Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » “Hay más apoyos desde que se rescató la reserva”

“Hay más apoyos desde que se rescató la reserva”

La Conanp se compromete a consolidar área protegida del río Ameca con apoyo de los dueños


Sostiene que régimen de protección ayuda a mejorar producción forestal


Guadalajara. Agustín del Castillo


Para el gobierno federal, el rescate del área de protección de recursos naturales del antiguo distrito de riego 043 no será el viejo expediente de imposiciones que tanto temen los propietarios de bosque. Hay una colaboración estrecha con ellos y los resultados en financiamiento de proyectos ya se están dando, advierte el director de la reserva, Juan José Llamas


“Son varias la acciones que realizan para compensar el hecho de que los propietario se encuentren dentro de un área protegida, este año aunque es el primero, se realizaron inversiones por alrededor de 500 mil pesos en proyectos productivos y alternativos en comunidades marginadas -se espera crecer esta inversión-; se realizan acciones de sensibilización para reducir los incendios forestales y el cuidado del medio ambiente [talleres, actividades de educación ambiental, el próximo año se implementará una campaña, etcétera] entre otras cosas”.


A su juicio, “no todo gira alrededor de la producción forestal; hay otros temas no atendidos como la sanidad forestal, el cambio de uso del suelo, la contaminación del río, la marginación”, donde también hay personas con derechos que deben ser atendidas, pues un proyecto de área protegida atañe a todos los niveles de la vida social, económica y natural.


Da más cifras: “45 por ciento del área protegida ha ingresado como zona elegible para el esquema del Programa de Servicios Ambientales Hidrológicos de la Comisión Nacional Forestal [Conafor]; sé que por lo menos tres ejidos has sido beneficiados con varios millones de pesos, aunque posiblemente hay más, como La Estancia y San Sebastián […] estas acciones no ha sido coincidencia, es el resultado de la sinergia institucional”.


Por si fuera poco, “existe potencial para que en el marco del ANP se puedan generar mecanismos a largo plazo de compensación con ciudades como Puerto Vallarta y Bahía de Banderas”, las cuales reciben valiosos servicios ambientales de los cuales está pendiente traducirlos a su equivalencia en dinero.


Llamas juzga relevante “que los actores involucrados nos centremos en temas comunes como la elaboración del programa de manejo y posibilidades de compensación futuras, ya que todos sabemos de los problemas ambientales pendientes de resolver en la zona; considero que en estos momentos hay una acuerdos importantes con el sector forestal y es posible hacer cosas juntos”, añade optimista.


Esto lo complementa el propio titular de la Conanp, Ernesto Enkerlin Hoeflich: “lo único que pide la Conanp es que intentemos esto juntos y que no nos juzgen por los preservacionistas de antaño. Los productores rurales progresistas están concientes de su responsabilidad y de la conveniencia de la conservación para lograr la sostenibilidad. Nosotros somos una nueva generación en la conservación y estamos para apoyarlos. No es una pelea como algunos quisieran, sino una interdependencia y complementariedad”.


No obstante, “el trabajar juntos no les quita a ellos el derecho de inconformarse o ampararse en su momento si así lo consideran adecuado”, pone en relieve el funcionario federal.

CLAVES

El área natural protegida del río Ameca y sus problemas

El área de protección de recursos naturales denominada “Cuenca Alimentadora del Distrito de Riego 043”, que incluye las subcuencas de los ríos Ameca, Atenguillo, Bolaños, Grande de Santiago, Juchipila, Atengo y Tlaltenango, abarcaba un millón 711,219 hectáreas de los estados de Nayarit, Jalisco, Zacatecas, Durango y Aguascalientes, y fue creada por el presidente Miguel Alemán en 1949.


Dicho decreto, según la Conanp, permanece en vigor, en virtud del acuerdo del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Lichtinger Waisman, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 25 de octubre de 2002, en que dicha zona fue recategorizada a su actual rango de protección.

La superficie total rescatada en la actualidad se redujo a 714,255.85 ha, en cuatro polígonos, de los cuales el polígono dos, subcuenca del río Ameca, consta de 354,849.11 ha, de las cuales, 250,917 ha se encuentran en Jalisco, en los municipios de Ameca, Atenguillo, Ayutla, Cuautla, Guachinango, Hostotipaquillo, Mascota, Mixtlán, Puerto Vallarta, San Sebastián del Oeste y Tomatlán; 103,931.41 ha corresponden a Nayarit, en los municipios de Ahuacatlán, Amatlán de Cañas, Bahía de Banderas, Compostela, Ixtlán del Río y San Pedro Lagunillas

Otro polígono corresponde a la sierra Huichola, pero no ha sido aún rescatado ni hay trabajo gubernamental en ese sentido.


Dentro del polígono dos hay 6,058 habitantes en 24 centros de población; todas las cabeceras municipales y las poblaciones mayores están fuera del polígono, además de los valles y terrenos de cultivo en planicies; la mayor parte del área protegida pasa por las partes altas, montañosas, con pendientes elevadas, que son zonas de captación de agua, recarga de mantos acuíferos y afluentes de ríos con alta diversidad biológica. Las áreas de protección de recursos naturales “son áreas destinadas a la protección de recursos forestales, suelos y aguas”.


Los opositores a la reserva señalan que en 1971 y 1976, el presidente Luis Echeverría canceló las vedas forestales del estado, lo que habría echado abajo la vigencia del área protegida. Este argumento lo pretenden hacer valer ante los tribunales.


Fuentes: Conanp / propietarios rurales

Scroll to top