidos

Scroll to top