Esta aqui:Inicio » Naturaleza » NaturaLista ahora en dispositivos móviles

NaturaLista ahora en dispositivos móviles

Naturalista. Captura de pantalla

Naturalista. Captura de pantalla

Por: Yureli Cacho Carranza / Agencia Informativa Conacyt

24 de agosto de 2015.- Para los amantes de la naturaleza y para quienes se cautivan con los animales o la vegetación, el celular o la tableta será un buen aliado una vez que descarguen la nueva aplicación gratuita de NaturaLista disponible para plataformas iOS y Android, la cual se presentó en conferencia de prensa en la sala Karl Marx del Museo Interactivo de Economía (Mide), ubicado en la Ciudad de México.

A través de esta nueva aplicación de NaturaLista los usuarios pueden registrar, en audio o imagen, desde sus celulares o tabletas, todo aquello que les resulte fascinante de la naturaleza y compartirlo con la comunidad de la plataforma.

Ahora será mucho más rápido compartir observaciones que tomarlas con una cámara, copiarlas a la computadora y después adjuntarlas, por lo que con el uso de la aplicación existirán muchas más observaciones e imágenes, informó el director general de Comunicación de la Ciencia de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), Carlos Enrique Galindo Leal.

Tres tipos de observaciones

Carlos Galindo Leal, quien es doctor en Ecología, mencionó que existen tres tipos de lo que denominan como observaciones: fotografías, audios —por ejemplo cantos de pájaros o ranas cuyas especies sí pueden identificarse a través del canto— y una más que se refiere a una descripción textual de lo que se observa pero que no contiene foto ni audio.

Todas las observaciones que se compartan deben incluir nombre, lugar y fecha. Recién compartidas o subidas a la plataforma se les denomina observación casual y una vez que la red social confirma la identificación de esa especie, se vuelve una observación con grado de investigación, aseveró el entrevistado.

Las observaciones sin foto o audio no pueden pasar a grado de investigación. No obstante, son importantes porque pueden estimular a otras personas a buscar la fotografía o el registro. Para que una observación pase a grado de investigación debe tener foto identificada, localidad y fecha. Sin esos tres componentes nunca podrá pasar a ese grado, indicó Galindo Leal.

Biólogo de bolsillo

Tanto para estudiantes, maestros e investigadores como para turistas, inspectores del tráfico de fauna y todo aquel interesado, la aplicación constituye un salto cuántico muy importante respecto a la disponibilidad de información biológica de México, comentó el director general y aseguró que varias redes mundiales de información sobre biodiversidad están utilizando las observaciones de NaturaLista con grado de investigación.

La finalidad de esta nueva aplicación es que ahora a través de dispositivos móviles, además de compartir fotografías, también es posible participar con el conocimiento científico de la naturaleza de la República Mexicana y aprender más acerca de plantas, hongos y animales del país.

“Algunos científicos han hablado de la biofilia —amor por los seres vivos— porque el ser humano tiene una atracción innata a la naturaleza pero muchas veces no sabe cómo desarrollarla. Por ejemplo, mucha gente tiene en su teléfono fotos de plantas, flores o animales que les gustan pero se quedan sin saber qué es, dónde vive, si es nativo u originario de otro país y esta aplicación es como un biólogo de bolsillo que puede saber más que cualquiera de nosotros”, añadió.

Operación y funciones

En el momento que se descarga la aplicación un breve tutorial muestra gráficamente los pasos para usarla. Al captar imágenes o audios de la naturaleza, primero se selecciona la cámara y se añade el audio o imagen, entonces

un botón sincroniza y envía el archivo a la plataforma NaturaLista a través de internet. Posteriormente se escribe el nombre de la especie de la que se pudiera tratar (águila, pino, girasol, reptil u otra); si se desconoce, se puede solicitar ayuda a la comunidad de la plataforma, o bien, a los curadores o taxónomos quienes apoyan en la identificación de las especies que se suben al portal.

Después, para registrar la ubicación de la observación, se activa el Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) que consiste en un sistema global de navegación por satélites que están orbitando alrededor de la Tierra y que a escala fijan la posición de un objeto, persona, vehículo, etcétera.

Acto seguido, la aplicación obtiene automáticamente la fecha y coordenadas de las fotografías tomadas a través de dispositivos móviles. En el caso de especies en riesgo, las cuales se citan en la Norma Oficial Mexicana NOM-059, las coordenadas se ocultan de forma automática.

Por último, una vez que el envío se sincroniza, se da actualizar para revisar si la comunidad NaturaLista ya identificó la nueva observación y así poder ver las sugerencias o unirse a la charla.

El uso de la aplicación también permite buscar observaciones de especies que se deseen conocer. Un mapa muestra a cada usuario las imágenes que están alrededor del sitio en que se encuentra y el usuario puede tocar los puntos señalados en el mapa para conocer más sobre las especies u observaciones de su interés y ‘moverse’ en el mapa, tan lejos como desee, hacia cualquier rincón del país y ver en ese momento lo que se observa en otras regiones. Además, se pueden añadir comentarios, interactuar con otros participantes y confirmar identificaciones en que se esté o no de acuerdo. “Muchos participantes se toman el tiempo de explicar porqué sí puede tratarse de una especie determinada o no; o si alguien se confundió, proveen detalles, dan tips, recomiendan otros sitios web (…) existe una importante retroalimentación”, detalló Galindo Leal.

Asimismo, ya descargada la aplicación y sin necesidad de conexión a internet, se pueden utilizar las guías que se encuentran en la plataforma, es decir, los listados de especies creados por la comunidad NaturaLista; por ejemplo, Aves de los Viveros de Coyoacán, murciélagos de Veracruz o vegetación de Taxco. Cualquier participante puede seleccionar y hacer una guía con la lista de especies que se quiere, si ya existen las fotos la plataforma las tomará y pondrá en la guía.

También es posible consultar los proyectos creados en la plataforma, estos son observaciones con un objetivo común y pretenden limitar las observaciones a un área y grupo específico como el de las aves de Malinalco, animales venenosos de México o los árboles de Chiapas, entre otros.

“Los proyectos igualmente los hacen los usuarios y pueden ser tan pequeños o tan grandes como se quiera. El interesado decide la escala espacial de su proyecto y el grupo. Por ejemplo, colibríes, mariposas o toda la biodiversidad del lugar que le interesa; así es como se forman los proyectos los cuales incluyen un polígono que delimita el área espacial”, explicó Galindo Leal.

Agregó que hay más de 300 proyectos entre áreas protegidas, parques urbanos y otros. Las observaciones que suben o adjuntan las personas pueden encajar dentro de determinado proyecto y formar así parte de este. Se pueden conocer las observaciones que tienen, las especies incluidas o qué miembros participan en cada proyecto.

Portal NaturaLista

“Es una red social de ciencia ciudadana en la que, como en cualquier otra, 95 por ciento de los participantes son ‘mirones’ que sólo están viendo lo que sucede, y únicamente cinco por ciento son participantes activos que adjuntan fotos, trabajan proyectos o hacen identificaciones. Sin embargo, ese 95 por ciento ‘mirón’ está aprendiendo de manera educativa y consultando información seria al utilizar esta red social”, argumentó Galindo Leal.

A casi dos años —el 15 de diciembre de 2013— de la puesta en marcha de NaturaLista, esta funge como enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y pasatiempo educativo. Actualmente el sitio contiene información de más de 70 mil especies mexicanas, registra un promedio mensual de visitas únicas de 67 mil 832 y de 300 mil páginas vistas. Los usuarios activos de la plataforma han aportado cerca de 130 mil observaciones, lo que contribuye así a un vasto conocimiento sobre la naturaleza mexicana a través del portal.

La Fundación Carlos Slim, además de apoyar en el desarrollo de la aplicación aquí descrita, financia las becas de los 14 taxónomos que participan en el portal para identificar y clasificar las especies o grupos de animales y vegetales porque conocen muy bien las características que, por ejemplo, separan o diferencian dos especies muy similares, expuso Galindo Leal.

La Fundación también equipó con una computadora, dos cámaras, pilas, GPS y tripiés 20 comunidades rurales en Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Campeche, a las cuales se les capacitó a principios de año para que suban fotos a la plataforma y contribuyan así con su información. Algunas de estas comunidades tienen proyectos de ecoturismo por lo que el inventario de las especies les sirve mucho para aprender más y que puedan informar a los turistas sobre las especies que existen en su comunidad. Cada año se favorecerá a 20 comunidades distintas, según dijo el director general.

De igual forma, otras organizaciones, tanto de gobierno como privadas, al notar el valor que tiene la plataforma NaturaLista y la manera en que esta les puede ayudar, por su propia iniciativa se están uniendo. Por ejemplo, la Secretaría del Medio Ambiente de Veracruz en sus proyectos ya promueve la aplicación y la plataforma en colaboración con la Universidad de Veracruz y con el Instituto de Ecología, finalizó el entrevistado.

Scroll to top