Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Hay caos en ZMG por la recolección

Hay caos en ZMG por la recolección


Luz Guzmán – MURAL

Una red de empresas irregulares es la que da servicio de recolección de residuos a gran parte de los hoteles, restaurantes, comercios e industrias de la ZMG.

Se trata de particulares que sin estar registrados ante la Secretaría del Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades), ofrecen a otros negocios recogerles la basura por la mitad del dinero que les cobraría una empresa autorizada.

Otras son empresas que, aunque están registradas, ofrecen ilegalmente el servicio con vehículos que no cuentan con permiso ni el equipo para el manejo de residuos.

Y son más de 100 los particulares y empresas que operan en la Ciudad en esas condiciones, según la Asociación de Recolectores de Residuos de Jalisco (ARR). En contraste, en la Semades apenas hay registradas 146 firmas recolectoras.

Un video, al que MURAL tuvo acceso, muestra cómo un hombre en una camioneta pick up, sin rotulado alguno, acude a uno de los restaurantes El Pargo, recoge la basura y la lleva a otro punto para transvasarla a un camión recolector de los que sólo dan servicio en zonas habitacionales.

Tan sólo el año pasado, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) abrió procedimientos contra 120 recolectoras por incurrir en este tipo de irregularidades que violan la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y la Ley de Gestión Integral de Residuos del Estado de Jalisco.

“La mayoría de las empresas no contaban con un refrendo autorizado, recolectan residuos que no están declarados se les hace fácil sustituir los camiones”, expuso Jesús Ernesto Naranjo, director de Verificación Normativa de la Proepa. Pero sólo cuatro empresas fueron clausuradas.

Fomentan corrupción

Para obtener su licencia ante el Municipio, un restaurante, hotel u otro negocio que genere residuos especiales no peligrosos está obligado a presentar en su trámite el contrato en el que pacta el servicio de recolección con una empresa autorizada, según el artículo 52 de la Ley de Gestión Integral de Residuos del Estado.

Pero para “ahorrar”, muchos negocios compran el contrato a alguna de las empresas sólo para el trámite, según la Asociación de Recolectores de Residuos.

“Al no haber control de los recolectores (por parte de Semades), el del negocio llama a uno que ve en el periódico y le pide que le venda el contrato y las empresas que realmente son ‘patito’ les venden el contrato, que puede ir hasta los mil pesos, sin necesidad de hacerles la recolección”, explicó Raúl Martínez, director de Recolectora Industrial de Occidente y miembro de la asociación.

Algunos recolectores optan por tirar sus desechos en sitios clandestinos para no pagar la cuota de 400 pesos por tonelada que les exigen en un basurero autorizado.

Roban piratas el mercado

Con sus precios bajos, los recolectores clandestinos de residuos sólidos han arrebatado parte del mercado a las empresas legalmente establecidas.

Tal es el caso de Recolectora Industrial de Occidente, que de enero del 2007 a la fecha ha perdido 74 clientes, pues a decir de su director, Raúl Martínez, éstos prefieren pagar menos a los irregulares. Actualmente maneja 370 clientes.

“En comparación con el año pasado, este año estamos abajo un 30 por ciento, es decir, si para estas fechas yo tenía 30 clientes nuevos, este año tengo menos de 20”, puntualizó.

Y es que pagar 50 por ciento menos por un servicio como la recolección de basura resulta atractivo incluso para cualquier gerente o dueño.

“Mientras que recolectar una bolsa de 25 kilos cuesta 40 pesos, hay gente que las da a menos de 20 pesos, por lo que no podemos competir contra esto”, dijo Martínez.

Scroll to top