Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El Bosque Mésófilo del Nevado de Colima es la primera reserva estatal que es protegida

El Bosque Mésófilo del Nevado de Colima es la primera reserva estatal que es protegida


Alejandra Guillén . EL INFORMADOR

Rodeado de largas cabelleras verdes que cubren árboles larguchones de más de 50 metros, y a través de las cuales se filtra la luz que explota la intensidad de los colores de uno de los ecosistemas más biodiversos del país, el titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Ernesto Enkerlin, se expresó “conmovido” porque se ha concretado la iniciativa para declarar el Bosque Mesófilo del Nevado de Colima, como la primera Área Natural Protegida estatal.

La protección de siete mil 213 hectáreas que comprenden los municipios de San Gabriel, Tuxpan, Zapotitlán de Vadillo y Zapotlán El Grande, está publicada desde el 15 de julio. Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) realizó el evento público ayer, en la parte alta de esta “fábrica de agua”, en un acto en el que estuvieron autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), alcaldes, rectores de la Universidad de Guadalajara y otros funcionarios estatales.

Ernesto Enkerlin señaló que “tener un bosque como éste, que es como una esponja de agua, y un volcán juntos, tal vez solo exista en México, y sobre todo que esté tan bien conservada. Y así como decimos que en 1917, Carranza publicó la primera área natural protegida en el país; en Jalisco podemos decir que en 2009 se creó la primera”.

Resaltó que el Gobierno Federal tiene como objetivo proteger tres ecosistemas prioritarios: los manglares, los bosques mesófilos y los arrecifes.

La titular de Semades, Martha Ruth del Toro, resaltó que el actual director del Parque Nacional Nevado de Colima, José Villa Castillo, también será el responsable del Parque Estatal Bosque Mesófilo y tendrá un presupuesto de cuatro millones de pesos para este año, “que permitirá hacer efectivo el programa de conservación y manejo”.

Los funcionarios hicieron énfasis en que habrá apoyos federales para los ejidatarios que actualmente viven de sus tierras, ya sea por explotación agrícola o forestal, y que en las próximas semanas comenzarán a revisarse proyectos con los que puedan atraer recursos.
Uno de los indígenas nahua presentes, señaló en entrevista que se alimenta de lo que siembra. Ahora, comenta que le darán 15 mil pesos anuales por hectárea y “veré que más hago para que me alcance”.

Scroll to top