Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Huicholes denuncian electrificación

Huicholes denuncian electrificación

Agustín del Castillo – PÚBLICO

La organización ambientalista Conservación Humana, AC, asesora de la comunidad indígena de Tuapurie (Santa Catarina Cuexcomatitlán) presentó denuncia popular ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por los presuntos daños ocasionados por la obra de electrificación de la localidad de Nueva Colonia, promovida por el Ayuntamiento de Mezquitic y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Humberto Fernández Borja, presidente de la organización no gubernamental, entregó el escrito de la reclamación en las oficinas centrales del organismo federal, en la ciudad de México, y envió copia de éste a Público.

“Durante la segunda quincena de junio de 2008, personal del Ayuntamiento de Mezquitic, inició obras de transmisión eléctrica entre la localidad de Nueva Colonia […] la construcción de línea y red de distribución de energía eléctrica afecta vegetación forestal, principalmente bosque de pino encino de la Sierra Madre Occidental. Se afecta una zona de relevancia ecológica nacional, que incluye la porción sureste de la Región Terrestre Prioritaria 59 de la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad [Conabio], denominada Cuenca del río Jesús María, así como la región hidrológica prioritaria 22, denominada Río Baluarte -Marismas Nacionales”, explica.

“Las obras de transmisión eléctrica se están llevando a cabo sin que exista ninguna evaluación del impacto ambiental y menos aún de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) debidamente autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), tal como lo señala la Sección Quinta de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, así como su Reglamento en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental”, añade.

Además del incumplimiento a la legislación ambiental, el presidente municipal de Mezquitic, “Ernesto de la Torre Martínez, ha hecho caso omiso a las solicitudes de la propia comunidad […] para realizar el debido estudio de impacto ambiental, y presentarlo para su evaluación por la Comunidad antes de iniciar las obras […]”.

De la Torre Martínez asegura, por su parte, que dichos trabajos están autorizados por la asamblea y que no requieren manifestación de impacto ambiental (Público, 22 de julio de 2008), en contradicción con sus acusadores.

Como pruebas anexas a la denuncia popular destacan el ofrecimiento de una inspección ocular a Tuapurie, así como copia de la solicitud del estudio de impacto ambiental al presidente municipal de Mezquitic, por parte de la asamblea comunal, fechada el pasado 16 de julio de 2008.

Este es sólo un expediente más del enfrentamiento que durante este año han sostenido las autoridades de Tuapurie y el alcalde de Mezquitic; el caso más enconado es el de la carretera Bolaños-Huejuquilla, que motivó un plantón huichol en la Ciénaga de los Caballos, que permanece a la fecha, y la suspensión de la obra por la Profepa, no sólo en los 19 kilómetros afectados a Tuapurie, sino en toda la carretera de casi 136 kilómetros.

Scroll to top