Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El alcalde es responsable “por omisión”

El alcalde es responsable “por omisión”

Es “imposible” que el edil desconozca el problema, dice representante.

Agustín del Castillo – PÚBLICO

Verdaderamente nos sentimos como si estuviéramos de luto, porque sentimos que la ley no se aplicó como debió de haberse aplicado en este asunto tan importante para toda la gente de la zona metropolitana de Guadalajara”, advierte Juan Martínez López, del grupo disidente de Santa Ana Tepetitlán, que lidera el ejidatario Tranquilino Flores Aguilar.

Los campesinos le han pedido al alcalde Juan Sánchez Aldana que decrete un área protegida municipal en las 552 hectáreas que dejó descubiertas el amparo 413/2001, pero, además, “que haga funcionar las direcciones generales de Inspección de Reglamentos y de Obras Públicas, porque han sido omisas en detener toda esta invasión, y hasta cierto punto nuestros representados han venido interpretando la presión que el presidente municipal está sufriendo por diferentes intereses urbanísticos, uno de ellos que es el señor Jorge Vergara, que está interesado en conectar lo que viene siendo El Bajío, que es donde va a constituir el desarrollo JVC de las Chivas, con estas tierras, y de algún modo quiere buscar darle plusvalía pero utilizando este terreno de 641 hectáreas”.

En cuanto al amparo, “se trataba de la defensa del bosque La Primavera, ¿por qué no actuó? ¿Qué pasó con el ayuntamiento? ¿Por qué razón le interesó quedarse en el silencio?”.La prueba del “doble discurso” de Zapopan es que promete contener la urbanización, pero construye infraestructura para propiciarla.

“No son ajenos a la apropiación ilegal de este territorio comunal; están perfectamente detalladas sus actuaciones de despojo, de simulación, de violaciones a los reglamentos y a la ley; realmente hay una burbuja de impunidad que ha propiciado exponer la integridad física de los ejidatarios que están en contra de ese tipo de arbitrariedades, y como ya han de saber hubo un triple homicidio la semana pasada, un asesinato de ejidatarios que han venido participando dentro de esta vida agraria, lo cual demuestra el riesgo que tiene enfrentar a esta especulación”.

—¿Usted implica directamente al alcalde, que esté enterado de estos fraccionamientos y los esté autorizando de manera verbal?

—Hay una situación que pudiera ser así, y deberíamos de ser benévolos para ver si está o no está haciéndolo, pero esto se lo dejamos a ustedes para que lo analicen. El día de ayer estuvimos en el potrero de Las Lomas y sucede que, en una gran superficie, con maquinaria pesada tumbaron cerros, los árboles los tumbaron, están llevando a cabo acciones claras para urbanizar esa superficie que son alrededor de doce hectáreas, y pensar que el presidente municipal está recargado en una hamaca por ignorancia o desconocimiento es muy difícil […] También nos parece muy grave que verdaderamente la ciudadanía no se inconforme y que el presidente municipal, al igual que los regidores, estén involucrados en esta serie de situaciones.

—Al menos por omisión…

—Sí, al menos por omisión, porque por desconocimiento es imposible.

Scroll to top