Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Invaden llantas a colonias del Nororiente de la ZMG

Invaden llantas a colonias del Nororiente de la ZMG

Huentitán el Alto y Doctor Atl se han convertido en auténticos tiraderos; por la madrugada, camiones descargan cientos de estos residuos, afirman vecinos. Foto: Edmundo Pacheco

Evelyn Águila – EL INFORMADOR

Durante el día pueden verse por ambos lados de la acera, en casi cualquier esquina, cúmulos de llantas abandonadas de todos tamaños: inservibles y en pedazos. Por las banquetas de la colonia Huentitán el Alto, cuentan los vecinos, es común ver neumáticos apilados en una esquina, o simplemente acomodados uno tras otro.

El problema con este tipo de residuos de manejo especial es que son abandonados en mayor medida en predios y baldíos que, aunque están delimitados con malla de alambre, son utilizados como basureros.

En estos sitios repletos de hierba seca, donde el vandalismo está a la orden del día, llegan por la madrugada camiones para tirar todas las llantas que puedan, asegura Martín Contreras, quien aprovecha la sombra de un árbol para sentarse al ras de una de las llantas ahí tiradas.

“Aunque está este lienzo de púas para que nadie pase, vienen y echan todas las llantas que puedan; lo hacen en la madrugada, cuando según ellos nadie los está mirando.
“Pero no se crea. Uno los ve, pero no se les puede decir nada, se enojan y acaba uno de pleito, pero aquí llegan camiones y a veces es la misma gente que no entiende y las echan como si fuera basurero”.

En Huentitán el Alto, al borde de la Barranca del mismo nombre, donde al fondo se trabaja en un Jardín Botánico, es común caminar entre las estrechas banquetas y brechas de tierra a las que los neumáticos restan espacio.Verónica Quintero, vecina, camina con su hija en brazos mientras trata de esquivarlas.

Se detiene un poco, al tiempo que asegura que “todo aquí es un desorden, tiran las llantas como si la calle fuera un basurero, apenas se puede caminar”.

El problema de los neumáticos se traslada a la colonia vecina, Doctor Atl, al Nororiente de la ciudad, a unos cuantos minutos del Periférico: “Vienen y tiran a los baldíos o a la calle y nadie se hace responsable de recogerlos.

Aquí se quedan y uno es quien luego los anda sacando”, apunta Filiberto Ibarra, quien a diario padece esta problemática.Las llantas son residuos de manejo especial que muy difícilmente logran degradarse en el ambiente.

El problema es que además de ser susceptibles a fuertes incendios, también son el sitio ideal, al albergar agua, para la reproducción de mosquitos transmisores del dengue.

Piden ayuda

Vecinos de las colonias asentadas al Nororiente de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), están cansados de los incendios que provocan las llantas abandonadas.“Nos arde la nariz y los ojos.

El humo que sueltan estos incendios es muy fuerte. Llegan los bomberos, los apagan, pero al siguiente día es el mismo problema”, se queja Martha Elena Gómez, vecina de la colonia Doctor Atl.

Al quemarse los neumáticos, se producen intensas olas de calor y humo que afectan las vías respiratorias, además de ocasionar daños al ambiente por la alta cantidad de contaminantes que desprende.

Si bien a cada siniestro acude personal de bomberos para sofocarlos, habitantes piden a las autoridades una mayor vigilancia para que se termine con este foco de infección.“Aquí nadie se responsabiliza. Lo que queremos es que las autoridades estén atentas para que ya no tiren llantas. Son muchas y no podemos hacer nada”, reclama José Bautista, uno de los afectados.

Testimonios de vecinos

Los bomberos llegan y apagan los incendios de las llantas, pero no pasa mucho tiempo para que se prenda otro”, Martín Contreras.

“La verdad, es peligroso decirle algo a la gente que tira las llantas a los baldíos; uno se arriesga demasiado y de todos modos no hacen caso”, Filiberto Ibarra.

“Hemos visto que son los mismos dueños de las llanteras de los alrededores, los que tiran las llantas en la madrugada”, Martha Elena Gómez.

Titánica labor para limpiar la ciudad

– Hace dos semanas, la Secretaría estatal de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semades) lanzó un programa para el acopio de neumáticos. Si bien la respuesta en este tiempo fue la colecta de mil 500 toneladas, es un hecho que la tarea será titánica.El pasado jueves se inauguró la trituradora de llantas instalada por la empresa Ecoltec, filial de Holcim, Apasco, en el vertedero de Picachos.

– La intención de este programa es limpiar la ciudad de neumáticos en la vía pública; ya se piensa en la regularización de llanteros.Para evitar que las llantas sean abandonadas en la vía pública o en baldíos, la Sección Especializada de Distribuidores de Llantas de la Cámara de Comercio se sumó al programa estatal, con la disposición de 100 puntos de acopio.

– Los ciudadanos que tengan hasta cuatro llantas para desechar, pueden llevarlas a estos puntos. El servicio es gratuito.El costo de la trituradora, por más de un millón de dólares, fue asumido por la compañía Ecoltec, que coprocesará los residuos para utilizarlos en sus hornos cementeros.

– La planta que triturará los neumáticos trabaja con un mínimo de 800 toneladas, sin costo para los ciudadanos y el Gobierno de Jalisco.

Problema ambiental

1: Las llantas de desecho son consideradas foco de riesgo ambiental y sanitario a nivel mundial, puesto que representan riesgo de incendio o por quedar apiladas por años. Según información de Cementos Mexicanos (CEMEX), tardan cerca de 500 años para degradarse.

2: Las consecuencias sanitarias por el abandono de llantas son graves, pues al atrapar el agua y absorber el calor se incuba fauna nociva como mosquitos, ratas y microorganismos, lo que contribuye a propagar enfermedades como el dengue, virus del Nilo, malaria, encefalitis y fiebre amarilla.

3: Debido a los problemas causados por la acumulación de neumáticos, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) busca una serie de alternativas con los gobiernos locales para el manejo integral de estos desechos; de ahí que se impulse, entre otras cosas, el uso de concreto ahulado o llancreto desarrollado por Cemex, elaborado a partir de este material.

¿De qué están hechas?
Las llantas están compuestas de caucho natural, caucho sintético, fibra de poliéster y nylon. Actualmente, los desechos de llantas son utilizados como combustible en los hornos en las industrias cementera y termoeléctrica, que aprovechan su poder calorífico.
También se pulverizan y se integran como aditivo en el pavimento asfáltico, pistas de correr, zapatos de lona, respaldo de alfombra, mangueras y colchonetas, entre algunos.

Para saber
– En Jalisco se desechan dos millones 700 llantas.
90% de las llantas desechadas se deposita en sitios inadecuados.
– En México se desechan entre 25 y 30 millones de neumáticos.
– Sólo 5% de las llantas se renueva.
– El 2% de los residuos de este tipo, se utiliza para energía eléctrica.
Scroll to top