Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Carretera viola cuatro decretos de protección en la sierra

Carretera viola cuatro decretos de protección en la sierra

Anomalías: no autorizaron cambiar uso de suelo forestal en la vía que construye el gobierno estatal en el norte de Jalisco, ni se ha pedido la esencial opinión de la Conanp para estas obras.

El plantón en el paraje conocido como La Ciénaga de los Caballos persiste, pues los wixáricas de Tuapurie se oponen a la carretera. Fotos: Iván García

Agustín del Castillo – PÚBLICO

Al construir la ruta pavimentada Bolaños-Huejuquilla, el gobierno de Jalisco violó cuatro declaratorias que protegen los recursos naturales de la sierra huichola, al no obtener permisos de cambio de uso de suelo forestal en ningún punto de sus 137 kilómetros de longitud, concluye una investigación de Conservación Humana, AC, organismo asesor de las comunidades wixáricas.

Se trata por un lado del área federal de protección de recursos naturales Distrito de Riego 043, creada desde el gobierno de Miguel Alemán Valdés y recategorizada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en 2003, lo cual demuestra su vigencia legal.

Por otro lado, existen las designaciones para amplias porciones territoriales de la zona como región terrestre prioritaria número 60, región hidrológica prioritaria número 22 y dos áreas de importancia para la conservación de aves: C-55 y NE-37; calificación que les dio entre 1997 y 1998 la Comisión Nacional para Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), entidad del gobierno mexicano (ver los mapas anexos).


Otra omisión importante es que, según el reglamento federal sobre áreas protegidas, la Conanp debe opinar sobre cualquier obra que se realice al interior de una reserva ecológica, como es este caso. Además, la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) está obligada a considerar los valores y fragilidades naturales que señalan los expedientes de las regiones prioritarias de Conabio, para determinar la viabilidad de algún proyecto.

Conservación Humana, AC, presidida por Humberto Fernández Borja, realizó una investigación en el Instituto Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ifai) para recabar información de las autorizaciones emitidas por el gobierno federal a favor del proyecto carretero en la sierra.

“Explícitamente, la Semarnat informa que no existe la autorización de cambio de uso de suelo. Estos documentos probatorios tienen validez legal. Como sabrán, el uso de suelo en terrenos forestales es uno de los instrumentos básicos en la legislación ambiental federal. Así que lo que ya se ha hecho en todo el tramo carretero constituye un delito señalado en el Código Penal de la Federación. Esto es válido desde Bolaños hasta Huejuquilla”, señaló Fernández Borja, en un correo electrónico dirigido a Público.

Añadió: “En la MIA [manifestación de impacto ambiental] del tramo que va del kilómetro 29 al 61, una de las condicionantes clave es justamente el que se obtenga la autorización de cambio de uso de suelo; de otra manera no es válida la MIA”.

Por si fuera poco, “una buena porción del tramo Bolaños-Tenzompa se encuentra en un área protegida federal, el Distrito de Riego 043 [área de protección de recursos naturales]; también atraviesa diversas regiones prioritarias según la Conabio. Esto del área protegida federal es importante, ya que los delitos ambientales que ocurren en ella tienen mayor castigo, de acuerdo con el Código Penal Federal”.


• Los indígenas ven riesgos y oportunidades con la carretera, pero el gobierno les falsificó una asamblea para pasar la obra por allí.

El especialista consideró que “la delegación Jalisco de la Profepa [Procuraduría Federal de Protección al Ambiente] —y en general, toda la Profepa en sí— está encubriendo estos delitos, ya que todas las irregularidades son de su conocimiento; incluyendo el hecho de que no hay autorización de cambio de uso de suelo, de que las MIA no son válidas, y de que tampoco hay permiso de aprovechamiento forestal, lo que implica una tala ilegal” al abrir la servidumbre de la carretera.

A su juicio, la propia Profepa estaría cometiendo otro acto delictivo “al encubrir los delitos referidos”.

Los huicholes de Tuapurie (Santa Catarina) se oponen a las obras porque destruyen sus sitios sagrados y sus bosques, y han montado un plantón desde el 11 de febrero pasado en el paraje denominado Ciénaga de los Caballos.

También se irritaron ante la falsificación, por el gobierno, de una asamblea de comuneros presuntamente a favor de las obras (ediciones de este diario del 16 y 20 de febrero de 2008). Son dueños de 19 de los 137 kilómetros de la carretera, y aunque la Profepa les dio en parte la razón y la justicia federal les brindó una “suspensión de plano” contra las obras en el juicio de amparo 596/2008, persisten en su plantón hasta que el gobierno de Jalisco les reintegre a plenitud los derechos presuntamente violentados.

Los informes

El 5 de diciembre de 2006, la delegación Jalisco de la Semarnat emitió de forma condicionada la autorización de impacto ambiental, en modalidad particular, del proyecto de carretera estatal Bolaños-Huejuquilla, entre el kilómetro 29.14 y el 61.

“Esta delegación […] condiciona la realización del proyecto a que la promovente, previo al inicio de las actividades contempladas, obtenga la autorización de cambio de uso de suelo de terrenos forestales. En caso de que realice cualquier tipo de actividades […] sin haber dado cumplimiento a este término, la promovente [el gobierno de Jalisco] se hará acreedora a las sanciones establecidas por el título sexto capítulo IV de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente”. Por ello, la autorización surtirá efecto legal sólo con el permiso de cambio de uso de suelo, señala el oficio SGPARN.014.02.01.01.1230/06.

El resto de los tramos carreteros no cuentan con MIA autorizada, se supone que debido a que no afectarían superficie forestal, aunque la realidad demostró ser diferente: la Profepa clausuró el 28 de febrero pasado el tramo 70.4 km a 89.58 km, correspondiente a la comunidad de Santa Catarina, debido a que allí se derribaron de forma ilegal 437 árboles (Público, 29 de febrero de 2008).

Conservación Humana, AC, hizo gestiones ante el IFAI para saber el estado de las gestiones en toda la carretera; a su vez, la Semarnat informó de este procedimiento.

“En respuesta a su solicitud: copia de la autorización de cambio de uso de suelo forestal otorgada al proyecto carretera Bolaños-Tenzompa-Huejuquilla el Alto, Jalisco; proyecto que se pretende desarrollar en los municipios de Bolaños, Mezquitic y Huejuquilla el Alto, todos ellos en el estado de Jalisco, a través de la Secretaría de Finanzas/Sedeur [Secretaría de Desarrollo Urbano] […] la Dirección General de Gestión Forestal y de Suelos [de la Semarnat] notificó a esta unidad de enlace lo siguiente: le informo que no se han emitido autorizaciones para el proyecto de que solicita información. No obstante, se recibieron dos solicitudes de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, para distintos tramos de carretera, en los municipios de Bolaños-Huejuquilla [sic], respecto de los cuales no se emitieron autorizaciones” (folio 0001600041008 enviado el 26 de febrero de 2008).


• Un amparo ante la justicia federal y una clausura total temporal de las obras ha logrado Tuapurie en 40 días de plantón.

El 4 de marzo de 2008, el documento con folio 0001600040808, de la Semarnat al IFAI, reitera la no existencia de alguna autorización en la materia.

Pese a estas evidencias, hace dos días, en la costera Tomatlán, el gobernador Emilio González Márquez, en entrevista con diversos medios, descalificó la oposición a la carretera huichola: “Evidentemente hay cosas que están pasando que no tienen que ver con cuestiones ambientales, hay intereses de algún tipo —no los logro identificar—, pero hay interés en que esa región no esté bien comunicada ¿Quién puede tener interés? No lo sé” (La Jornada, 20 de marzo de 2008).

– Claves
Una región que se debe proteger

• El área de protección de recursos naturales denominada “Cuenca Alimentadora del Distrito de Riego 043” incluye las subcuencas de los ríos Ameca, Atenguillo, Bolaños, Grande de Santiago, Juchipila, Atengo y Tlaltenango; abarca un millón 553,438 hectáreas de los estados de Nayarit, Jalisco, Zacatecas, Durango y Aguascalientes, y fue creada por el presidente Miguel Alemán en 1949 (decreto fechado el 3 de agosto de 1949)

• Dicho decreto permanece en vigor, en virtud del acuerdo del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Lichtinger Waisman, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 25 de octubre de 2002, en que dicha zona fue recategorizada

• En el caso del norte de Jalisco, están involucrados los municipios de Chimaltitán, Bolaños y Mezquitic, aunque el rescate de la vieja reserva ecológica sólo ha comenzado en 354,849.11 ha correspondientes a la cuenca del río Ameca. Allí se tiene el “laboratorio” de experiencias que posteriormente se pretende aplicar al rescate del polígono de la Sierra Madre Occidental, donde se ubican los huicholes

• Sin embargo, de derecho, se trata de una auténtica área natural protegida, y debe observarse la legislación especial existente para éstas: los proyectos de infraestructura deben ser consultados con la Conanp y las sanciones a la ley son más severas

• La zona alberga también la región terrestre prioritaria 60, “sierra los Huicholes”, sobre 1,852 kilómetros cuadrados de Jalisco y Nayarit, por donde surca casi 80 por ciento del trazo carretero. “El proyecto tiene como objetivo general la determinación de unidades estables desde el punto de vista ambiental […] que destaquen la presencia de una riqueza ecosistémica y específica comparativamente mayor que en el resto del país, así como una integridad ecológica funcional significativa y donde, además, se tenga una oportunidad real de conservación”, señala la Conabio

• Es también parte de la región hidrológica prioritaria “Río Baluarte-Marismas nacionales”, de 37,768 kilómetros cuadrados. “En mayo de 1998, la Conabio inició el Programa de Regiones Hidrológicas Prioritarias, con el objetivo de obtener un diagnóstico de las principales subcuencas y sistemas acuáticos del país considerando las características de biodiversidad y los patrones sociales y económicos de las áreas identificadas, para establecer un marco de referencia que pueda ser considerado por los diferentes sectores para el desarrollo de planes de investigación, conservación uso y manejo”.

• Además, se ubican dos AICAS (áreas de importancia para la conservación de las aves), las C-55 y NE-37. “El programa surgió como una idea conjunta de la Sección Mexicana del Consejo Internacional para la Preservación de las Aves [Cipamex] y BirdLife International. Inició con apoyo de la Comisión para la Cooperación Ambiental de Norteamérica con el propósito de crear una red regional de áreas importantes para la conservación de las aves”

• Los dos mapas anexos, elaborados por Conservación Humana, AC, revelan la ubicación de las zonas protegidas sobre la zona por donde pasa la carretera

Scroll to top