Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Aviones detectan contaminación

Aviones detectan contaminación

Naves no tripuladas encuentran una docena de descargas sobre el Río Santiago; Semades descarta que estén relacionadas con las industrias de El Salto

Evelyn Águila – EL INFORMADOR

Con los aviones no tripulados adquiridos por el Gobierno del Estado se logró detectar más de una docena de puntos de descargas contaminantes clandestinas hacia el Río Santiago, donde en febrero pasado presuntamente cayó el niño Miguel Ángel López Rocha y murió por ingerir altas cantidades de arsénico.

Huellas frescas de volteo de camiones y pipas, tubería que vierte aguas negras y desechos domésticos, ha sido lo encontrado hasta el momento con el barrido realizado por personal de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa).

En entrevista con EL INFORMADOR, la secretaria estatal de Medio Ambiente (Semades), Martha Ruth del Toro Gaytán, aseguró que luego de estas evidencias, iniciarán una investigación exhaustiva para dar con los responsables de estas descargas irregulares, porque si bien ya ubicaron los puntos de mayor problema, sigue incierto el origen de esta contaminación.

Las funcionaria descartó, de manera preliminar, que estas descargas contaminantes estén conectadas con las empresas asentadas en El Salto, pues están convencidos de que otros giros están “aprovechando” la contaminación del Santiago para seguirlo ensuciando.

“Tenemos datos muy valiosos. El avión no tripulado que compró el Gobierno del Estado se rentó para determinar sitios muy puntuales de descargas. Se hizo un barrido muy completo en sitios específicos de descargas de contaminantes que no necesariamente están unidos o vinculados a una empresa, sino que son sitios donde simplemente se advierte que ahí están las descargas, pero que no se sabe a dónde están conectadas”.

Insistió en que están trabajando en varios frentes para llegar al origen de la contaminación de este río, que mantiene en alerta sanitaria a las poblaciones de El Salto y Juanacatlán.

“Son bastantes (las descargas), por lo menos una docena de puntos importantes que se tienen que investigar con mucho cuidado”, para luego crear una figura jurídica que permita al Estado sancionar fuertemente a los contaminadores.

Ayer, en rueda de prensa, el titular de la Proepa, Fernando Montes de Oca, confirmó que hasta el momento se han realizado dos sobrevuelos y adelantó que vendrá uno más.

El procurador ambiental —quien se abstuvo de revelar los puntos clandestinos de descargas encontrados para no entorpecer las investigaciones— dijo que con estos aviones no tripulados cuentan con evidencias fotográficas de las descargas.

Para lograr un mejor resultado, no sólo pidió el apoyo de los presidentes municipales de Juanacatlán y El Salto, sino también el de las policías municipales y ciudadanos, quienes pueden denunciar de manera anónima cualquier irregularidad.

Gestionan inspección a nivel federal

Para la secretaria estatal de Medio Ambiente, Martha Ruth del Toro, resulta inoperante el poner a disposición inspectores que únicamente acompañen al personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a realizar recorridos de vigilancia de lo que se descarga a ríos y arroyos, por lo que están gestionando a nivel federal un convenio de coadyuvancia.

De lo que se trata, dijo, es de que elementos de la Proepa puedan desarrollar labores de inspección similares a los que realiza la Conagua, pero sin necesidad de su presencia, como lo ha venido condicionando la dependencia del agua en la región.

Scroll to top