Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El Santiago “no está tan contaminado”, afirma CCIJ

El Santiago “no está tan contaminado”, afirma CCIJ


El coordinador de los industriales, dispuesto a “echarse un buche” de agua. Javier Gutiérrez Treviño pide esfuerzo conjunto para limpiar el afluente.

Patricia Romo – PÚBLICO

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Javier Gutiérrez Treviño, minimizó el problema de la contaminación en el río Santiago y aseguró que está dispuesto a echarse “un buche de agua” de ese afluente para demostrar que “no está tan contaminado”.

El industrial aseguró que son intereses políticos de gente interesada en impedir que se construya la presa Arcediano, la causa de que se haya exagerado en torno a la contaminación y lamentó que se esté satanizando a la industria que, dijo, “aporta solamente 5 por ciento de los contaminantes” detectados en el río.

Estas declaraciones se dieron apenas un día después de que la Asociación de Industriales de El Salto (AISAC), en voz de su vicepresidente, Rubén Reséndiz, reconoció que 50 por ciento de sus 150 agremiados no cuenta con planta de tratamiento de aguas, lo que ha contribuido a la grave contaminación del río Santiago, y pidió al gobierno buscar y sancionar a las empresas responsables de ensuciar el afluente (Público, 20 de febrero de 2008).

“Con un buche de agua ahí de seguro nadie se envenena, tiene eso [lo de la contaminación del río Santiago] años, o sea, yo creo que esto lo están politizando y es desgraciadamente [así] como somos los jaliscienses para que no camine el estado”, señaló el empresario.

¿Usted estaría dispuesto a echarse un buche de agua de ahí?, se le preguntó al industrial textilero, a lo que éste respondió: “Sí, me lo echo, claro que sí, cuando quieran ustedes, no pasa nada”.

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco reiteró que “aquí el problema es político, nosotros como sector privado nos molesta demasiado que la tendencia es estar molestando para que no se construya Arcediano”. A la par, exigió que se frene lo que calificó como una cacería de brujas en contra del sector.

Para sustentar sus palabras, Javier Gutiérrez Treviño presentó un estudio realizado por la Comisión Nacional del Agua (CNA) en el lecho del río Santiago a las afueras de la empresa Ciba Geigy, una de cuyas plantas productoras de agroquímicos se asienta en Jalisco, “supuestamente de las más grandes y contaminantes”, mismo que revela que los niveles de fósforo y nitrógeno están dentro de la norma, que no se encontró arsénico ni la presencia de otros metales pesados.

“La mayoría de la contaminación la está haciendo el SIAPA [Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado] con las aguas negras que vierte y la están haciendo los vehículos” que circulan en la zona metropolitana de Guadalajara, agregó.

Consideró que es momento de ponerse a trabajar de manera conjunta, autoridades y sector privado, con el propósito de disminuir la contaminación no sólo en el río Santiago sino en todos los cauces del estado de Jalisco.

Tras reunirse en privado por espacio de dos horas con el gobernador Emilio González Márquez y con Fernando Montes de Oca, procurador estatal de medio ambiente, el líder de los industriales de Jalisco reveló que pronto “habrá sorpresas” en torno a las investigaciones que el gobierno del estado realiza sobre la muerte en días pasados del niño Miguel Ángel López Rocha, quien falleció la semana pasada víctima de una intoxicación por arsénico que se presume tuvo lugar tras caer e ingerir agua contaminada del río Santiago.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Promotores y Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), Javier Michel Menchaca, reconoció la parte de la culpa que según el mandatario estatal tienen los diferentes actores en el problema de la contaminación del río Santiago.

Aceptó que hay empresas que construyen a las orillas del afluente contaminado, pero dijo que todas lo hacen con la previa autorización de los estudios de impacto ambiental. “No son desarrollos que se hayan autorizado hace poco, tengo entendido que el proceso de autorización se dio en los años 2000 y 2001”.

Scroll to top