Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » En el río Santiago, las medidas oficiales son insuficientes: Greenpeace

En el río Santiago, las medidas oficiales son insuficientes: Greenpeace


Vanesa Robles – PÚBLICO

El hombre mira al puente, el puente mira al río y el río está tan sucio que el hombre tiene frío. Él llora como tú. El puente de Juanacatlán se merece un buen blues”: eso, en opinión del grupo de rock Tragicomic-K. Para el coordinador de la campaña de Océanos y Costas de la organización internacional Greenpeace en México, Alejandro Olivera, hace falta también una declaratoria de emergencia ambiental en toda la ribera del río Santiago.

Ambos, Tragicomic-K y Greenpeace, presentaron ayer el videoclip de blues El puente de Juanacatlán, que, con música e imágenes del desastre ambiental que ha causado la contaminación en las cabeceras municipales de El Salto y Juanacatlán, pretende detonar un estallido en la conciencia de los jóvenes y las autoridades.

El video, dirigido por el cineasta tapatío Jorge Riggen, capta la invasión de la espuma tóxica en las calles de ambas poblaciones y una de las medidas que deben tomar en ciertas temporadas del año los 120 mil pobladores de la zona: mascarillas que diluyen el olor del ácido sulfhídrico, que permanece en las calles y las casas las 24 horas de los 365 días del año.

Para el integrante de Greenpeace, las medidas que proponen las autoridades federales y locales para el saneamiento del Santiago son insuficientes.

Ayer, consideró que el grave problema ambiental no se resolverá con el tubo de casi tres kilómetros que trasladó la descarga de aguas contaminadas de la comunidad La Azucena a la cascada El Salto de Juanacatlán, ni con la macroplanta de tratamiento que la Comisión Estatal del Agua (CEA) planea construir en El Salto para limpiar las aguas domésticas.

Alejandro Olivera recordó que, según varios estudios de la Universidad de Guadalajara y de la propia CEA, en los lodos del Santiago pululan los metales pesados, como el arsénico, el plomo y el mercurio, y en el aire se mezclan, con el olor a huevo característico del ácido sulfhídrico, otros gases como el benceno.

En el torrente del Santiago, Greenpeace y el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec) realizarán monitoreos continuos del agua. A la ciudad de México y a la Comisión para Cooperación Ambiental del Tratado de Libre Comercio, el organismo internacional llevará información sobre el estado del Santiago. En la página electrónica de Youtube, Jorge Riggen y Tragicomic-K mostrarán la tragedia al ritmo de blues. El fin: detener la muerte que asfixia a quienes respiran cerca de las aguas del Santiago.

Scroll to top