Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » La idea de entubar el río fue un fiasco: CEDHJ

La idea de entubar el río fue un fiasco: CEDHJ

Poco cambió el ambiente en Las Azucenas desde que el niño murió intoxicado, según el organismo.

Sepelio de Miguel Ángel López, vecino de El Salto. Murió el 13 de febrero pasado, días después de caer al Santiago.

Guadalajara. Maricarmen Rello. PÚBLICO-MILENIO

A un año de la muerte de Miguel Ángel López Rocha, intoxicado por arsénico tras caer al río Santiago, la contaminación es tan grave como cuando el niño cayó e ingirió sus aguas pestilentes. Sin embargo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) acepta que hay “algunos avances… mínimos, pero positivos”.

Desde el Informe Especial que emitió el 13 de febrero de 2008 (mismo día que murió Miguel Ángel), la CEDHJ sigue las acciones emprendidas por las autoridades para revertir el daño al afluente. Algunas buenas, otras no tanto. Entre lo positivo destaca la presentación de denuncias de carácter penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), por parte de los ayuntamientos de El Salto y Juanacatlán; un programa de atención médica a los habitantes de ambas cabeceras municipales y la reubicación de los niños más pequeños de la escuela Mártires del Río Blanco.

Entre lo negativo, el organismo considera que resultó un fiasco el entubamiento del río a la altura del fraccionamiento La Azucena, donde vivió el pequeño, propuesta que el gobierno estatal presentó tras el fallecimiento de Miguel Ángel y fue criticada en su momento por la comisión.

Aún no funciona el colector que iba a estar listo en “unos meses”. “Por cuestiones técnicas”, según ha reconocido la misma Comisión Estatal del Agua. Se trata de un tubo de 3.5 kilómetros que comenzó a construirse hace once meses para evitar que las aguas contaminadas del arroyo El Ahogado corran a cielo abierto junto a las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, parte sustancial —y más inmediata— del llamado Programa Integral de Saneamiento del río Santiago.

Este miércoles, Álvaro García Chávez, secretario de Desarrollo Rural, dijo que el mencionado tubo estará listo a finales de febrero y que no se había podido terminar porque se atravesó el temporal.

¿Nada cambió desde el día que murió Miguel Ángel hasta ayer [martes], que se giró la macrorrecomendación?, se le preguntó al tercer visitador general de la CEDHJ, Alfonso Hernández Barrón.

“No necesariamente. En realidad, desde que se interpuso la primera queja por la contaminación del río Santiago comenzamos a integrar un expediente, y durante este término se dictaron diversas medidas cautelares; algunas de ellas fueron aceptadas, otras no cumplidas, pero en general hubo algunos avances”, respondió.

Destacó la propuesta a los alcaldes de El Salto y Juanacatlán para que presentaran denuncias ante la PGR a fin de iniciar una investigación formal y deslindar responsabilidades por los presuntos delitos contra la salud de los habitantes. “Esto es importante, al margen de cómo termine esta averiguación: que la sociedad tenga elementos y agote los recursos internos para exigir justicia”, acotó.

Los pasitos andados

Medidas cautelares giradas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco en 2008. Cumplidas total o parcialmente.

Presentación de denuncias ante la PGR por parte de los ayuntamientos a fin de iniciar una investigación y deslindar responsabilidades por los presuntos delitos contra la salud de los habitantes de El Salto y Juanacatlán.

Reubicación de los niños de primero y segundo grados de la escuela Mártires del Río Blanco, retirándolos de la zona más cercana al río. Aún falta reubicar a los alumnos de tercero a sexto.

Programa de detección de cáncer en ambos municipios, a través de brigadas que llevó la Secretaría de Salud Jalisco y la publicación de las convocatorias para licitar las plantas de tratamiento.

Convenios para la inspección de industrias, granjas y zahúrdas por parte de los gobiernos de El Salto y Tlajomulco. Se dictó esta medida cautelar a catorce municipios, pero sólo los dos mencionados cumplieron; el resto aceptó encabezar la inspección, salvo Tonalá, que rechazó la medida.

Capacitación a personal de Protección Civil en la identificación de uso y manejo de sustancias tóxicas y aguas residuales con miras a un plan de contingencia. El Salto inició las gestiones. Juanacatlán respondió que no tiene área de Protección Civil.

Fuente: Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco.

Scroll to top