Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El río no mató al niño: Salud

El río no mató al niño: Salud

Las autoridades de Salud ya admitieron la grave contaminación del río. Foto: Marco A. Vargas

Maricarmen Rello/ Sonia Serrano – PÚBLICO

El río no fue”: ésta es la sentencia del secretario de Salud en Jalisco, Alfonso Gutiérrez Carranza, quien opinó que no se puede negar la contaminación en el río Santiago, pero los niveles de metales pesados no están fuera de norma, por lo cual se está buscando “la verdad” sobre la intoxicación por arsénico que ocasionó la muerte del niño Miguel Ángel López Rocha.

En el transcurso de los próximos días se tomarán 414 muestras de orina y/o cabello a habitantes de las localidades de El Salto y Juanacatlán, que incluyen a los niños con quienes el pequeño Miguel Ángel convivía e incluso a su familia —siempre que se cuente con su consentimiento—, informó el secretario, tras señalar que el costo aproximado de todo el estudio ronda los 489 mil pesos e incluye búsqueda de 22 metales pesados. Además se pagarán diez mil pesos mensuales por honorarios a la médica responsable, cuyo contrato no excederá los tres meses.

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) arrancó acciones en busca de dichas personas. A la fecha, se estableció la metodología y los presidentes municipales trabajan en el listado de las personas que serán sujetas al estudio y en recabar la firma de su autorización. Posteriormente, “entre el jueves próximo y principios de la semana entrante”, personal de salud tomará las muestras según la instrucción de la toxicóloga Luz María Cueto, quien está a la cabeza del estudio. Algunas muestras se analizarán aquí y otras serán enviadas a un laboratorio en el estado de Texas (EU) para cotejar los resultados, que estarán en tres semanas a partir de la toma de muestras.

El secretario comentó que los niveles de arsénico reportados en el organismo de Miguel Ángel están muy lejos del registro de este metal pesado en las aguas del Santiago, y que varios estudios coinciden en lo anterior. “El río no, el río no es como fuente de arsénico. Estamos buscando la verdad, pero no es el río… porque tendríamos que tener más personas afectadas”.

Ayer, Gutiérrez Carranza dio a conocer también el resultado del cuarto estudio que la Secretaría de Salud practicó al menor de edad antes de su fallecimiento, una muestra de sangre que se envió al laboratorio en Texas y cuyo resultado fue negativo a la presencia de arsénico. Así, tres de los cuatro análisis realizados al niño son negativos (pruebas de sangre analizadas por el laboratorio estatal, el laboratorio privado Care, en esta ciudad; y el laboratorio de Texas), y sólo el primero, una muestra de orina del 2 de febrero analizada por el laboratorio de Microanálisis, es positivo. No obstante, refirió que la dependencia tomó como válido éste, puesto que en los otros casos las muestras de sangre se tomaron cuando el menor ya recibía “quelantes”, los anticuerpos contra la intoxicación por metales pesados.

Que el río sea el culpable “no lo estamos descartando nosotros completamente en este momento”. Tenemos un caso único “y por eso estamos haciendo este estudio tan importante para saber a ciencia cierta la verdad”. Comentó que hay plaguicidas y raticidas que contenían arsénico, pero ya salieron de circulación, por lo que deberá ahondarse en buscar la fuente de contaminación.

A la fecha, la presunción es que el niño ingirió arsénico tras caer al río Santiago y bebió de sus aguas que están contaminadas y con presencia del metal pesado, aunque, según el secretario de Salud, los niveles del mismo “están dentro de la norma”.

Compran la versión local

El caso de la muerte del menor Miguel Ángel López Rocha y la contaminación del río Santiago ya se convirtió en un asunto de la agenda federal de salud y medio ambiente.

Al menos así lo declaró José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud federal, quien aseveró que su dependencia ya trabaja en el tema de la contaminación del río Santiago junto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Pero, al igual que el gobierno de Emilio González Márquez, el secretario federal descartó que la muerte del menor Miguel Ángel López Rocha se debiera a que bebió agua del río Santiago, aunque no hay duda que murió por arsénico. Claramente el gobierno federal compró la versión del gobierno estatal. “La determinación de niveles de arsénico en ese río está dentro de los niveles aceptables, digamos. De ninguna manera pudo representar eso la causa de su muerte”, declaró en entrevista para Radio Metrópoli. Tal como su par de Jalisco, dijo que “seguramente la muerte del niño fue por intoxicación de arsénico, pero a través de otro vehículo”.

Salud niega información a diputados sobre El Salto
(Guadalajara• Sonia Serrano Íñiguez)

Ante la negativa del secretario de Salud, Alfonso Gutiérrez Carranza, de dar información sobre la situación epidemiológica en el río Santiago, a su paso por El Salto y Juanacatlán, el Congreso contempla acudir a la Ley de Transparencia. Así lo planteó el diputado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Jorge Villanueva Hernández, quien dijo que no es la primera vez que esa dependencia no responde a oficios del Poder Legislativo.

Al recibir formalmente el informe especial que envió la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), el presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, José Luis Treviño Rodríguez, recordó ayer el planteamiento que se hizo a la Secretaría de Salud, por parte del Legislativo, para que entregara información sobre la incidencia de enfermedades gastrointestinales, dermatológicas, respiratorias e incluso algunas más delicadas, como cáncer o leucemia, al que no hubo respuesta.

En el informe de la CEDHJ se recomienda a la Secretaría de Salud la realización “de brigadas y programas para la detección de cáncer desde su primer nivel hasta un estado avanzado”, a lo que no ha dado cumplimiento. José Luis Treviño recordó que, ante las quejas de los habitantes de esos dos municipios, él presentó un punto de acuerdo para pedir un informe sobre padecimientos en la zona.

Treviño señaló que la única información que tienen es la que se ha publicado en los medios, pero la Secretaría de Salud no ha enviado una respuesta por escrito. Dijo que volverá a enviar un oficio, “no nada más en relación a esta solicitud, sino a otras que tenemos pendientes”.

Jorge Villanueva indicó por su parte que “es frecuente que no llegue la información de la Secretaría de Salud”, por lo que planteó que, “ante la propia negativa por la vía ordinaria, irnos por la Ley de Transparencia para exigir esta información”. Entre los datos que se han pedido a la dependencia estatal y que no ha entregado, está el porcentaje de cumplimiento de las recomendaciones que hizo la Organización Panamericana de la Salud sobre el río Santiago.

Treviño dio cuenta también de un oficio que envía la Secretaría de Medio Ambiente en el estado, en el que les informa que se encontraron descargas irregulares en aguas de empresas tequileras y porcícolas, pero que la facultad de sancionar es de la Comisión Nacional del Agua. En cuanto al gobierno del estado, afirmó que prácticamente ha dado cumplimiento a las recomendaciones de la CEDHJ.

Scroll to top