Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Construyen desarrollo sin estudio de impacto ambiental en El Nixticuil

Construyen desarrollo sin estudio de impacto ambiental en El Nixticuil

La Dirección de Ecología de Zapopan tiene “bajo la lupa” a seis fraccionamiento en la zona.
Luis Herrera – El Informador
La instalación de infraestructura que forma parte del sistema de drenaje del fraccionamiento Santa Luza, dentro del área natural protegida del Bosque El Nixticuil-San Esteban-El Diente (Bensedi), ha generado inquietud entre los vecinos del lugar, y alarma en el Comité Salvabosque Tigre II.
Son tres las tuberías que conducirán las aguas hasta liberarlas en una cañada con una importante presencia de árboles frente a la colonia Colinas de los Robles, en el municipio de Zapopan. La considerada Organización No Gubernamental, asegura que la presencia de los ductos data de aproximadamente dos meses.
En dicha cañada existen caminos marcados por el tránsito de las personas. Adrián Hipólito Hernández, integrante del comité, señala que son veredas aprovechadas principalmente por los niños de las colonias en los alrededores que desde hace 30 años cruzan esa área cuando se dirigen a la escuela urbana 984, Ramón López Velarde, la cual se encuentra sobre la calle 8, y que será vecina contigua al fraccionamiento.
El Departamento de Diagnóstico e Ingeniería Ambiental de la Dirección General de Ecología de Zapopan, asegura que la red de canales no será utilizada para las descargas residuales de las casas del desarrollo inmobiliario dentro del Bensedi, sino exclusivamente para las aguas pluviales. 
El titular del departamento, Julio Vizcaíno Gutiérrez, informa que existe una cuarta tubería en el mismo sitio, que se reservará para las aguas negras de Santa Luza, y que deberá cruzar toda la extensión de la cañada dentro del área natural protegida hasta conectarse con las redes subterráneas de drenaje.  
Esa etapa de conexión no ha concluido, dijo, porque los trámites de la compañía constructora ante el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) todavía siguen en proceso.
La cañada, como lo explica Hipólito Hernández, es un “brazo” que pertenece al Bosque El Nixticuil, y que se logró incluirlo en los mapas elaborados a partir del estudio técnico justificativo para su declaratoria de protección; por eso cuestionan que la autoridad municipal haya concedido la instalación de la infraestructura en ese punto del Bensedi. 
Vizcaíno Gutiérrez indicó que los desarrolladores del fraccionamiento les han mostrado su licencia de urbanización y certificado de alineamiento. Se le preguntó si la instalación de la tubería dentro del área natural protegida se realizó con permiso del Ayuntamiento, a lo que respondió que: “Al contar con licencia de urbanización, debe de tener el permiso para instalar esos tubos, y también debe de tener el permiso para el tubo del drenaje”.
-¿La dependencia tiene certeza de eso?
“No sé si la licencia de urbanización contemple ya la instalación de los tubos”
El 5 de enero, EL INFORMADOR se comunicó a Home Financial, compañía a la que pertenece Santa Luza, con la finalidad de averiguar acerca de la utilización que tendrán los ductos y los permisos para su instalación. Miguel Cervantes, gerente de Ventas, dijo que la persona indicada para responder se encontraba en otro número telefónico, el cual proporcionó aunque no se obtuvo respuesta.
Sin estudio de impacto ambiental
En la parte alta de la cañada, son visibles los avances en las acciones de urbanización del fraccionamiento, pues las vialidades de concreto ya están construidas. El Comité Salvabosque también subraya que el desarrollo será un vecino directo del Bensedi, sin ninguna área de amortiguamiento que medie entre ambos; “Increíbles áreas verdes”, es la promesa en el anuncio para los futuros compradores. 
Las obras de Santa Luza entre calles y tuberías, se han efectuado hasta el momento sin que la constructora responsable haya presentado un estudio de impacto ambiental para su revisión por parte de la Dirección General de Ecología de Zapopan.
La licencia de urbanización fue emitida por la Dirección de Obras Públicas de Zapopan, todavía bajo la gestión de la anterior administración, según Vizcaíno Gutiérrez, por lo que la Dirección General de Ecología solicitó un estudio de impacto ambiental del desarrollo hasta el 27 de agosto de 2007, a través de un oficio con el número 1184.
Ala fecha, dicho documento no ha sido entregado a la dependencia municipal. El funcionario asevera que la emisión de una licencia de construcción por parte de la Dirección de Obras Públicas para las viviendas del fraccionamiento, ahora sí, dependerá de la opinión técnica que resulte del estudio de impacto ambiental. 
El funcionario profundizó: “¿Cuál es el problema? Que inician sus trabajos (las constructoras) porque en muchas ocasiones en Obras Públicas les dan la autorización sin previamente exigirles un estudio de impacto ambiental para nosotros. Esa es una problemática que teníamos y que solucionamos solicitando (a Obras Públicas) que no se otorguen licencias si no cuentan con el estudio”.
Son seis los desarrollos inmobiliarios en la zona del Bosque El Nixticuil, cuya presencia la Dirección de Ecología continúa “con lupa”, en palabras de Vizcaíno Gutiérrez.
Mencionó el caso de Santa Luza, La Cima y Verde I Serena: “Todos esos fraccionamientos que están ahí, se emitieron (sus licencias) en la administración pasada y al último”. El Comité Salvabosque confirmó que el comienzo de las obras de Santa Luza se dio en diciembre de 2006.  
 
Lo que dice la ley
La Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de Jalisco, señala en el artículo 29, en su fracción II, que corresponderá a los gobiernos municipales evaluar el impacto ambiental cuando se trate de desarrollos inmobiliarios y nuevos centros de población dentro del territorio municipal.
En la evaluación de impacto ambiental, dice el artículo 30, se requerirá información como la naturaleza, magnitud y ubicación de la obra; sus alcances en el contexto social, cultural, económico y desde luego ambiental; sus efectos directos e indirectos en el corto, mediano o largo plazo y, finalmente, las medidas para evitar o mitigar los efectos adversos. Esta información continúa en el desconocimiento de la Dirección de Ecología, en el caso del desarrollo mencionado.
El artículo 43 del Reglamento de Medio Ambiente y Protección del Municipio de Zapopan, concede facultades a la autoridad municipal para que una vez evaluado el estudio de impacto ambiental, dicte una resolución que puede tener tres sentidos: otorgar o negar la autorización, o emitirla bajo condicionantes para la modificación de la obra “a fin de que se eviten o atenúen los impactos ambientales adversos”
Bensedi en el Congreso
La discusión y posible aprobación de la declaratoria de protección para el Bensedi a nivel estatal, está anunciada para el próximo 10 de enero en el Congreso del Estado de Jalisco, informó Adrián Hipólito Hernández, del Comité Salvabosque.
La votación del decreto de protección, originalmente debió darse el martes 11 de diciembre de 2007, pero fue retirado “porque faltaba la firma de la Comisión de Recursos Hidráulicos”.
Un día antes, el 10 de diciembre, fue el día en que representantes del Ayuntamiento de Zapopan, y del SIAPA, se presentaron en el Bosque El Nixticuil, según dijo Hipólito Hernández, para seguir con las labores de reconocimiento de predios para el plan de instalación de infraestructura del organismo dentro del área natural protegida.
Esa pretensión del SIAPA para construir en el lugar un tanque de abastecimiento, la falta del visto bueno de la Comisión de Recursos Hidráulicos ante el decreto de protección, y la postura aún indefinida del Ayuntamiento de Zapopan acerca de si avalará o no la infraestructura en el bosque, hacen pensar al Comité Salvabosque que precisamente son los planes del SIAPA los que tienen una influencia en el retraso a la concreción de la declaratoria estatal. 
Fallan las brigadas forestales
En las dos últimas semanas, se han suscitado siete incendios en la cañada. Cuatro de estos afectaron zonas arboladas, y el resto solamente pastizales. Adrián Hipólito Hernández, del Comité Salvabosque, aseguró que en todos los casos, a pesar de haber reportado los casos a la brigada forestal de Zapopan, no se hizo presente en ninguno de los siniestros.
Seis de los siete incendios, fueron apagados por el comité y los vecinos del lugar; solamente en uno de los casos contaron con la ayuda de la Dirección de Protección Civil de Zapopan, pues estaba en riesgo una vivienda deshabitada.


¡Capacidad ilimitada de almacenamiento en tu correo!
No te preocupes más por el espacio de tu cuenta con Correo Yahoo!:
http://correo.yahoo.com.mx/

Scroll to top