Esta aqui:Inicio » Política Ambiental » Desaparecen a activista ambiental en la Sierra de Manantlán

Desaparecen a activista ambiental en la Sierra de Manantlán

Celedonio Monroy Prudencio, líder en la defensa de los derechos indígenas y los recursos naturales, fue secuestrado el 23 de octubre por un comando que viajaba en dos camionetas.

Por Sergio Hernández y Agustín del Castillo / Fotos: Facebook de Celedonio

06 de noviembre de 2012.- Un comando de siete u ocho personas que se trasladaban en una camioneta Suburban y una Lobo, entró la noche del 23 de octubre en la casa de Celedonio Monroy Prudencio, en la Sierra de Manantlán, Los agresores golpearon a su mujer y se llevaron al activista social. Antes de retirarse sacaron el menaje y lo tiraron a un arroyo cercano.

Los hechos ocurrieron en Cuautilán, en la comunidad Loma Colorada, cerca de Telcruz, una de las cabeceras del ejido de Ayotitlán que se ubica en la zona de límites entre Jalisco y Colima, entidades que desde hace años disputan el área, rica en minerales, flora y fauna.

Celedonio es representante de su comunidad, Loma Colorada, ante el Consejo de Mayores en Ayotitlán, y fue funcionario municipal en la pasada administración de ese municipio de Jalisco.


View Larger Map

En una carta emitida este martes a la Procuraduría de Justicia de Jalisco por activistas sociales, académicos y estudiantes, señalan que Celedonio es un activista que ha luchado en contra de los atropellos de los talamontes y de las compañías mineras, quienes de una forma u otra, saquean las riquezas naturales y mineras de la región de la sierra de Manantlán.

“Esta zona, a pesar de ser zona protegida desde 1987, ha sido explotada por grupos sin escrúpulos que violan constantemente la legislación en materia de protección ambiental. Hace aproximadamente tres semanas fueron vistos tres tractocamiones que trasladaban madera en el camino de Telcruz a El Reparo. Los indígenas trataron de interceptarlos, sin embargo fueron amenazados con armas por quienes transportaban la madera”, agrega la misiva.

“Exigimos a las autoridades locales, estatales y federales: la búsqueda y localización inmediata de Celedonio Monroy Prudencio; la intervención inmediata de las secretarías estatales y federales respectivas para detener la tala ilegal de los bosques de la sierra de Manantlán; el respeto absoluto a los derechos humanos de las comunidades indígenas; la protección irrestricta a todos los defensores de derechos humanos, indígenas y ambientales, y el respeto absoluto a las decisiones comunitarias de los pueblos sobre sus recursos forestales y el uso de los recursos mineros”.

Celedonio con el diputado de la LIX Legislatura del Congreso de Jalisco, Gustavo Macías

Celedonio con el diputado de la LIX Legislatura del Congreso de Jalisco, Gustavo Macías

Las investigaciones por parte de la Procuraduría de Justicia de Jalisco no han dado resultados.

Roberto García Avendaño, de Amnistia Internacional, capítulo Colima, dijo a la revista Proceso que el caso de Monroy Prudencio, demuestra que defender el medio ambiente se ha convertido en una labor bastante peligrosa, pues las autoridades en lugar de proteger a los defensores, que hacen el trabajo que ellas deberían estar haciendo, inician procesos penales en su contra o resultan totalmente omisas en garantizar su seguridad.

El viernes 26 de octubre, el diario Vanguardia, de Colima, dio cuenta que el subdirector de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Sergio Venancio Osegueda, de la Universidad de Colima, pidió a los estudiantes alzar la voz para solicitar la aparición de Monroy Prudencio, quien fue alumno de esa institución.

En un auditorio, durante el foro que se celebró para conmemorar el 50 aniversario de Amnistía Internacional, el profesor investigador de tiempo completo dijo: “este joven es alguien como ustedes, que estuvo aquí sentado aprendiendo de nuestros profesores y poniendo en práctica aquellos valores que intentamos inculcarle…, proveniente de una comunidad indígena, últimamente trataba de proteger los recursos forestales de la reserva de la biosfera de la sierra de Manantlán, y hay madereros que están cortando ilegalmente esos recursos y poniendo con ello en peligro una especie de maíz que fue antecesora del maíz moderno”.

Tres líderes más han sido asesinados en los últimos años en esa zona: Nazario Aldama Villa y Aristeo Flores Rolón, representantes de asuntos agrarios del Consejo de Mayores de la Comunidad indígena de Ayotitlán, además del caso del que fuera Presidente Municipal de Cuautitlán de Garcia Barragán. Raúl Delgado.

Scroll to top