Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » En madruguete y sin debatir, aprueban planes parciales de desarrollo urbano

En madruguete y sin debatir, aprueban planes parciales de desarrollo urbano

Jorge Covarrubias – La Jornada Jalisco

El único trámite que faltaba para iniciar con la construcción de la Villa Panamericana fue aprobado ayer por la mayoría de regidores del Ayuntamiento de Guadalajara. Se trata de los Planes Parciales de Desarrollo Urbano Centro Histórico–Belén y Centro Médico, en cuyo perímetro se edificará la Villa Panamericana.

El tema no estaba en la orden del día, pero los regidores decidieron incluirlo por considerar que era urgente. Dicho documento permitirá que en el primer cuadro de la ciudad, en avenidas como 16 de Septiembre y Federalismo, se construyan edificios de hasta 17 niveles. El único condicionamiento es que estos no superen a las torres de la Catedral Metropolitana.

La presentación del dictamen provocó una amplia discusión entre los regidores de oposición Celia Fausto Lizaola del PRD, Salvador Caro Cabrera del PRI y el panista Alvaro Córdoba, debido a que éste, como presidente de la Comisión de Planeación Socioeconómica y Urbana, nunca abrió el tema para su debate, y a que el material se lo entregaron 20 minutos antes de iniciar la sesión.

Fausto dijo que no votaría un documento sin conocerlo e invitó a los demás ediles a hacer lo propio, sin embargo, al final, la votación fue de 17 sufragios a favor, tres en contra y una abstención que se sumó a la mayoría. Unicamente la edil del sol azteca, Salvador Caro Cabrera y Rocío Corona Nakamura votaron en contra.

“Regidor Córdoba, lo podrán conocer ustedes (el documento) pero no nos cancele el derecho a los otros 16 regidores que tenemos constitucionalmente y reglamentariamente de imponernos del contenido de lo que en su Comisión se dictamina, y no es la primera vez que se hace, ha sido recurrente”, recalcó la regidora.

El regidor del PRI, quien destapó la red de aviadores en la Dirección de Cultura, recordó las advertencias del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) de que la infraestructura habitacional en torno al Parque Morelos, supone una amenaza para la declaración que tiene el Instituto Cultural Cabañas como Patrimonio de la Humanidad.

Uno de los requisitos para conservar el nombramiento es que el cielo del edificio permanezca limpio, es decir, que desde el patio no pueda observarse ningún tipo de construcción.

Cabrera mencionó que uno de los responsables en elaborar el diseño conceptual de la Villa Panamericana quedó en presentar una simulación virtual del proyecto para comprobar que los edificios no alcanzarán a vislumbrarse desde el Cultural Cabañas, pero nunca lo hizo.

“Hubo dos arquitectos que se ofrecieron como voluntarios, uno que decía que no pasaba nada y otro que sí desde el Cultural Cabañas, pero ambos coincidían que desde la Plaza Constitución iban a observarse construcciones con un concepto arquitectónico radicalmente distinto”, dijo.

Alvaro Córdoba replicó que un equipo de especialistas elaboró el Plan Parcial de Desarrollo y revisaron cada uno de los aspectos, y quedó comprobado que no se pone en riesgo la declaración.

Durante su exposición fue interrumpido por vecinos del Parque Morelos, opositores a la Villa Panamericana, quienes le llamaron mentiroso ya que el edil nunca los consultó a ellos para diseñar el documento.

“A través de los diferentes medios de comunicación y medios escritos se publicó la convocatoria para que se estuvieran recibiendo las propuestas vecinales”, aseguró.

En el proemio del dictamen que autoriza el Plan Parcial, se sostiene que la Villa Panamericana relanzará el centro de la ciudad, fortalecerá comercialmente la zona, incrementará los espacios públicos y peatonales, se crearán nuevos empleos permanentes y temporales, y habrá una inversión global de más de 200 millones de dólares.

La Jornada Jalisco publicó el pasado 9 de octubre la postura de Ignacio Gómez Arriola, representante de Icomos. Dijo que los edificios en cuestión se ubican en zonas de valor patrimonial, uno en Morelos 2129, otro en Juan Ruiz de Alarcón 221, y el más delicado, un edificio de 16 pisos en las inmediaciones del Instituto Cultural Cabañas, que pondría en riesgo su declaración de Patrimonio de la Humanidad que le fue concedida por la UNESCO.

“Para el otorgamiento de esta declaratoria como Patrimonio de la Humanidad es de que entre otras, no hubiera un solo edificio que se pudiera ver desde ninguno de los 23 patios que tiene el Cabañas, es decir, que la visual de los patios se mantuviera limpia”, dijo en esa ocasión.

Scroll to top