Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » El sistema GPS, relegado por culpa de Caabsa

El sistema GPS, relegado por culpa de Caabsa

El proyecto, anunciado desde 2006, en pausa por falta de pago


El plan debía permitir que los vecinos tuvieran horarios de camiones. Foto: Felipe Salgado

Dolores Reséndiz – PÚBLICO

Otro incumplimiento de la empresa Caabsa Eagle en el Ayuntamiento de Guadalajara impide el desarrollo de proyectos municipales. Ayer, el alcalde tapatío, Alfonso Petersen Farah, confirmó que la tardanza para el funcionamiento de los camiones con GPS en el municipio se debe a que la concesionaria le debe dinero a la proveedora del sistema de monitoreo y, ante la negativa de pago, el programa conocido como Ciudad Inteligente no tiene fecha para funcionar.

“El proveedor que hace el software manifiesta que no lo entregará hasta que no se le pague lo que Caabsa le debe, y a su vez, Caabsa dice que no va a pagar”, apuntó ayer el munícipe.

En la edición del pasado lunes, este medio informó que, pese a las millonarias inversiones anunciadas desde diciembre de 2006, el programa para que el usuario pudiera observar en la web el itinerario de los camiones recolectores no había sido instalado. Y aunque ninguna autoridad aceptó dar una explicación, empleados del área de Sistemas argumentaron lo que ayer confirmó el alcalde: el servidor del ayuntamiento no tiene capacidad para ese monitoreo (Público, 28 de abril de 2008).

Además, Petersen Farah informó de la negativa de pago de parte de Caabsa a la compra del sistema que se adecua al servidor tapatío.

Y aunque el alcalde dijo que están presionando a Caabsa para que pague, no se atrevió a ofrecer una fecha para la puesta en marcha del programa de monitoreo en la página del municipio. Petersen Farah no explicó qué tipo de presión ejercen en la concesionaria.

“La verdad es que no sé [la fecha para el arranque del programa], porque hay algunas cosas pendientes que solucionar. Estamos presionando para que se resuelva”, comentó.

Más tarde, el director de Ecología, Francisco Javier Ochoa Covarrubias, ofreció una explicación similar, pero tampoco quiso precisar fechas.

“Estamos dependiendo de terceros. Eso tiene que resolverlo entre Caabsa y Telcel [proveedor contratado por Caabsa para el servicio de GPS]. A partir de este momento no sé cuántos días tendrán que pasar que para esté funcionando ya el sistema”, indicó Ochoa Covarrubias.

Otra coincidencia entre el alcalde y el director de Ecología es que no quisieron responsabilizar completamente a Caabsa, pese a que reconocen que, una vez que la empresa recolectora de basura finiquite el pago, habrán encontrado la solución para poner en marcha el programa prometido. Aseguran que Caabsa también espera respuesta de sus proveedores: Telcel y Mapa Localizador; esta última, la empresa que diseñó el software.

Así, el sistema GPS, para el que se invirtieron 130 millones de pesos en nuevas unidades con el chip instalado y otros 2.5 millones de pesos en el montaje de los dispositivos, continúa perdido en el ayuntamiento.

La tardanza también es responsabilidad de la Administración anterior, cuando se acordó el programa de GPS en camiones, ya que no hicieron una revisión al servidor del municipio para averiguar si éste soportaría el sistema.

Scroll to top