Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Disfrazan anuncios en señales viales

Disfrazan anuncios en señales viales

Pablo Sepúlveda- MURAL

Cientos de empresas descubrieron la manera de atraer clientes gratis, ya que a lo largo de la ZMG han plantado “señales” que indican su existencia y su ubicación al disfrazarlas de señalética vial.

Estos letreros aparecen cada día plantados en aceras y camellones, que son propiedad municipal y aunque sus reglamentos prohíben su colocación, los Ayuntamientos se hacen de la vista gorda, desconocen su existencia o simplemente no toman medidas para su retiro.

El “camuflaje” con el que se esconde esta publicidad, se basa en formatos de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SVT) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en las que dan indicaciones para llegar a sus instalaciones.

Todo tipo de giros han aprovechado esta “promoción” cortesía de los Municipios: moteles, fraccionamientos, agencias de autos y centros nocturnos, entre otros.

La fórmula consiste en fondo verde o azul con letras blancas, para no fallarle, junto al nombre del negocio se pone una flecha con los kilómetros que faltan para llegar, y para “justificar” su colocación dan recomendaciones viales.

Un ejemplo es el señalamiento que comparten Burger King y Starbucks Coffee de Las Fuentes, que se puede ver al salir del paso a desnivel de López Mateos en dirección de norte a sur, y que indica el ingreso a dichos establecimientos.

Por la misma vía, pero del Camino al ITESO hacia Tlajomulco, los anuncios de los desarrollos residenciales ya se adueñaron del paisaje.

La SVT se deslindó de ser la dependencia que los regule. El Manual de Dispositivos para el Control de Tránsito en Calles y Carreteras de la SCT indica que se deben controlar.

“Las autoridades competentes para controlar, fiscalizar y supervisar la utilización del derecho de vía, con ayuda de la fuerza pública, podrán retirar o hacer retirar, sin previo aviso, cualquier rótulo, señal o marca que afecte o constituya peligro para la seguridad de la vía o los usuarios”, indica el capítulo 1 de manual.

Zapopan, Guadalajara, Tonalá y Tlaquepaque tienen en sus reglamentos que la publicidad de la vía pública no debe ser parecida a las señales.

“Los anuncios no deben tener semejanza con los signos o indicaciones que regulen el tránsito, ni presentar superficies reflectoras parecidas a la que usan en sus señalamientos las autoridades competentes en materia de vialidad”, indica el artículo 23 del reglamento tapatío.

Pablo Aguilar Lucio, director de Inspección de Reglamentos de Zapopan, dijo que en gestiones anteriores se permitió la colocación de estos anuncios a cambio de una aportación de la empresa al DIF.

Atiborran a Tlajomulco de señales irregulares

En Tlajomulco de Zúñiga no saben ni por dónde les pegan, ya que entre nuevos desarrollos residenciales y otros giros comerciales, se han encargado de atiborrar el Municipio de señalética publicitaria que está fuera de la ley.

Fraccionamientos, restaurantes y moteles, principalmente, han ido llenando el trayecto de Prolongación López Mateos, desde el Periférico hasta llegar a la cabecera de Tlajomulco, con señalamientos similares a los que utiliza la Secretaría de Comunicaciones y Transportes o la Secretaría de Vialidad y Transporte.

No obstante, dichas estructuras sólo promocionan los negocios, brindan indicaciones para llegar a ellos y además, carecen de permiso municipal.

Esta información “engañosa” tiene todo el sur de la Zona Metropolitana de Guadalajara saturada de contaminación visual, ya que por cada desarrollo habitacional, hay varios anuncios en los que se va indicando el kilometraje restante para el ingreso, así como la existencia de retornos necesarios para llegar.

Incluso, hay algunas escuelas que también aprovechan para promocionarse aunque sea en pequeños letreros.

Jesús Arreola Chávez, maestro en urbanismo con doctorado en transporte en Alemania, lamentó la doble intención que existe en algunas señales de este tipo.

“Veo que se coloca señalética con los rasgos y características de lo que es la señalética formal, indicando un fraccionamiento, una calle, indicando la dirección a una calle y por ahí aparece el nombre del fraccionamiento, es un poco hacer el comercial y supuestamente guiar a las personas para conducirlas a ese nuevo fraccionamiento”, advirtió Chávez Arreola.

A diferencia de otros municipios que sí lo prohiben, el reglamento para anuncios de Tlajomulco de Zúñiga no restringe el uso de formatos de señalética vial para que las empresas se publiciten.

Pero el verdadero dolor de cabeza para el Municipio no es el formato de las “señales” colocadas por decenas en las avenidas, sino que todas carecen de permiso del Ayuntamiento.

María Magdalena Hernández García, oficial mayor de Padrón y Licencias de Tlajomulco, aseguró que aunque el Ayuntamiento sí realiza operativos para ubicar dicha señalética “pirata” y carente de autorización, el personal y presupuesto limitan la efectividad en la ejecución.

Hernández García reveló que cada vez que retiran las estructuras, las empresas las reemplazan rápidamente, además, advirtió que en la dependencia carecen de equipo o maquinaria para quitar las de mayores dimensiones, entre ellas algunos espectaculares.

“Es una política desgastante, ya que quitas uno y al otro día ya pusieron uno nuevo”, manifestó la funcionaria municipal.

Las multas que la dirección de Padrón y Licencias puede levantar a estas empresas que violan el reglamento van de los 300 a los mil pesos, que según la funcionaria, es mucho menos que los costos de colocación de un letrero nuevo por parte de los infractores, o de los gastos de operación por parte del Municipio.

Para la titular de Padrón y Licencias, el colmo es cuando las empresas se inconforman por el retiro de sus anuncios, a pesar de que nunca tuvieron licencia municipal.

“Los fraccionadores no tienen vergüenza, vienen y piden que les devuelvan sus letreros que fueron retirados”, agregó Hernández García.

Scroll to top