Esta aqui:Inicio » Agua » El Siapa prometió respetar el agua de Santa Ana

El Siapa prometió respetar el agua de Santa Ana

El ejido zapopano. Sus vecinos exigen garantías de que no se afectará su servicio con las obras. Foto: Marco A. Vargas

Se mantiene el plantón contra las obras de la paraestatal.

Agustín del Castillo – Público

Desde octubre de 2005, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) se comprometió con el ejido Santa Ana Tepetitlán a no modificar su sistema local de abastecimiento ni afectar los pozos que la comunidad agraria tiene concesionados, a cambio de que le dejaran terminar la conexión de los macrotanques de El Colli y Santa Ana, por medio de un acueducto que atraviesa sus terrenos.

Ese acuerdo, sin embargo, sólo se tomó con la dirigencia formal del ejido, encabezada por Margarito Rodríguez Corona, y no fue aprobado por la asamblea en pleno, que es la máxima autoridad de los pueblos según la Ley Agraria vigente.

Los quejosos que desde el pasado 9 de enero han detenido las obras a menos de 50 metros de su conclusión, quienes cuestionan el manejo del ejido por parte de sus autoridades oficiales, nunca fueron informados y temen que detrás de ese proceso se pretenda arrebatar el control de sus aguas, que les concedió el presidente de la república en el decreto de dotación del ejido, que data de 1924.

No obstante, el acuerdo firmado el 14 de octubre de 2005 es claro respecto a lo que la paraestatal observará a cambio del permiso de paso: “Mantener el sistema de abasto de la localidad”, “establecer mejoras de acuerdo a los programas de inversión que el ayuntamiento disponga”, “la dirección de desarrollo social, conjuntamente con las direcciones de participación ciudadana y agua potable y alcantarillado del municipio [de Zapopan], darán seguimiento a estas obras a fin de garantizar y dar seguridad y confianza a los requerimientos de los colonos”.

Además, “el SIAPA no asumirá ningún proceso de abasto, cobranza, control y mantenimiento de la infraestructura hidráulica [de Santa Ana Tepetitlán] hasta que la comunidad lo solicite oficialmente; se mantiene el sistema actual de administración municipal”. Es decir, Santa Ana se abastece de sus pozos y es un sistema autónomo que se dio de alta en el municipio, y no se integrará a la red del SIAPA.

“El SIAPA no establecerá control sobre los pozos que no sean de su propiedad, únicamente se tendrá injerencia en pozos que hayan sido perforados, equipados y operados por el organismo, respetando aquellos que sean propiedad del municipio o de la localidad”.

Además, el organismo colocará piso de adoquín en la zona de paso de la línea de conducción, “para reponer la afectación que se haga al camino”. A cambio, “los colonos permitirán el desarrollo de obras hidráulicas en las calles que marcan los proyectos en esta comunidad de Santa Ana Tepetitlán”.

Las calles afectadas por la obra de conexión del macrotanque, de diez mil metros cúbicos, son “Matamoros, Leona Vicario desde el macrotanque Santa Ana hasta la calle La Haciendita, y La Haciendita desde Leona Vicario hasta camino a Santa Ana […] logrando así el abasto de agua a las colonias aledañas”.

El documento, del que Público posee copia, lo firman el entonces director del organismo, Antonio Aldrete Flores; el presidente ejidal Margarito Rodríguez, y el asesor de éste, Antonio Soto, entre otros.

Scroll to top