Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Fonatur ordenó estudios al vapor para Sierra de Vallejo

Fonatur ordenó estudios al vapor para Sierra de Vallejo

Para una zona de alta biodiversidad, un estudio cocinado en tres días.

Agustín del Castillo – Público

La celeridad por abrir el polígono de El Capomo a los empresarios nacionales e internacionales, en la costa sur nayarita, llevó al Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur) a contratar servicios de investigación ambiental al vapor, según lo acredita información documental en poder de Público.

Es el caso de un estudio que forma parte de la manifestación de impacto ambiental de dicho desarrollo. El Fonatur contrató un profesor del Instituto Tecnológico de Bahía de Banderas (Itbadeba) bajo la siguiente petición: “Aclarar sobre la presencia de especies de importancia biológica que de acuerdo a registros en esta zona se distribuyen [sic] las siguientes especies Pantera onca [sic], Leopardus wiedii [sic], Leopardus pardales [sic]y Herpailurus yagouarundi [es decir, jaguar, trigrillo, ocelote y jaguarundi, respectivamente, aunque con los nombres científicos mal escritos]”.

En su caso, agrega el texto, “incluir todas las medidas de mitigación necesarias para no afectar las poblaciones de estas especies, en consideración de que el polígono norte y el polígono centro [del Proyecto del Centro Integralmente Planeado Nayarit-Capomo] están cubiertos por vegetación de selva mediana y baja subcaducifolia y vegetación de manglar respectivamente, en buen estado de conservación, y que con el desarrollo del proyecto prácticamente se eliminaría este manchón continuo donde se distribuyen dichas especies”.

El maestro contratado para tal fin es Adrián Maldonado Gasca, quien contó con menos de una semana para entregar información al respecto.

Esta información es parte de una MIA regional, la cual ya está en trámite ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pero con diversas observaciones por parte de la dependencia, como son justamente los vacíos en torno a la presencia de animales en riesgo en esta zona.

Lo más impresionante es el reconocimiento de que estos manchones de selva y manglar serán arrasados, lo cual dejaría de lado la posibilidad de cualquier mitigación de impacto ambiental.

El Fonatur ya abrió, con gran devastación, el polígono Litibú a los empresarios turísticos, lo que incluyó la agresiva construcción de una carretera costera totalmente ilegal (Público, 27 de agosto de 2005) y, después de El Capomo, abriría La Peñita. En paralelo, se ha dado una importante ofensiva de los grupos económicos interesados en esas playas y sus inmediaciones, en reducir la reserva de la biosfera Sierra de Vallejo, que, con base en diversos amparos, ya perdió más de 25 mil hectáreas, de 63,500 ha con que fue decretada en 2004 (ver la edición de ayer de este diario).

“Al quitar la parte del área natural protegida que da a Bahía de Banderas[…] se calcula que el impacto de algunas obras humanas tiene un efecto a partir del borde de la selva hacia el interior, hasta una distancia de 20 kilómetros”, advirtió el presidente del Subcomité Nacional de Protección del Jaguar, Rodrigo Núñez Pérez.


¡Capacidad ilimitada de almacenamiento en tu correo!
No te preocupes más por el espacio de tu cuenta con Correo Yahoo!:
http://correo.yahoo.com.mx/

Scroll to top