Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Este año queda lista la Reserva del Río Ameca

Este año queda lista la Reserva del Río Ameca

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas ya tiene financiamiento

AGUSTÍN DEL CASTILLO
PÚBLICO

El área de protección de recursos naturales de la cuenca del río Ameca, que incluye territorio de nueve municipios de Jalisco y seis de Nayarit, y que fue rescatada de un viejo decreto emitido por el presidente Miguel Alemán, en 1949, contará este año con programa de protección y manejo y con recursos para trabajar con las comunidades, aseguró el director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Ernesto Enkerlin Hoeflich.Entrevistado por vía telefónica a Canadá, donde realizó una gira de trabajo esta semana, el funcionario dijo a este diario que encontró en el nuevo gobierno de Jalisco, y en particular, en la secretaria de Medio Ambiente local, Martha Ruth del Toro Gaytán, un “compromiso entusiasta” para implementar la reserva protegida, que si bien abarca más de 1.5 millones de hectáreas de cuatro estados, sólo será trabajada en 2007 en el polígono del río Ameca, en busca de que su éxito sirva para detonar el compromiso de protección por parte de las comunidades en las otras áreas amparadas.En el caso de Jalisco, el polígono abarca parte de los municipios de Puerto Vallarta, San Sebastián del Oeste, Mascota, Guachinango, Mixtlán, Atenguillo, Ameca, San Marcos y Etzatlán; en Nayarit, el territorio protegido incluye parte de las demarcaciones municipales de Bahía de Banderas, Compostela, San Pedro Lagunillas, Ahuacatlán, Amatlán de Cañas e Ixtlán del Río, aunque todavía se carece de planos definitivos.La superficie es superior a 300 mil hectáreas, de las cuales, unas 200 mil se ubican en Jalisco.Esto viene a duplicar prácticamente la superficie de áreas naturales protegidas de esta entidad, que apenas suman 205 mil hectáreas. No obstante, cuando se implemente la protección en toda la reserva del decreto de 1949 (recategorizado en 2002), Jalisco sumará al menos cien mil ha más, en la zona de los ríos Bolaños, Santiago y Juchipila (Público, 14 y 15 de mayo de 2007).“Traemos una total coordinación con el estado; el planteamiento viene de finales del año pasado, pero esperábamos a que asumiera el nuevo gobierno para hacer las consultas y acuerdos; va a haber recursos y trabajos conjuntos; queremos trabajar aquí para ver si tiene éxito, y si la gente se apropia de la iniciativa. Debemos llevar alternativas a la conservación y mejorar la vida de las comunidades, y de esta manera generar un movimiento positivo que no excluya a nadie”, puso en relieve.El dinero con el que se cuenta en 2007, cuyo monto no precisó, servirá no sólo para apoyar proyectos productivos, sino para contratar un equipo de trabajo que tendrá como tarea esencial la elaboración del programa de conservación y manejo.“Una de las ventajas de decretar un área de protección de recursos naturales es que permite los usos productivos tradicionales, los regula y ordena, entonces no veo cómo la gente no se quiera sumar a este trabajo, y eso nos da confianza en su éxito”, añadió.Enkerlin Hoeflich indicó que Jalisco verá en estos años cristalizada la necesidad de incluir más territorio y ecosistemas dentro de esquemas de áreas naturales protegidas. “A más tardar en 2008 empezaremos el trabajo de conservación para el volcán Tequila; es muy importante cuidar el dar incentivos a la gente y el generar las compensaciones que deben tener las reservas protegidas”.También se trabajarán “propuestas muy interesantes que tenemos de la zona de Puerto Vallarta, que son complementarias de este trabajo de protección sobre el río Ameca y, por supuesto, atenderemos la necesidad de protección que se está demandando en la región de la Costa”.Explicó que si bien, la compra de cien hectáreas por parte del gobierno de Jalisco en la cañada de El Cuervo, de Talpa de Allende (donde se ubica uno de los bosques de arce o maple más grandes de México) es “un buen comienzo”, será necesario establecer un área protegida mayor para garantizar la supervivencia de ese bosque milenario.“Tenemos que trabajar proyectos para imponer mecanismos de compensación ambiental que nos haga llegar a una protección efectiva de esos ambientes de forma más amplia y consistente”, indicó.Los pendientesEntre los pendientes de la conservación en Jalisco, se incluye la expansión de la selva seca protegida de Chamela-Cuixmala, la cual está sometida actualmente a una fuerte presión desarrollista; las áreas naturales protegidas de Talpa, la presa Cajón de Peña y el río San Nicolás (Tomatlán), y las selvas medianas de El Tuito y Puerto Vallarta.Martha Ruth del Toro Gaytán, titular de la Semades, indicó además, en una entrevista concedida el 11 de mayo, que buscaría que se replantearan las obras de carretera que han dañado extensos ecosistemas de la Costa de Jalisco y de la Región Norte del estado: se trata de las rutas Villa Purificación-Chamela, Talpa-Llano Grande, Mascota-Puerto Vallarta y Bolaños-Huejuquilla, las cuales fueron hechas violando la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, pues carecieron de manifestación de impacto ambiental y de autorización para cambiar los usos de suelo.“Deben hacerse los cambios que sean necesarios en los trazos para no afectar la flora, la fauna y sus corredores, así como los servicios ambientales; y se deben establecer las reparaciones de daños que procedan con ellas”.Los daños de las carreteras hechas durante el gobierno estatal de Francisco Ramírez Acuña, mantienen expedientes administrativos y penales pendientes de desahogarse.
Scroll to top