Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Aprueban Mirasierra en zona boscosa de Zapopan

Aprueban Mirasierra en zona boscosa de Zapopan

Autoriza Semarnat el cambio de uso de suelo. La ley señala que sólo se otorga por excepción y no se puede dar en zonas incendiadas

Por Sergio Hernández y Agustín del Castillo. Imagen: Proyecto Mirasierra desarrollado por grupo GVA

10 de noviembre de 2012.- El fraccionamiento Mirasierra, que se proyecta sobre 900 hectáreas, en una zona boscosa del municipio de Zapopan, fue autorizado por la delegación Jalisco de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a pesar de las severas dudas de que los funcionarios estén respetando la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

De forma frecuente, el Comité Salvabosque Tigre II denunció incendios forestales en la zona asegurando que eran intencionales para limpiar de vegetación el predio y urbanizarlo después. Por esta razón manifestaron su molestia ante el aval otorgado por la Semarnat a Mirasierra.

El cambio de uso de suelo no se realizará sobre la totalidad de las 900 hectáreas del proyecto, sino sólo en 58.7 hectáreas ubicadas en la zona del bosque del Nixticuil. El corporativo pretende urbanizar 441.2 hectáreas. El resto serían áreas que los inversionistas pretenden dejar como áreas boscosas, de conservación.

El delegado de Semarnat Jalisco, Gerardo González Blanquet, no ha querido dar su versión de los hechos de Mirasierra, al igual que en otras recientes autorizaciones cuestionadas como la que otorgó para modificaciones a la zona federal de la Laguna del Tule, en Cihuatlán, y la tala de árboles en un predio del Nevado de Colima.

El Artículo 117 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable indica lo siguiente:

* La Secretaría sólo podrá autorizar el cambio de uso del suelo en terrenos forestales por excepción previa opinión técnica de los miembros del Consejo Estatal Forestal de que se trate y con base en los estudios técnicos justificativos que demuestren que no se compromete la biodiversidad, ni se provocará la erosión de los suelos, el deterioro de la calidad del agua o la disminución en su captación.

*Los usos alternativos del suelo que se propongan deberán ser más productivos a largo plazo.

* No se podrá otorgar autorización de cambio de uso de suelo en un terreno incendiado sin que hayan pasado 20 años, a menos que se acredite fehacientemente a la Secretaría que el ecosistema se ha regenerado totalmente

 

No hubo incendios, dicen

A pesar de las múltiples denuncias de fuego en los terrenos de Mirasierra, para la Semarnat estos hechos no se acreditaron, de acuerdo con el subdelegado de Protección Ambiental de la dependencia, Isidro Lucio Virrueta. Por ello autorizaron el trámite de cambio de uso de suelo con la clave 14/DS-0584/06/11, que inició el 14 de junio de 2011.

Las indagatorias por incendios las realizó la delegación Jalisco de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). De acuerdo con Lucio Virueta, también se pidió el apoyo de la Secretaría de Marina para que emitiera un dictamen que habría salido negativo y fue lo que consideraron para otorgar el permiso de cambio de uso de suelo.

Lo anterior causó la molestia del Comité Salvabosque en Defensa del Bosque del Nixticuil, quienes dieron a conocer su postura a través de una carta:

“Los terrenos de Mirasierra han sido deliberadamente incendiados los últimos ocho años para acabar con la vegetación y facilitar los cambios de uso de suelo forestal. Se transgrede la norma de protección de más de nueve especies de flora y fauna, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presenta información falsa e incompleta; habrá afectación grave a la cuenca del río Blanco por la devastación de áreas donde la infiltración de agua es alta; serán talados miles de árboles en una zona de por lo menos 60 hectáreas y se producirá colapso vial por el aumento de tráfico que traerán 20 mil autos”, dice la misiva dirigida a la opinión pública.

Días antes de la autorización, el Comité Salvabosque ya había mostrado su malestar por la autorización que se veía venir.

“Nos parecen indignantes las declaraciones que Isidro de Jesús Lucio Virrueta, subdelegado de Protección Ambiental de la Semarnat, ha hecho ante los medios de comunicación en los últimos días; además de solapar nuevamente a los fraccionadores GVA, GIG y Tierra y Armonía, promotores del megaproyecto Mirasierra, habla para confundir a la opinión pública con argumentos contradictorios: por un lado confirma que se presentaron siete incendios en terrenos no boscosos, y después dice que no hay certeza de si los incendios sucedieron o no dentro de los polígonos que Mirasierra pretende urbanizar”, señalaron la semana pasada.

“Sin embargo, finalmente asegura Lucio Virueta que en los próximos días se emitirá formalmente la resolución del cambio de uso de suelo para este megaproyecto porque a la Secretaría no le compete investigar incendios sino evaluar el impacto ambiental, algo que a todas luces están pasando por alto ya que al aprobar el cambio de uso de suelo, están avalando un megadesarrollo con el que grandes capitalistas de este país quieren destruir y despojarnos de un espacio natural que además es parte fundamental del patrimonio cultural y geológico de la ciudad de Guadalajara; sin embargo, la Semarnat considera que tal atrocidad se puede compensar con 2 millones de pesos”.

Para los defensores del área, con el proyecto habrá una sobrexplotación de agua, además de contaminación por el líquido residual hacia los arroyos de la zona.

Scroll to top