Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » FORESTAL

FORESTAL

José Cibrian, director de la Conafor

 

Sector forestal mexicano recibe

más apoyos pero produce menos

 

Agustín del Castillo. PÚBLICO-MILENIO

 

Desde la fundación de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), en 2001, los apoyos gubernamentales para fortalecer y profesionalizar al sector han crecido en niveles históricamente inéditos, pero sido insuficientes para evitar su caída.

“La producción maderable del país ha disminuido hasta 6.5 millones de metros cúbicos de madera en rollo en 2007; en la actualidad, la producción nacional equivale a una tercera parte del consumo aparente de productos forestales maderables, mientras que las importaciones equivalen a las dos terceras partes restantes […] a pesar del enorme potencial forestal del país, la participación del sector en la economía mexicana se limita al 1.6 por ciento del Producto Interno Bruto [PIB]”, afirmó el director del organismo federal, José Cibrian Tovar.

En su ponencia sobre la situación forestal del país, impartida en la Expo Forestal 2008 que se realiza en Guadalajara, los datos son reveladores: en el año 2000 se producían nueve millones 430 mil m3 de madera en rollo y se abastecía al mercado interno de casi 60 por ciento de sus necesidades. Y aunque las exportaciones han crecido en cinco tantos (de 253 millones de dólares en 2000 a 1,520 millones de dólares en 2006), las importaciones pasaron de 1,862 millones de dólares en 2000 a 6,684 millones en 2006. Un saldo negativo de 5,165 millones de dólares en la actualidad, abismal.

A juicio del funcionario, se debe profundizar en el camino emprendido para generar un sector más fuerte que respete la permanencia de los bosques pero sea también más competitivo.

El camino, dijo está trazado por diversos senderos: “conservar y restaurar la superficie forestal; es decir: reducir la pérdida de superficie forestal; incrementar la superficie forestal restaurada, y proteger la capacidad de los ecosistemas forestales para proporcionar bienes y servicios ambientales”.

También, generar desarrollo y expansión económica a partir de “el aprovechamiento sustentable de los recursos forestales, el acceso a los mercados y el incremento de la productividad del sector”.

Contribuir a disminuir los índices de pobreza y marginación que existen en la mayoría de las áreas forestales mediante “el fortalecimiento de la organización social, el fortalecimiento de las capacidades institucionales y la capacitación para el uso adecuado de los recursos forestales”.

Sólo con esas premisas se puede aspirar a un sector fuerte, competitivo, y que no ponga en riesgo la base del desarrollo nacional, que son los recursos naturales.

Scroll to top