Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Culpan al río de males

Culpan al río de males

Cofirman estudios del IMSS que la contaminación del Río Santiago provoca diversos males a quienes viven cerca de él


Jesús Martínez – MURAL

Además de las molestias por malos olores y zancudos, los habitantes que viven a las orillas de Río Santiago padecen de diversas enfermedades que, según algunos estudios epidemiológicos de médicos del IMSS, se derivan de la contaminación.

Una encuesta de MURAL aplicada a los habitantes de El Salto y Juanacatlán arrojó que el 45 por ciento de los entrevistados sufre de manera muy frecuente dolores de cabeza y un 40 por ciento de tos.

Otras enfermedades que también padece al menos la tercera parte de los adultos son malestares estomacales, infecciones en los ojos, fluido nasal constante y náuseas.

Casi la totalidad de los entrevistados, a excepción del uno por ciento, considera que el Río Santiago está muy contaminado y desean que el Gobierno federal intervenga para solucionarlo.

La mayoría de entrevistados, el 71 por ciento, percibe que al Gobierno del Estado le importa poco o nada resolver el problema de la contaminación; tampoco perciben mucho interés en las autoridades de ambos Municipios.

La atención que hasta ahora ha brindado el Gobernador Emilio González Márquez para resolver el problema es reprobatoria y le asignan un 4.3.

La calificación más alta por la atención al problema de la contaminación es otorgada a los mismos habitantes de ambos Municipios al obtener 6 en promedio, seguido de los grupos ambientalistas con 5.8.

A pesar de saber que el Río Santiago está muy o algo contaminado y de aceptar que no es un buen lugar para vivir, el 72 por ciento admitió que sí le gusta vivir ahí.

El problema de contaminación del Río Santiago tiene aproximadamente 35 años, cuando industrias de la región empezaron a desechar en mayor volumen contaminantes al río; la misma cantidad de años es la que tienen los entrevistados en promedio viviendo en ese lugar.

De acuerdo a la encuesta, el 89 por ciento de los entrevistados atribuye la muerte del niño Miguel Ángel López a que tragó agua del río y estarían de acuerdo con que a los municipios de El Salto y Juanacatlán los declararan como zona de emergencia ambiental y zona de acción extraordinaria en materia de salubridad general.

Scroll to top