Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Destaca Santa Anita en separación de basura

Destaca Santa Anita en separación de basura

Mariana Jaime – MURAL

Cartones, vidrio, latas, cáscaras, ramas y pasto, no se mezclan en los botes de basura del Condominio Santa Anita, en Tlajomulco, desde hace dos años.

La separación de desechos se convirtió en un ejercicio diario para los habitantes de este fraccionamiento, en donde los administradores implementaron un programa ecológico a raíz de su interés por un entorno más limpio.

En un principio, la tarea no se hacía al interior de las casas sino hasta que los desechos salían de éstas, lo que implicaba un costo más elevado para el condominio.

Ricardo Castañeda García, gerente de mantenimiento del Condominio Santa Anita, comentó que para operar este sistema buscaron asesoría de la organización Langmesser y Asociados, que ofrece orientación y capacitación en separación de desechos.

“Se intentó separar la basura y buscar proveedores para que la compraran; fue una prueba piloto, pero se decidió tomar de lleno este programa alrededor de hace dos años”, dijo.

“La primera acción que se hizo fue contratar a la señora Silvia Langmesser, que es una especialista en entrenarnos a nosotros en cómo vamos a hacer para separar la basura”.

La primera parte del programa fue capacitar a todos los empleados domésticos por ser ellos quienes están en contacto directo con la basura y, posteriormente, se impartió una plática a los condóminos y al resto de empleados.

Antes de aplicar el programa, el fraccionamiento enviaba todos los desechos al tiradero de El Salto, pero este año el comité interno de ecología decidió contratar a un particular que recolectara los reciclables y otro más que se hiciera cargo de los orgánicos.

Ahora, las 70 toneladas de follaje que en promedio genera el condominio por mes, se depositan en un terreno en el que el propietario las convierte en composta para luego venderla.

Lo reciclable lo recoge la empresa Soporte Empresarial en Reciclados, al igual que los residuos tóxicos y sanitarios para enviarlos al tiradero.

Por la recolección de reciclables el condominio paga 4 mil 500 pesos semanales. La intención es lograr que todo lo que desechan sea reciclable para dejar de pagar, pero sólo el 5 por ciento de los habitantes lo hace impecablemente, el 90 por ciento sigue en proceso de aprendizaje y el otro 5 por ciento se muestra renuente.

Scroll to top