Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Las bicis perdieron, van a la banqueta de la Calzada

Las bicis perdieron, van a la banqueta de la Calzada

La Sedeur ve mejor ampliar la acera a 5 metros y que por ahí pasen los ciclistas.

Patricia Martínez – PÚBLICO

Ganaron los automotores. Las autoridades decidieron que la ciclovía de la calzada Independencia irá por la banqueta, porque trazarla por abajo implicaría afectar a los automovilistas, a los que no se les quiso reducir en 25 centímetros un par de carriles, para dar el espacio requerido para construir dos ciclovías en cada sentido y ampliar la banqueta.

La acera se ampliará a cinco metros y por un extremo marcarán la banda ciclista, en tramos medirá 1.50 metros, el mínimo requerido según los estudios al respecto y en otros menos del que garantiza la seguridad ciclista: 1.20 metros. “No se puede más”, dijo Manuel Becerra Arthur, encargado de proyectos en la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedeur).

La tendencia mundial del diseño vial es reducir el ancho de los carriles para vehículos, para conservar velocidades moderadas en las calles y avenidas. Para los técnicos viales de la Sedeur y la Secretaría de Vialidad y Transporte reducir de 3.25 a tres metros las vías automovilistas es riesgoso porque no podrían maniobrar camiones como los de la basura ni las “ambulancias que cada vez son más grandes”, además del tránsito de carga pesada. Pero la norma oficial mexicana en la materia señala que ningún vehículo puede tener un ancho mayor a 2.60 metros.

“Lo que pretendemos es hacer una ciudad primero para los peatones, luego para los ciclistas, después para el transporte público y en último lugar para el auto”, dijo Manuel Becerra. Curiosamente la decisión de no reducir los carriles reafirma que la prioridad es el automóvil. —

¿Le parece contradictorio?

No porque no podemos tampoco negar que es una arteria de movilidad vial importantísima. No podemos sacrificar a ningunos de los actores en pos de nada más beneficiar a uno de ellos.

—¿Sería a tres metros?

os expertos en movilidad automovilística me dicen que no se puede menos de 3.25 metros, y los expertos de movilidad ciclista dicen que sí. ¿A quién le voy a creer?”.

Los técnicos del Instituto para el Transporte y el Desarrollo de Políticas (ITDP) analizaron las condiciones de la calzada Independencia y entregaron al Ayuntamiento de Guadalajara una evaluación con los argumentos técnicos para tomar la mejor decisión (ver recuadro aparte).

El ITDP es un organismo formado por técnicos especialistas que promueven el desarrollo sustentable y las políticas de transporte equitativas, a través de proyectos alrededor del mundo.En sus recomendaciones indican que una vía ciclista debe ir por la banqueta cuando se cumplen requisitos como tener 4.5 metros de espacio disponible: 1.5 metros para bicicletas y tres metros para peatones.

Cuando no hay intersecciones, en por lo menos 300 metros, por ejemplo a lo largo de parques, vías férreas o junto a cuerpos de agua. Y cuando no van al lado de grandes generadores de viajes peatonales, como oficinas, estaciones de transporte, centros comerciales, porque crean conflictos entre peatones y ciclistas. Por la banqueta de la Calzada se cruzan todos estos servicios.

“No podemos perdernos en el ego de expertos, si se puede llegar al punto medio donde todos opinen”, opina Mariana Orozco, integrante del Colectivo Ecologista Jalisco, el organismo contralor del proyecto de movilidad en Jalisco.

“Es una mala decisión porque tenemos la oportunidad de comenzar a rescatar la ciudad con este proyecto de movilidad.

Si seguimos con la misma lógica tomando este tipo de decisiones seguiremos construyendo una ciudad inaccesible, inequitativa y con privilegio al automóvil”, dijo.

El CEJ junto con los asesores del ITDP firmaron un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Guadalajara (los encargados de construir las vías ciclistas y remodelar las banquetas en el corredor Vía Independencia, el del Macrobús):

“No se recibe nada a cambio, sólo pide que tomen en cuenta los términos técnicos que el ITDP propone. Conocemos la psicología del ciclista y sus movimientos. La banqueta no es apropiada para una ciclovía. Son decisiones muy malhechas que no toman en cuenta a técnicos ni ciudadanos”, concluyó.

Manuel Becerra, el funcionario de la Sedeur, agregó una razón más para trazar la ciclovía por la banqueta de la calzada Independencia. “Creemos también que en el momento que coloquemos la ciclovía en la calle, puede llegar una nueva administración del gobierno y desmontarla. No le cuesta nada, sencillamente quita la infraestructura y listo. Y deja la Calzada tal cual lo imaginen”.

Scroll to top