Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El bosque, amenazado con actividades “agresivas”

El bosque, amenazado con actividades “agresivas”

Agustín del Castillo – PÚBLICO

Si La Primavera no avanza en resolver sus grandes pendientes, “conforme avanza el tiempo, la posibilidad de utilizar el bosque como área protegida para un desarrollo natural será cada vez más remota, apareciendo esquemas de explotación cada vez más agresivos y causando un impacto en muchas ocasiones irreversible”, advierte el director de la demarcación, José Luis Gámez Valdivia.

Según el Plan de Acción para el Bosque La Primavera, “se requieren ocho millones de pesos [anuales], los cuales se están solicitando con programas de protección, fomento y producción”; no obstante, “lo real es lo siguiente: por parte del gobierno estatal, la aportación que brinda [de 6.66 millones de pesos] es el eje principal para darle vida a esta Dirección Técnica; es importante resaltar que el Ayuntamiento de Guadalajara, a pesar de no tener un solo metro cuadrado dentro del bosque aportó un millón de pesos; lamentablemente, el resto de municipios que tienen superficie dentro del polígono [Zapopan, Tala, Arenal y Tlajomulco] no aportan nada”. Y con esos recursos hay que hacer todo.

Entre los grandes pendientes, está el “ordenar el uso público” del área natural, agregó Luis Gámez.

El lugar con mayor visitación, con 300 a 500 vehículos el fin de semana, es el ingreso de avenida Mariano Otero. “Hasta hace dos meses, éstos se estacionaban de manera desordenada, afectando la circulación de los mismos y provocaban accidentes; en la actualidad se acondicionaron dos lugares para estacionamiento en el derecho de vía y funciona bien hasta el momento”, refiere el funcionario.

Además, “se les avisa a las personas que el ingreso con mascotas no será permitido, optando la mayoría por regresarse”; también “se ha tenido que sacar a vehículos todo terreno [4X4] cuyos propietarios organizan tours dentro del bosque”, y causan gran daño a los ecosistemas.

Un segundo aspecto es la falta de infraestructura para cuidar la reserva. “En cuanto a caminos, en este temporal, sin duda el mayor daño se da en la ruta de ingreso por Mariano Otero, del kilómetro 6 al 81.5”; las reparaciones han comenzado pero el fuerte se hará con el “módulo verde” de la Secretaría de Desarrollo Rural, que llega en octubre.

En cuanto a la brigada de incendios, se negocia una mejora de condiciones laborales de sus miembros. Hay ya catorce elementos, la mayoría de reciente contratación, que se encargan de la vigilancia y del control de ingreso.

El plan de manejo se está reformando, “este es un trabajo en coordinación entre la Conanp, la Seder y la Dirección Técnica del Bosque La Primavera; el avance es significativo, falta validar la zonificación, y esperamos cumplir con esta meta antes de concluir el año”.

Un cuarto aspecto esencial es “contener el crecimiento de la mancha urbana; sin duda, la situación incubada en el ejido Santa Ana […] hasta el momento es el golpe más duro recibido”; sin embargo, se avanza ya en acciones “para recuperar esta superficie [de 552 hectáreas] y poderla manejar con un sentido de sustentabilidad”.

Otros retos: pagar más y mejor los servicios ambientales, incorporar a los propietarios al manejo del bosque, mejorar la administración, la educación ambiental, el combate de incendios y reducir la contaminación por basura, dice el director.

Scroll to top