Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Desorden urbano responsable del 80% del cambio climático

Desorden urbano responsable del 80% del cambio climático

Jesús Álvarez Flores. Foto: Difunet

Jesús Álvarez Flores. Foto: Difunet

Difunet

7 de noviembre de 2014.- Tras asegurar que las ciudades son las principales responsables del 80% de las condicionantes que producen el cambio climático, el maestro Jesús Álvarez Flores, coordinador de la mesa de Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Vivienda que se desarrollará durante el 10° Foro Internacional Ciudad de México, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático, alertó sobre el impacto ambiental y económico que genera el desarrollo de centros urbanos en regiones de alto valor ambiental, sin planeación y sin control alguno por parte de la Federación o los estados.

“Las ciudades están creciendo en áreas de alto valor ecológico y no tenemos los mecanismos adecuados para evitarlo. El caso de los grandes problemas de inundaciones y grandes zonas de asentamientos humanos afectados es resultado de la falta de control”, explicó el docente al poner como ejemplo el reciente caso de las inundaciones en Acapulco, donde empresas constructoras consiguieron permisos por parte de las autoridades para construir en zonas de manglares y humedales, zonas inundables, planteadas como áreas que deberían protegerse.

En este sentido, Álvarez Flores precisó que actualmente no existen herramientas legales adecuadas para impedir que los municipios autoricen desarrollos habitacionales alejados de los núcleos urbanos. “El problema es que los municipios prácticamente pueden hacer lo que quieren y no hay ningún control de los estados y de la federación”, reiteró, al explicar que el desorden inmobiliario sumado al cambio climático eleva las condiciones de vulnerabilidad de esos habitantes, que pueden perder todo porque su vivienda se construyó en un sitio inapropiado.

El también integrante de la UNAI, Unidad Nacional de Asociaciones de Ingenieros, enfatizó que no se puede tener una política nacional que no incluya mecanismos de control sobre las acciones que están llevando a cabo los municipios. Con este planteamiento, apuntó que el primer paso y el más urgente sería la modificación a la Ley General de Asentamientos Humanos, a fin de redefinir aspectos y contar con mayor control sobre el crecimiento de las ciudades y su planeación.

“Tiene que haber un cambio fundamental en la planeación y control del crecimiento de las ciudades, las políticas de los últimos 12 años permitieron que las ciudades crecieran sin planeación, las constructoras comenzaron a comprar terrenos cada vez más lejos de las ciudades lo que provocó una dispersión, que a la larga fue más grave”, precisa el investigador y anticipa que a los foros organizados por la UNAI, asistirán representantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial (SEDATU), así como de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para exponer los lineamientos nacionales y abundar sobre los programas para amortiguar los impactos del cambio climático.

El investigador explicó que son miles los ciudadanos que pueden resultar afectados si no se modifican las leyes de desarrollo urbano y se coordinan las acciones de los municipios con la política nacional de desarrollo urbano que promueve el gobierno federal, actualmente enfocada a lograr una política de compactación urbana, impulsando que las ciudades crezcan al interior, reusando terrenos baldíos, predios deteriorados o próximos a las ciudades.

El especialista en desarrollo urbano y cambio climático, explica que el crecimiento desordenado de las ciudades está muy ligado al problema de afectación ambiental, pues a mayor distancia entre centros de trabajo y zonas de vivienda, la gente encuentra mayores problemas para trasladarse, carece de servicios y diariamente deben recorrer kilómetros, provocando un incremento de contaminación y acumulación de gases nocivos.

En este sentido, explicó que a diferencia de la política habitacional que se impulsó desde el año 2000, cuando el objetivo era generar vivienda masiva, incluso otorgando subsidios a los grupos constructores, actualmente se busca aprovechar los desarrollos existentes o promover modificaciones cercanas a los centros de trabajo a fin de que las viviendas cuenten con todos los servicios y la transportación ocurra de una manera adecuada, lo que permitirá un menor impacto en el medio ambiente, aseguró.

“No se tuvo una coordinación adecuada del sector desarrollo urbano con los constructores y esto hizo que en un momento dado se disparara la construcción de vivienda en todo el territorio nacional, dificultando a la gente la posibilidad de transportarse a sus centros de trabajo, porque además no tenían servicios”, señaló el investigador, quien subrayó la existencia de fraccionamientos construidos hasta a 30 kilómetros de las ciudades, los cuáles hoy se encuentran en condiciones de abandono y deterioro.

Finalmente, el maestro Álvarez Flores precisó que durante los foros sobre cambio climático que la UNAI celebrará los días 12, 13 y 14 de noviembre en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y del 24 al 26 de noviembre en la ciudad de Oaxaca, tendrán la oportunidad de revisar la problemática de las ciudades, del desarrollo urbano en el país y como de alguna manera las ciudades son responsables del mayor impacto en cuanto a lo que es el cambio climático, casi el 80% de las condicionantes que provocan este problema, concluyó.

Scroll to top