Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Declara la CNA como información reservada el proyecto ejecutivo de la presa El Zapotillo

Declara la CNA como información reservada el proyecto ejecutivo de la presa El Zapotillo

Jorge Covarrubias – LA JORNADA JALISCO

El proyecto ejecutivo de la presa El Zapotillo no podrá conocerse por dos razones; una es que el documento no está terminado y la otra es que la Comisión Nacional del Agua (CNA) declaró que esa información es reservada, porque su conocimiento público podría “poner en riesgo la vida, la seguridad o la salud de cualquier persona”.

Esa es la respuesta que entregó el organismo a la ciudadana María González en el expediente número 172/2008 con fecha del 14 de agosto de 2008, cuyo documento obra en poder de La Jornada Jalisco. Para asegurarse de que en el futuro no se proporcione dicha información, la CNA la clasificó como reservada, de acuerdo con el artículo 13, fracción IV, de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

María es integrante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec) e hizo su solicitud el pasado 18 de junio del presente año mediante el portal del Sistema de Solicitudes de Información a la Administración Pública Federal (Sisi).

Pidió que se le entregara el proyecto ejecutivo de la presa El Zapotillo, con los detalles de la obra principal y acueductos, anexos, sus costos e impactos sociales y ambientales.

La Unidad de Enlace del Sisi turnó la solicitud, que quedó registrada con el folio Sisi 160100090308, a la Dirección General de la Cuenca Lerma Santiago Pacífico para ser atendida en tiempo y forma.

Derivado de la respuesta del organismo, el Comité de Información del Sisi declaró que los documentos solicitados son inexistentes, debido a que a la fecha se están realizando los estudios para la definición del proyecto ejecutivo.

No obstante la negativa de la CNA a hacer públicos los documentos por el supuesto “riesgo a la vida”, el Comité de Información determinó revocar la clasificación de información reservada que le dio la unidad administrativa del citado organismo a la presa El Zapotillo, en virtud de que no fundamentó el daño presente o probable que pudiera ocurrir con la exhibición pública de los documentos.

El Sisi hace de conocimiento a María González que la resolución es definitiva; sin embargo, tiene el derecho de interponer un recurso de revisión, el cual puede tramitarse en las instalaciones del IFAI en la ciudad de México o a través de la Unidad de Enlace de la CNA en los módulos que tiene instalados en las capitales del país.

En un comunicado de prensa, el Imdec se mostró contrariado con la respuesta del organismo, pues desde hace más de dos meses denunciaron a la opinión pública que los trabajos para levantar la cortina del embalse continúan con la labor de maquinaria pesada.

“Hemos documentado la construcción de caminos, el derribo de árboles y sabemos de la utilización de dinamita, lo cual no es posible entender si no se tiene ya un proyecto ejecutivo y un manifiesto de impacto ambiental”, refieren los ambientalistas.

Con igual malestar se cuestionan por qué entonces la Comisión Estatal del Agua (CEA) y el Instituto Mexicano del Agua (IMTA) no dejan de hostigar y amenazar a los pobladores de las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo en Los Altos de Jalisco.

“No respetando la voluntad de las comunidades, que es de total rechazo a la reubicación de sus hogares y poblados, ni tampoco los compromisos hechos ante representantes de las comunidades el 23 de mayo del presente año, por el gobernador Emilio González Márquez”.

El Imdec refiere que además el gobierno del estado pasa por alto el pronunciamiento que el 13 de agosto realizó la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) para que cese el hostigamiento contra los habitantes y se suspendan las obras.

Añaden que con la continuación de las obras se están incumpliendo los compromisos del ex gobernador Francisco Ramírez Acuña, quien en 2005, al cancelarse la presa de San Nicolás, declaró que, de hacerse otro proyecto, buscaría que no se afectaran núcleos de población.

“Los argumentos de las autoridades para negarnos la información que contiene el proyecto son inaceptables, ya que son el gobierno estatal y federal los que, desde el anuncio del proyecto de la presa, en 2005, y el aumento de la cortina de 80 a 105 metros, en 2007, están poniendo en riesgo la vida, la seguridad y la salud de los pobladores de las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, violando sus derechos humanos e impidiendo que las comunidades afectadas y la sociedad en general conozcamos y estemos informados acerca de este proyecto, que afectará significativamente a estos tres poblados y a toda la región”, concluye la organización.

El próximo 27 de septiembre, la comunidad de Temacapulín celebrará la tradicional fiesta popular de los gallos, cuyo evento se espera que funcione para reforzar la resistencia que han emprendido sus pobladores.

Scroll to top