Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Enfermedades denunciadas, vinculadas a contaminantes

Enfermedades denunciadas, vinculadas a contaminantes

Vecinos de El Salto y Juanacatlán han advertido de los padecimientos. Foto: Tonatiuh Figueroa

Rubén Martín -PÚBLICO

Los pobladores de las comunidades de El Salto y Juanacatlán han tenido que aprender muchas cosas en los últimos años para entender los males que padecen y su origen. Por ejemplo, han empezado a relacionar la química, con la medicina, y la contaminación con la enfermedad.

Ya han aprendido que el tretaclorotileno, un líquido incoloro “normalmente usado como disolvente en limpieza de textiles y metales”, es un veneno peligroso, que afecta al hígado, a los riñones y el aparato respiratorio.

Raúl Muñoz Delgadillo, del Comité de Defensa Ambiental de El Salto, asegura que las enfermedades que padecen cientos de pobladores se originan por la contaminación de sus aguas, tierras y aire. No habla de oídas. El comité que encabeza ha documentado 477 casos de graves enfermedades. Han encontrado casos de cáncer, leucemias, enfermedades del riñón, bronquitis crónica, hidrocefalia y varios casos de abortos en mujeres jóvenes, así como la presencia de quistes en pechos y ovarios. Hay casos muy extraños, como la cirrosis hepática en un menor de diez años y dermatitis en todo el cuerpo en al menos tres personas. En este censo se recogen únicamente los casos de enfermedades agudas.

Y justamente los padecimientos detectados en este censo, llevado a cabo por vecinos preocupados por su salud, coinciden casi puntualmente con las enfermedades que pueden generar ciertos productos químicos, que varias empresas vierten al río Santiago.

El estudio, que expertos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) llevaron a cabo en 2005 para analizar los lodos de los ríos Verde y Santiago, encontró la presencia de diversos metales pesados y compuestos orgánicos que ponían en riesgo a la salud (ver gráfico).

Encontraron en algunos puntos de los ríos Santiago y el Verde la presencia de “más de cien compuestos orgánicos entre sí”. De esta gran variedad de compuestos orgánicos algunos como el benceno, tolueno o xileno “son muy peligrosos a la salud”, se advirtió en 2005.

En el anexo 8 de dicho estudio, “sobre los riesgos a la salud que presentan algunos de los compuestos determinados en lechos y aguas de los ríos Verde y Santiago”, se documenta la presencia de al menos 37 compuestos orgánicos peligrosos, que pueden provocar distintas enfermedades, desde las más comunes a los pobladores de El Salto y Juanacatlán, como dermatitis, conjuntivitis, mareos y dolores de cabeza, hasta enfermedades del riñón, hígado o la sangre.

Las conclusiones del estudio de la UdeG no dejan lugar a dudas. “Los resultados de los análisis realizados en los sedimentos muestran la presencia de sustancias orgánicas que han sido reportadas en la literatura como potencialmente peligrosas para la salud”.

Scroll to top