Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Colomos III ya está a la venta

Colomos III ya está a la venta

Pese a los problemas legales del terreno, hace cuatro meses se comercializa un desarrollo inmobiliario de tres torres con departamentos de súper lujo en la zona de recarga de acuíferos.

La vista que tendrán los departamentos (lado izquierdo) es parte de la oferta de venta. La venta va bien, sobre todo para los espacios de 500 mil dólares. Foto: Público

Esperanza Romero – PÚBLICO

La ubicación estratégica y las ventajas ecológicas del predio conocido como Charcos Azules, en Colomos III, pueden significar la condena de esta reserva natural. El terreno que el gobierno del estado compró a sobreprecio, y luego regresó a sus dueños con ventajas para que vieran compensada la cancelación de la operación, es el principal platillo de un proyecto inmobiliario de más de cien millones de dólares que se cocina en la zona norponiente de la ciudad.

Sobre el terreno de 20 hectáreas, ubicado a un lado del bosque Los Colomos, se proyecta la construcción de tres torres con 20 niveles de viviendas exclusivas, de dos y tres recámaras, con accesos privados, elevadores silenciosos de alta velocidad, estacionamientos subterráneos, casetas de vigilancia independientes para residentes y visitantes las 24 horas, terraza club y salón de juegos. El escenario natural es cosa aparte: el desarrollo tendrá la mejor vista del área metropolitana y será catalogado como la auténtica zona dorada. Su nombre es Central Park.

Ofrece lujos y sofisticación, jardines espectaculares, esculturas y obras de arte, lobby de doble altura con fachada de cristal de piso a techo, gimnasio y alberca.

A un costo promedio de 465 mil dólares por departamento (habrá alrededor de 80 por torre, es decir unos 240), se trata de un negocio inmobiliario que supera los cien millones de dólares (doce tantos más que el precio en que se le había vendido al Ejecutivo estatal el terreno en cuestión en la operación que abortó), cuyos inversionistas e impulsores cuentan con poder económico y político, al que le apuestan para librar los obstáculos que puedan interponerse.

“La naturaleza es perfecta, siempre en constante equilibrio. El ser humano busca la perfección, busca el equilibrio”, dice el material promocional de Central Park, proyecto inmobiliario que promueve la firma Lemmus Inver México Real Estate.

El obstáculo para hacer realidad el proyecto es el elemento que se vende: la riqueza natural del bosque. Se vende bien. Y en dólares. Sus desarrolladores se autodefinen como los promotores de un proyecto con responsabilidad ecológica.

En agosto, los nuevos dueños de Charcos Azules presentaron un juicio ante el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) para que se haga efectivo el cambio de uso de suelo que valida la vivienda vertical en la zona de recarga de acuíferos. Allí, donde, por las características ecológicas, en ocasiones anteriores se rechazaron las solicitudes de modificar el uso de suelo, incluso para permitir la construcción de cuatro casas de un solo nivel. Allí, donde se proyectó la Ciudad Judicial federal, pero no se edificó por preservar el entorno y proteger al acuífero de Las Amarillas.

Más allá de los problemas legales para la expedición de las licencias de construcción, pues el Ayuntamiento de Zapopan las congeló (para la zona) por acuerdo unánime de sus regidores, y lo incierto de la fecha para que las tres torres sean realidad, en el papel, Central Park se comercializa exitosamente desde hace cuatro meses con el eslogan “equilibrio perfecto natural”.

Los inversionistas tienen a su favor la omisión del Ejecutivo del estado para emitir la declaratoria de Área Natural Protegida para Los Colomos, en sus tres secciones, que abarca hasta El Polvorín, pese a la petición del Poder Legislativo desde 2005, cuando abortó el proyecto de la Ciudad Judicial. Y el cambio indebido al uso de suelo aprobado por Zapopan en la Administración de Ismael Orozco Loreto, que se buscará que sea declarado nulo (ver aparte).

Central Park ha gustado a grado tal, que en diciembre pasado se agotaron los departamentos de tres recámaras (con superficie de 237.4 metros cuadrados y un costo de entre 500 mil y 600 mil dólares), según informan los vendedores a los interesados en adquirir una propiedad en esta zona de privilegio.

¿Será ardid para despertar la codicia y concretar la venta?, se le preguntó a un empresario experto en bienes raíces interesado en adquirir uno o varios departamentos. Sin titubeos, respondió: “No. Es cierto. Hay mucho interés en vivir donde se aprecia como el mejor proyecto de vivienda vertical de Guadalajara, principalmente por su ubicación y área verde circundante”.

Los tres edificios tendrán sus propias amenidades. Contarán con un espejo de agua alrededor de cada uno. La alberca y el asoleadero estarán en plana alta “para mayor panorámica de los condominios”.

La empresa encargada de la venta lo ofrece como “un nuevo proyecto en Guadalajara, ubicado por avenida Patria, frente al parque Los Colomos y junto al Club Atlas”. Este detalle, el del ingreso al terreno por avenida Patria, que fue observado por este diario cuando el gobierno rescindió las escrituras sin que nadie se enterara, salvo los involucrados, “es lo que da la viabilidad al proyecto, porque ni yo ni nadie compra si no hay entrada y salida por Patria”, apuntó el empresario consultado.

La promotora advierte a quienes solicitan informes que los departamentos disponibles están a precio justo y en preventa, y que la plusvalía día a día será mayor. Lo que tarden los desarrolladores en construir Central Park se reflejará en el incremento del precio de cada metro cuadrado adquirido hoy. Ni el banco, ni el oro, ni el dólar, dejarán tan buen rendimiento por cada peso invertido, prometen.

Así deberían verse las tres torres de Central Park cuando estén listas. Foto: Público

Los departamentos disponibles, de dos recámaras (200 metros cuadrados), tienen un precio que va desde 333,685 dólares, hasta 392,645 dólares (aunque el precio aumenta mes con mes).

La promoción pone énfasis en el entorno: “Imagínese un espacio en el que los elementos se combinen con la perfección de una sinfonía. Bosque, arquitectura, naturaleza y tecnología se vuelven sinónimos en Central Park. La fórmula exacta para gozar de una vivienda completa, con todas las comodidades de un departamento de lujo y la tranquilidad pura de un ambiente natural. Un proyecto en contacto con la naturaleza, donde sus terrazas y sus cristales tintex verdes se encuentran en el escenario ecológico perfecto. Así nace un proyecto con responsabilidad ecológica, el cual preserva grandes jardines y sus lagos naturales, en el cual se crea armonía frente al parque más importante de la ciudad, pulmón ecológico de Guadalajara [Los Colomos]. El equilibrio es el secreto para una vida estable e integral, pera encontrarlo basta una decisión. Tecnología, lujo y naturaleza se funden en Central Park”.

La política de pago es de contado con 10 por ciento de descuento o 90 por ciento de enganche y el resto a la entrega. El convenio es para que el pago se haga efectivo en el plazo de 30 días.

También se ofrecen a plazos de 24 meses sin intereses, pero con 5 por ciento de descuento y 30 por ciento de enganche, o a 48 meses sin intereses pero sin descuento.

El interesado en adquirir una vivienda en Central Park debe dejar diez mil dólares de apartado. Es el precio de vivir “donde el murmullo del agua lo separa del mundo y el viento se lleva una a una sus preocupaciones”.

  • Saludos y felicitaciones a los realizadores de éste valioso blog de divulgación.

    ¡Enhora buena!

    El Tlacuache

Scroll to top