Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Desertificación daña 70% del territorio

Desertificación daña 70% del territorio

Agustin del Castillo – PÚBLICO

La desertificación es uno de los problemas ambientales más graves del país. Siete de cada diez hectáreas de las casi 200 millones que forman el territorio nacional afrontan riesgo de pérdida de vegetación y suelos fértiles, como consecuencia de las actividades humanas desordenadas. El ejido Atemajac de Brizuela, en la meseta de Tapalpa, ha entendido el desafío y ejecuta actualmente un plan para reducir el deterioro de sus tierras dedicadas a la silvicultura.

Son ya siete años de trabajo, y los frutos se reflejan sobre 1,350 hectáreas forestales rescatadas por medio de obras de conservación de suelos y reforestación.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) apoya, con ProÁrbol, 20,305 hectáreas de Jalisco en esa situación, con la idea de replicar el proyecto exitoso de esta comunidad agraria de la montaña.

Ayer, en el marco del Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación, la Gerencia Regional VIII Lerma-Santiago-Pacífico de la Conafor realizó una visita al predio Totomina de ese ejido, en donde se realizaron trabajos de restauración de suelos con obras de piedra para la estabilización de taludes y control de cárcavas, así como reforestación.

Adalberto Tejeda Ramírez, técnico del ejido, comentó que el poblado ha reforestado 877 hectáreas con más de dos millones de árboles y ha realizado obras de conservación de suelos en 473 hectáreas, lo que ha significado una inversión de más de dos millones 600 mil pesos durante los siete ciclos en que han contado con financiamiento de la Conafor.

“Estamos realizando obras de conservación para que el suelo no se siga erosionando y, al mismo tiempo, realizando la reforestación para que se cubra de vegetación nuevamente”, explicó el técnico ejidal.

Los cálculos técnicos revelan la pérdida de media tonelada por metro cuadrado en las cárcavas que se han formado en el ejido; es suelo fértil que tarda decenas de años en formarse y se pierde en un solo temporal, con los arrastres. Las obras llevadas a cabo en el predio han logrado detener estos escurrimientos de tierra, aseguró.

Por su parte, Salvador Hernández Diosdado, subgerente operativo de la Conafor en Jalisco, explicó que las consecuencias de la desertificación provocan serios daños para las economías locales, regionales y nacionales.

“Una evaluación mundial realizada en los años noventa, indica pérdidas anuales de 23 mil millones de dólares estadunidenses sobre las tierras de pastizales, de once mil millones de dólares sobre las tierras irrigadas y de ocho mil millones de dólares sobre los cultivos pluviales, es decir, 42 mil millones de dólares por año”, advirtió. Con ProÁrbol se aplican 39 millones de pesos para afrontar el problema en Jalisco.

Scroll to top