Esta aqui:Inicio » Política Ambiental » Líder ecologista asesinada en Guerrero

Líder ecologista asesinada en Guerrero

Juventina Villa Mojica fue emboscada por un grupo de entre 30 y 40 personas a pesar de ir acompañada de 10 elementos de seguridad, quienes huyeron del ataque

Juventina Villa Mojica abrazando a una de sus hijas. Foto La Jornada

Por Verdebandera

29 de noviembre de 2012.- Juventina Villa Mojica, dirigente de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán (Ocespcc), fue asesinada ayer 28 de noviembre en la comunidad La Laguna, en la parte alta de la sierra del municipio de Coyuca de Catalán.

Uno de sus hijos que la acompañaba, Reynaldo Santana, de 17 años de edad, también fue asesinado mientras que una niña de 7 años escapó de la agresión.

La dirigente acusaba a talamontes y paramilitares de generar acoso a familias de la comunidad de La Laguna, por lo que se preparaba un éxodo de 45 familias hacia otra comunidad, Puerto de Ollas, que consideraban un lugar menos peligroso.

De acuerdo con el diario La Jornada, desde 1999 dirigentes y otros miembros de esta organización han sido víctimas de asesinatos, desapariciones, prisión y exilio.

El mismo diario menciona que Manuel Olivares Hernández, secretario técnico de la Red Guerrerense de Organismos de Derechos Humanos en Guerrero, indicó que el secretario de Gobierno, Humberto Salgado Gómez le notificó vía telefónica que Juventina Villa subió en una cuatrimoto a uno de los cerros aledaños a La Laguna para realizar una llamada telefónica, acompañada de dos de sus hijos, uno de 17 años y una niña de siete. Los acompañaban 10 policías estatales, cinco adelante y los otros atrás.

Salgado Gómez agregó que, según los reportes que recibió, al llegar a la cima la estaban esperando unos 30 o 40 hombres armados, que empezaron a dispararle. Ella murió de inmediato, lo mismo su hijo, y la menor logró huir. Los policías no pudieron repeler la agresión y optaron por refugiarse.

Fuentes policiacas del municipio de Ciudad Altamirano informaron que antes del éxodo, Villa Mojica y sus hijos fueron al panteón a despedirse  de familiares y amigos ahí sepultados.

Hipólito Lugo Cortés, visitador general de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Coddehum), informó que hace unos días emitió una recomendación a Martha Elba Garzón Bernal, procuradora general de Justicia del estado, por negligencia en la investigación de los asesinatos y amenazas contra las familias de La Laguna, Hacienda de Dolores y El Pescado, que este miércoles emigrarían a Puerto de Las Ollas.

De acuerdo con la Red Nacional de comunicación y acción urgente de Defensoras de Derechos Humanos en México, en las últimas semanas, Villa había denunciado públicamente amenazas de muerte en su contra, mismas que se intensificaron luego de que el domingo 11 de noviembre fueron ejecutados dos de sus sobrinos en la misma zona, sumándose a la ejecución de su esposo Rubén Santana Alonso, otro dirigente de la OCESPC ejecutado en febrero pasado.

“La defensora había señalado a los responsables de estos hechos con nombre y apellido, y aseguró en su momento que el ejército les daba protección, por lo que en diversos medios locales, acusó al gobernador Ángel Aguirre Rivero de indolente y omiso, debido a que solicitó de manera reiterada protección oficial para las 43 personas desplazadas por la narcoviolencia en la zona de la Sierra y nunca hubo respuesta”, señala el comunicado de la Red.

“Cabe destacar que Juventina Villa Mojica contaba con medidas cautelares emitidas por la Comisión de Derechos Humanos de Guerrero, y su asesinato se suma impune de la también defensora María Edy Fabiola Osorio, ocurrida el pasado 31 de mayo, quien era integrante de la Asociación Civil Guerreros Verdes”.

© Derechos Reservados

Scroll to top