Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Familia de Miguel Ángel pide parar el “acoso” de autoridades

Familia de Miguel Ángel pide parar el “acoso” de autoridades

“Yo no maté a mi hijo”, responde madre del pequeño de El Salto

Evelyn Águila – ELINFORMADOR

No logra ocultar su dolor. A escasos 10 días de la muerte de su pequeño Miguel Ángel (quien falleció presuntamente por ingerir agua del contaminado Río Santiago), la madre del niño, María del Carmen Rocha, sale al paso de versiones sobre presuntas investigaciones que desde el fallecimiento de su hijo han salido a luz.

Visiblemente cansada, María del Carmen —quien por primera vez asiste a un evento público— repudió la forma en que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y el propio Gobierno del Estado han atraído el caso de su hijo. Exigió justicia.

“Yo no maté a mi hijo y quiero justicia. No queremos nada más que justicia por mi hijo. Este dolor nunca, nunca lo voy a superar”, fueron las únicas palabras que logró pronunciar al asistir a un evento realizado por el sindicato de trabajadores del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA).

El niño Miguel Ángel López, de tan sólo ocho años de edad, murió la tarde del pasado 13 de febrero, luego de permanecer 19 días en estado de coma por una intoxicación con arsénico que presuntamente ingirió al caer al Río Santiago.

Pese a la serie de denuncias por diversos padecimientos desde hace varios años, este caso revivió la grave contaminación que sufren a diario los pobladores de Juanacatlán y El Salto.

Pero al reproche también se sumó Raúl Luna Mendoza, padrastro del pequeño, quien denunció acoso por parte de las autoridades estatales: “Están acosando a mi esposa, están diciendo que ella envenenó a nuestro hijo, eso es una calumnia, es un absurdo.

Queremos que se haga justicia, que nos apoyen, es un grito de ayuda que pedimos porque el Gobierno nos está acosando”.

Y sin poder evitarlo, el hombre de tez blanca que vio crecer a Miguel Ángel, aseguró que era “un niño muy sano, mi chiquito era muy sano, era un niño como cualquier otro. Estudiaba, jugaba y ahora inventan que era drogadicto, muchas barbaridades”.

Entre aplausos y gritos de apoyo de los distintos sindicatos del país, salieron de un pequeño auditorio donde minutos más tarde Luna Mendoza sostuvo que los médicos forenses le informaron a su abogado que “el niño tenía todavía líquido en sus pulmones, líquido contaminado del Río Santiago ( …) Cómo es posible que no quieran asumir su responsabilidad, el Gobierno no quiere asumir la responsabilidad que le toca. El Río Santiago está envenenado”.

Scroll to top