Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Los panistas le pavimentaron camino al BRT

Los panistas le pavimentaron camino al BRT


El sistema de Tren Ligero será el centro de los planes de movilidad para la ciudad, ligándose al BRT. El tren no ha crecido de sus dos líneas actuales, que cubren 24 kilómetros. Foto: Rafael del Río

Sonia Serrano – PÚBLICO

Sin argumentos convincentes, y con apoyo del PVEM y Panal, los diputados aprobaron el acelerado proceso para ampliar las concesiones.

Además de que se brincó las trancas legales y aceptó sin chistar los repentinos cambios en el proyecto de movilidad del Ejecutivo, la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del Estado no pudo explicar por qué decidió acelerar la aprobación para ampliar las concesiones para el transporte articulado: sus diputados sólo subieron a tribuna para admitir que no se puede detener el número de muertes por culpa del transporte público y que éste es ineficiente. Ante este escenario, el diputado Enrique Alfaro Ramírez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reiteró que es una situación sospechosa y que parece que se trata del “negocio del sexenio” para algunos funcionarios del Poder Ejecutivo.

Ayer, en el pleno, se cumplió con el último punto del procedimiento para aprobar un decreto “mediante el cual se autoriza que las concesiones que otorgue el organismo público descentralizado denominado Sistema de Tren Eléctrico Urbano, para la operación de medios de transporte alimentadores del Tren Eléctrico Urbano, trasciendan su vigencia al término de la Administración pública estatal 2007-2012, hasta por un periodo de quince años”.

En una sesión que comenzó a las 8:00 am, en la que el presidente de la Mesa Directiva, Iván Argüelles, no permitió siquiera un receso para que las fracciones de oposición discutieran a su interior el tema, la propuesta fue aprobada con 23 votos a favor y dos en contra.

Respaldaron la iniciativa los 20 legisladores del PAN; Luis Manuel Vélez, del Partido Verde, y los dos legisladores del Partido Nueva Alianza (Panal), quienes canjearon su apoyo por un artículo transitorio adicional a la ley que permite la inversión privada en obras y servicios públicos, para dejar al margen la impartición de la educación (ver nota aparte).

Los perredistas Enrique Alfaro y Samuel Romero votaron en contra, mientras que la fracción del PRI abandonó la sesión cuando el decreto se iba a someter a votación.

Antes de salir, la diputada priista Karina Cortés advirtió que el Congreso del Estado viola la ley, porque no está facultado para permitir que un organismo público descentralizado otorgue concesiones, y menos más allá de su gestión. Esto, precisó, porque la Constitución estatal es clara al señalar que la facultad de concesionar los servicios públicos es del gobernador.

Cortés adelantó que se emprenderán acciones legales porque se trata de un acto inconstitucional.

El coordinador de los diputados del PAN, Jorge Salinas Osornio, dijo que la prisa por aprobar el decreto fue para “garantizar a los inversionistas el beneficio directo, de que se arranca el proceso de licitación para lo de los autobuses”. Se le preguntó si esto ameritaba sacar todo en cuestión de horas, como se hizo, a lo que respondió que “claro que sí”.

También rechazó que se hubiera violado la ley porque la propuesta no estaba firmada por el secretario de Gobierno, Fernando Guzmán, o por la forma en que se citó la tarde del martes a la Comisión de Hacienda para votar el decreto que recibió del Ejecutivo apenas un día antes (cuando la Ley Orgánica del Poder Legislativo establece que los integrantes de la comisión debían haberlo recibido cuando menos tres días hábiles antes de la sesión en que se votaría). Además, aclaró que no comparte el punto de vista de sus compañeros de fracción, que defendieron el proyecto, asegurando que era para reducir el número de muertos a causa del transporte público.

Salinas, presidente de la Comisión de Hacienda, dijo que los más de 20 millones de pesos que se dieron al Organismo Coordinador de la Operación Integral del Transporte (OCOIT), para el funcionamiento del BRT o Macrobús, se mantendrán en ese organismo, a pesar de que la responsabilidad pasa al Siteur.

En la tribuna, el diputado Enrique Alfaro admitió el argumento del panista José Luis Treviño, de que se trata de un asunto que beneficiará al Ejecutivo. “Yo puntualizaría, o más bien sería más preciso: es buena para algunos funcionarios del Ejecutivo, que están viendo en esto su negocio del sexenio”.

Treviño rechazó que intenten hacer tontos a los diputados de oposición: “De verdad, queremos que lleguen al cielo”.

– Claves
La autorización

• Se autoriza que las concesiones que otorgue el organismo público descentralizado Sistema de Tren Eléctrico Urbano para la operación de medios de transporte alimentadores del Tren Eléctrico Urbano, para el denominado corredor Independencia, trasciendan su vigencia al término de la Administración pública estatal 2007-2012, hasta por un periodo de quince años a partir de que sean otorgadas dichas concesiones

Fuente:
Decreto del Congreso del Estado

Scroll to top