Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Patrimonio » Concluyen que México vulnera derechos humanos en Wirikuta

Concluyen que México vulnera derechos humanos en Wirikuta

La Comisión Nacional de Derechos Humanos señala al Gobierno federal, al de San Luis Potosí y a diversos ayuntamientos por no respetar la Constitución y tratados internacionales

Por Sergio Hernández / Fotos: Wirikuta febrero 2012 – Sergio Hernández

Los derechos humanos colectivos del pueblo Wixárika, reconocidos en la Constitución y en diversos instrumentos internacionales ratificados por el Estado mexicano, han sido vulnerados en Wirikuta concluye la Comisión Nacional de Derechos Humanos en su recomendación 56/2012.

El documento menciona como responsables de esta situación a la Secretaría de Economía, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental del estado de San Luis Potosí, y los ayuntamientos de los municipios de Catorce, Villa de la Paz, Matehuala, Villa de Guadalupe, Charcas, Salinas de Hidalgo y Villa de Ramos, también en San Luis Potosí.

En términos generales, indica la recomendación, las violaciones a los derechos humanos de los wixáritari consisten en las siguientes acciones y omisiones de las autoridades:

a) Impedir el ejercicio de sus derechos como pueblo indígena al disfrute y uso de sus territorios tradicionales, al desarrollo de su identidad cultural y al derecho a ser consultados en los procedimientos para la emisión de cualquier permiso, licencia, concesión y autorización minera que afecten su cultura y territorios.

b) Causar daño ecológico como consecuencia de las actividades mineras que se realizan o realizaron en la región de Wirikuta y en sus áreas limítrofes.

c) Coartar el disfrute del pueblo Wixárika y de los habitantes de los municipios que integran Wirikuta a un medio ambiente sano, al nivel más alto posible de salud y al derecho al agua potable y al saneamiento.

d) Omitir verificar el cumplimiento de las normas en materia minera, ambiental y de aguas nacionales, a través de actos de inspección, vigilancia, verificación y monitoreo, así como no implementar medidas de prevención y mitigación del daño ambiental en beneficio de los habitantes del área Wirikuta y del propio pueblo indígena.

El documento completo de la recomendación 056/2012 puede descargarse AQUÍ

Wirikuta es la denominación que los wixáritari le dieron a uno de sus cinco sitios sagrados, localizado en el cuadrante suroriental del desierto chihuahuense, en el norte del altiplano potosino, en los municipios de Catorce, Charcas, Matehuala, Villa de Guadalupe, Villa de La Paz, Salinas de Hidalgo y Villa de Ramos, en el estado de San Luis Potosí. Este sitio constituye uno de los fundamentos materiales y culturales sobre los que el pueblo Wixárika basa su identidad.

Para ellos, en tal lugar se concluyó la creación del mundo con el surgimiento del Sol, por lo que su peregrinación tiene como objetivo recrear el recorrido que hicieron sus antepasados espirituales para crear el mundo como lo conocemos actualmente, pues en Wirikuta se teje y se sostiene la esencia de la vida del planeta. Los otros 4 lugares sagrados son: a) Huaxamanaka, en el cerro San Bernardino Milpillas Chico, en el estado de Durango; b) Tatei Haramara, en la isla del Rey, San Blas, en el estado de Nayarit; c) Teakata, en Tuapurie, Mezquitic, en el estado de Jalisco, y d) Xapawiyemete, en la Isla de Los Alacranes, en el estado de Jalisco.

Cuestionan reserva minera

La Comisión Nacional de los Derechos humanos considera en la recomendación que la Reserva Minera Nacional sobre 71 mil hectáreas de Wirikuta, creada por el Gobierno federal el 16 de agosto de 2012 para supuestamente resolver el conflicto entre indígenas y mineras, en realidad no soluciona de fondo la problemática existente en Wirikuta ni salvaguarda adecuadamente los derechos humanos colectivos del pueblo Wirárika.

“Si bien la reserva minera es un esfuerzo por parte de las autoridades federales para salvaguardar los derechos del pueblo indígena, esta Comisión Nacional observa que esta declaración no soluciona la problemática de fondo planteada por el pueblo Wixárika, dado que la superficie que actualmente se encuentra concesionada para llevar a cabo la explotación minera, por un lado, es mucho mayor que la que actualmente se incorpora a la reciente creada reserva minera “Tamatsi Paritsika Iyarieya Mataa Hane” y, por otro lado, es más pequeña que el Área Natural Protegida por el estado de San Luis Potosí”, dice la recomendación.

“No hay que olvidar que Wirikuta no es simplemente un polígono geográficamente delimitado, sino un territorio integral que busca proteger todos sus elementos en conjunto, por lo que si bien delimitar algunas zonas como reserva minera es una encomiable medida, no debe ser la única. Este pueblo indígena demanda una solución integral que tome en cuenta su cultura, los recursos naturales de una vasta cantidad de territorio, incluyendo suelo y agua, y la salud y necesidades de los habitantes de la zona”.

La CNDH dio cuenta de la absurda actuación de la Secretaría de Economía, que encabeza Bruno Ferrari.

“Cabe destacar que al requerir a la Secretaría de Economía información relacionada con las empresas que se encuentran realizando actividades mineras, ésta únicamente refirió que se tiene el registro de la emisión de las concesiones mineras o de las solicitudes de concesión, pero que desconoce si se están realizando actualmente actividades, pues tal información sólo se puede conseguir efectuando visitas de inspección; sin embargo, tales facultades de verificación, respecto de la legalidad de los trabajos y obras de exploración y explotación, corresponde a la propia Secretaría de Economía, la cual no las ha ejercido hasta el momento”, indica la página 26 de la recomendación.

 

  • cesar bibriesca

    Hace 5 años de esta noticia ¿como resolvieron este asunto?

Scroll to top