Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Limpiarán el Río …hasta el 2011

Limpiarán el Río …hasta el 2011

Sergio Hernández – MURAL

Las aguas del Río Santiago estarán limpias, dicen con seguridad en la Comisión Estatal del Agua (CEA), pero no habrá una solución inmediata, como lo exigieron habitantes de El Salto y Juanacatlán en la marcha realizada el 14 de abril. Tendrán que esperar, al menos, hasta el año 2011.

Ricardo Robles Varela, director de la Unidad Ejecutora de Abastecimiento y Saneamiento de la Comisión Estatal del Agua, señaló que sí hay un proceso de saneamiento en el Santiago, pero la obra de más impacto, que es la construcción de la Planta de Tratamiento del Ahogado, presenta retrasos que ahora dependen del Gobierno federal, quien no canaliza el dinero que se requiere.

“El arranque será a principios del 2009 y el proceso de construcción se llevará un par de años, 24 meses”, indicó.

En la actualidad, el Santiago recibe alrededor de 800 litros de aguas negras por segundo procedentes de ese arroyo, el cual capta el líquido residual de todo el sur de la ZMG.

La contaminación del Río Santiago data de al menos 40 años y fue hasta el 2003 cuando el Gobierno estatal se comprometió a sanearlo por la intención de construir la Presa de Arcediano, de donde abastecerá el SIAPA agua para la Ciudad, y no por el problema de salud pública que padecen los habitantes de El Salto y Juanacatlán.

En el 2006, la CEA mandó elaborar un diagnóstico de las descargas de aguas residuales que sin control llegan al Río Santiago, encontrando alrededor de 450 descargas, las cuales fueron clasificadas de acuerdo con el grado de contaminación que le están generando al río.

Aguas residuales de granjas porcícolas, tequileras, industrias y de poblaciones fue lo que se encontró la autoridad estatal, casos que fueron turnados a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dependencia que tiene la atribución de controlar estas emisiones, con sólo tres inspectores para todo el Estado.

Héctor Castañeda, titular del área de Cuencas de la CEA, señaló que con los resultados del diagnóstico pusieron en evidencia que la Conagua no tenía registradas muchas de estas descargas.

Ese diagnóstico, que tenía metas de saneamiento a corto, mediano y largo plazo, está en proceso de actualización, y será el instrumento que tenga la autoridad para controlar la emisión de contaminantes en el Río Santiago.

Manuel Osés, director de Plantas de Tratamiento en la CEA, señala que la necesidad de limpiar el Santiago los ha obligado a empezar a hacer un cambio generalizado de las plantas de tratamiento existentes en la cuenca del Santiago.

La más fuerte inversión se realizará en Ocotlán, donde la modernización de la planta de tratamiento rondará los 100 millones de pesos, 5 millones 300 mil pesos más que el presupuesto total de lo entregado en su conjunto a la Secretaría de Medio Ambiente y a la Procuraduría de Medio Ambiente de Jalisco para el 2008.

Scroll to top