Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Eliminarán lirio, no polución en el Santiago

Eliminarán lirio, no polución en el Santiago

Pretenden utilizar glifosato en 5.5 kilómetros del río para erradicar los mosquitos, olores y mejorar el paisaje, pero no la contaminación


Evelyn Águila – EL INFORMADOR

La Comisión Estatal del Agua (CEA) está tramitando un permiso para aplicar glifosato en la parte más contaminada del Río Santiago para eliminar las altas concentraciones de lirio, pero que no mejorará en ningún momento la calidad de las pestilentes aguas negras.

La intención es rociar el polémico químico en 5.5 kilómetros del cauce, para que en la represa que se forma entre las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, dejen de incubarse los zancudos que por años han padecido los habitantes de estos municipios y que sienten con mayor intensidad durante la temporada de calor.

Héctor Castañeda Nañez, director de Cuencas y Sustentabilidad de la CEA, admitió que los beneficios de utilizar el glifosato no se verán reflejados en el descenso de la contaminación que existe en el Santiago, sino en la eliminación de mosquitos, un mejor paisaje y la disminución de malos olores.

“Los beneficios de retirar el lirio no están necesariamente en mejorar la calidad del agua, sino más bien en la posibilidad de quitarle una incubadora natural a los vectores (mosquitos) que tanto molestan a los habitantes de El Salto y Juanacatlán. Otro beneficio, yo diría en que estaría justamente en la parte paisajística, es diferente ver un embalse completamente lleno de lirio a uno libre de lirio, y el tercer beneficio, está por la parte de olores, porque acelera y propicia que haya un mal olor”.

El pasado 26 de febrero, la CEA ingresó un documento de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), bajo el nombre de “Control de Maleza Acuática en el Río Santiago: Zona de El Salto y Juanacatlán” a la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), tan sólo unos días después de que el niño Miguel Ángel López Rocha, muriera presuntamente al caer al río y resultara intoxicado con arsénico.

Estos 5.5 kilómetros del Río Santiago en los que será fumigado el glifosato —un herbicida sistémico, no selectivo que mata cualquier tipo de planta— equivalen a 75 hectáreas y de las cuales, 45 están invadidas de la maleza.

El lirio es una planta que vive entornos altamente contaminados y en ríos como el Santiago, encuentra el alimento necesario para seguir reproduciéndose como son el fósforo y nitrógeno, provenientes de productos agroquímicos y metales pesados que absorbe con facilidad para su crecimiento.

De aprobarse la autorización de impacto ambiental, no sería la primera vez que el Gobierno de Jalisco aplica este químico, lo hizo en 2007 en el Lago de Chapala, a lo que se opusieron grupos ambientalista por los posibles daños y recientemente en la Presa La Vega.

Sin embargo, la CEA no sabe con precisión cuándo podría rociarlo en el Santiago, pues no es igual de efectivo cuando se usa en temporada de lluvias, además de que la MIA todavía no ha sido aprobada por la Semarnat, dependencia federal que le solicitó información adicional como parte de la evaluación que está realizando.

Scroll to top