Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » IP de El Salto pugna por plantas de tratamiento

IP de El Salto pugna por plantas de tratamiento

Las aguas contaminadas del río pasan junto a varios fraccionamientos de El Salto y Juanacatlán. Foto: Humberto Muñiz

Metales pesados serían de fábricas en Guadalajara o Zapopan: AISAC

Jesús Estrada Cortés – PÚBLICO

La Asociación de Industriales de El Salto (AISAC) reconoce que esta población y Juanacatlán viven graves problemas por la contaminación del río Santiago, pero considera que la opción de entubar o cambiar el cauce del caudal, como sugirieron autoridades estatales esta semana, es simplemente “un paliativo”, pues lo más necesario es su saneamiento y la instalación de las plantas de tratamiento de aguas residuales, que las autoridades han retrasado desde hace años. Tampoco descarta o afirma que haya metales pesados en esas aguas, pero considera que, de haberlos, también pueden provenir de las fábricas en Guadalajara o Zapopan.

“Creo que la solución, que todo el mundo la ha dicho ya, es que se pongan a trabajar las plantas de tratamiento de aguas residuales de la zona metropolitana, que escurren hacia la cuenca El Ahogado. Al final de cuentas la verdadera contaminación está ahí porque esto arrastra no sólo aguas domésticas, sino industriales y semi-industriales que están dispersas en la ciudad y que aparentemente no tienen control las autoridades sobre ellas”, dijo el presidente de la AISAC, Jesús Lara Herrera.

Al preguntarle sobre qué opción es más urgente para el río Santiago, su cambio de cauce o el saneamiento, dijo que la primera es “un paliativo, porque todavía faltan trabajos por hacer. Yo no sé por qué se han estado retrasando: desde la Administración anterior del gobierno del estado aparentemente todo estaba listo para comenzar a hacer los trabajos de las plantas, porque los demás trabajos respecto de la cuenca El Ahogado están prácticamente terminados”.

Después de afirmar que las empresas de la AISAC deben cumplir con las regulaciones ambientales, Lara Herrera dijo que en la región “el problema es que hay muchas industrias clandestinas que pueden estar contaminando. Sin podérselo precisar, sabemos que hay por ejemplo algunos tipos de fundidoras que están por ahí escondidas y ésas pueden disponer en las corrientes normales de aguas residuales y nadie se da cuenta. Creo que de cualquier manera la contaminación industrial es muy discreta, comparada con la contaminación del drenaje común que viene de Guadalajara y de Zapopan hacia la cuenca El Ahogado”.

Sobre la posible presencia de metales pesados en el cuerpo del niño Miguel Ángel López Rocha, quien está en coma al parecer después de que cayó a las aguas del Santiago, el empresario pidió más “prudencia” a las autoridades porque “hay que corroborar esos datos. Si lo que dicen es cierto y el niño se contaminó de metales pesados por haber caído ahí y haberlos absorbido, pues la cosa es muy delicada, porque eso significa definitivamente que hay metales pesados”.

Entonces se le preguntó si se reflejaría la responsabilidad de las industrias en el caso de que un estudio confirme que hay metales pesados en el río, y contestó que “puede ser, pero no necesariamente [por fábricas] del propio El Salto, porque la industria está esparcida por toda la ZMG […] La ciudad está llena de industrias de todo tipo y habría que ver de dónde vienen esos escurrimientos, porque también es muy fácil decir: ‘Ahí donde desemboca todo es una zona industrial, y por ende es la responsable’. Pues no necesariamente”.

Según Lara Herrera, las empresas también son afectadas por la contaminación en El Salto, pues allí “trabajan más de 50 mil personas que están la mayor parte del día en sus trabajos y en el ambiente hay bacterias […] Creo que las enfermedades que están en El Salto son más bien por el ambiente, porque se evaporan las bacterias que hay contaminando los ríos”. También dijo que la asociación tiene la intención de colaborar con las autoridades en aspectos ecológicos y sanitarios.

Por separado, el presidente de la Coparmex en Jalisco, Luis Fernando Pérez Aguayo, opinó que en El Salto se vive una situación delicada debido a que la contaminación “es un tema social” donde “interviene el sector empresarial […] pedimos una adecuada comunicación entre las autoridades y las industrias que estén en la zona, y sobre todo que haya buena información, porque creo que ha faltado mucha información a la sociedad, sobre todo a la que vive en esa zona”.

También opinó que son necesarios tanto el entubamiento del río como su saneamiento, pues “es importante que se tomen medidas adecuadas inmediatamente”.

Scroll to top