Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Denuncian ganaderos la muerte de más 70 reses por contaminación

Denuncian ganaderos la muerte de más 70 reses por contaminación

Esta situación está provocando grandes pérdidas económicas, al bajar el precio que se paga por animal, que pasa de cinco mil a mil 500 pesos

Evelyn Águila – EL INFORMADOR

En Juanacatlán y El Salto, la contaminación del Río Santiago no sólo ha deteriorado la calidad de vida de sus habitantes, sino también la producción de los ganaderos que en los últimos dos años han registrado la muerte de más de 70 reses, pero advierten que podrían ser más.

Uno de los afectados es José López Maldonado, ganadero del Ejido Ex Hacienda de Juanacatlán, quien asegura que luego de que sus vacas tomaron agua de un canal proveniente del Santiago, presentaron diarreas agudas, mientras otros productores denunciaron abortos y enfermedades en el páncreas.

“Tomaron agua del trayecto de esa agua que yo estaba utilizando para riego durante tres días —porque al ganado le atrae lo que es agua corriente— no le quiero exagerar, pero a la mayoría de las vacas les dio diarrea.

“Estamos viendo que el agua nos está perjudicando. Nos sale caro medicarlas. Inclusive un toro tomó agua, un toro que vamos a decir está ‘chiquiado’, era un chorro que parecía aventaba banderillas, fuerte la presión del excremento”.

Así narró López Maldonado ante el diputado Jaime Prieto, presidente de la Comisión de Ganadería del Congreso local y otros productores, las severas afectaciones que padece el ganado presuntamente a causa de las contaminadas aguas del Río Santiago y que en la mayoría de los casos terminan muriéndose.

Ayer, el diputado se trasladó hasta las instalaciones de la Asociación de Ganaderos en Juanacatlán, para escuchar sus peticiones que no han tenido eco entre las autoridades estatales.

A la solicitud de ayuda se sumó el alcalde de Juanacatlán, Ramiro Tapia Ornelas, quien advirtió que el número de animales podría ser mayor al que llevan documentado, porque hasta el momento las autoridades en el ramo no han realizado un censo: “Poco a poco los ganaderos van desapareciendo por todos los problemas que enfrentan y más por la contaminación”.

Las denuncias no cesan. Carlos Dueñas Lomelí, presidente de la asociación de ganaderos de El Salto, aseguró que en lo que va del año, al menos se han registrado 15 muertes.

“Se enferman del pancreas, es un desastre. Muchos animales abortan, algunos se hacen resistentes pero ya están dañados, cuando pasan a las carnicerías las víceras ya no sirven”.

Sostuvo que esta situación está provocando grandes pérdidas económicas, al bajar el precio que se paga por el animal, que pasa de cinco mil a mil 500 pesos, “porque los animales ya están flacos”.

Al igual que el ganado, los sembradíos en ambos municipios están resultando afectados, pues los agricultores riegan con aguas negras del Río Santiago.

Scroll to top