Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » El automóvil, monstruo que contamina

El automóvil, monstruo que contamina

No creo que haya algún invento que produzca mayor huella ecológica, señala la responsable del programa de Verificación Vehicular de Semades.

Por Agustín del Castillo / Foto: Flickr del Colectivo Ecologista de Jalisco

En la zona conurbada de Guadalajara, 1.7 millones de automotores particulares generan 87.8 por ciento de la contaminación atmosférica que se registra en la red de monitoreo atmosférico de la ciudad, mientras que las empresas aportan el 3.3 por ciento y el resto diversas fuentes, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades).

Por esta razón, y que en todo Jalisco la cifra de vehículos registrados suman 2.7 millones es que la dependencia centra parte de su atención en los autos particulares.

“Al auto se le considera de las máquinas más ineficientes que se han inventado; le metes un litro de gasolina y las estimaciones más favorables indican que 30 por ciento de ese litro es el que se aplica en el movimiento del vehículo, lo demás se transforma y se vuelve contaminante”, argumenta Dulce María García Bogarín, responsable del programa de Verificación Vehicular de Semades.

Añade que del 100 por ciento del padrón vehicular, menos del 2 por ciento son unidades del transporte público y en cifras redondas el 98 por ciento son vehículos particulares.

“…es decir, son los que principalmente generan la problemática ambiental…, recordemos que 83 por ciento de nuestro parque vehicular tiene más de 15 años, y evidentemente se tiene que estar al pendiente de si tiene su convertidor catalítico, si hay escurrimientos del motor, si hay mantenimiento preventivo, que es el que nos va garantizar una mejor calidad del aire”.

El hecho de que se maneje un auto “del año”, no implica estar fuera de culpa en lo que se refiere a emisiones contaminantes.

“En promedio, los vehículos 2012 y 2011 arrojan, según una estimación de parte de la secretaría, cerca de 56 kilos por año de contaminantes. Los vehículos modelo 2010 a 1994, que tienen convertidor catalítico, promedian 260 kilos, y los de 1993 para atrás, que no tienen el convertidor, andan en 800 kilogramos al año”., argumenta García Bogarín.

Los datos aplican siempre y cuando se trate de vehículos debidamente afinados. Si carecen de éste servicio, las emisiones pueden multiplicarse hasta por tres.

El 4 por ciento de los vehículos que circulan en Jalisco son modelo 2011 y 2012, y les corresponde un holograma de verificación vehicular de color verde. Este grupo tiene un promedio de cumplimiento de verificación que ronda arriba del 70 por ciento.

A los vehículos modelo 1994 a 2010 les corresponde un holograma de color amarillo. Son el 42 por ciento del padrón vehicular y cumplen en alrededor del 52 por ciento.

Los autos que deben portar un holograma color rojo son los modelo 1993 para atrás, que con el 52 por ciento del padrón vehicular, grupo del que sólo el 17 por ciento cumple con el programa de verificación.

Scroll to top