Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Niega alcalde de Tlajomulco que la pesca en la laguna de Cajititlán vaya a la baja

Niega alcalde de Tlajomulco que la pesca en la laguna de Cajititlán vaya a la baja

Antonio Tatengo, alcalde de Tlajomulco, y César Coll Carabias, titular de la Comisión Estatal del Agua, durante el inicio de trabajos de la planta de tratamiento de aguas residuales

Mauricio Ferrer – LA JORNADA JALISCO

Es “totalmente falso” que la pesca en la laguna de Cajititlán vaya a la baja, como lo aseguran los pescadores locales, señaló el alcalde de Tlajomulco de Zúñiga, el panista Antonio Tatengo, durante el inicio de obras de la planta de tratamiento de este vaso lacustre, en el que estuvo presente también el titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA), César Coll Carabias.

“En esta administración es cuando más hemos atendido a los pescadores. En otras administraciones se sembraban 150 mil crías, 300 mil cuando mucho, y nosotros, en una sola sembrada logramos más de 3 millones de crías; es totalmente falso lo que dicen los pescadores, hoy es cuando más han cosechado”, dijo el funcionario al cuestionarlo sobre las declaraciones de los lugareños en torno a que su pesca va en detrimento debido a la contaminación de la laguna.

Sobre la misma pregunta, Coll Carabias contestó: “ese tema no me corresponde. Es un tema de la Secretaría General de Gobierno; sé que ha habido pláticas de un diputado con el grupo de pescadores, pero el tema que me corresponde es el técnico”.

Minutos antes, el titular de la CEA había asegurado que con la planta de tratamiento de aguas de la laguna se lograría tener “no un agua potable pero sí un agua totalmente cristalina que va a ir haciendo su trabajo de lavado en la propia laguna, va a haber un trabajo que hace el sol y esperamos que en poco tiempo se vaya notando en la pesca, en la claridad y en el olor del agua”.

Ayer al mediodía, en el tramo carretero que va de Cajititlán a Cuexcomatitlán, una carpa blanca avisaba del evento donde las autoridades de la CEA y de Tlajomulco arrancaban las obras, cuya licitación se otorgó a la empresa Géminis Internacional Constructora.

Fue el inicio de la primera de dos plantas, detalló Coll Carabias, e informó que los recursos serán propiamente estatales, la participación federal no está presente en este proyecto.

De tal manera que los recursos provienen del Programa de Agua Potable y Alcantarillado en Zonas Urbanas (APAZU). El costo para la primera planta es de 65 millones 216 mil 534 pesos. De esta cantidad, la CEA aporta el 80 por ciento –unos 53 millones 209 mil 227 pesos– y el municipio el porcentaje restante –unos 13 millones 7 mil 307 pesos–.

Al término de la obra, el contratista la entregará a la CEA y ésta, a su vez, la dará al municipio, que será el encargado de su operación.

De acuerdo con un comunicado de la dependencia, la planta tendrá una calidad de afluente tipo C, es decir, no será un agua potable pero sí en la que el ser humano “se podrá bañar”, según Coll Carabias.

Esta planta de tratamiento de aguas residuales, en su primera etapa, tratará 120 litros por segundo y es parte de los proyectos de la CEA, ya que en Jalisco “se trata apenas el 20 por ciento de las aguas residuales que generamos todos los que aquí habitamos”, informó el funcionario.

César Coll Carabias aseguró que son 40 proyectos de plantas de tratamiento contemplados en la dependencia desde el año pasado y hasta 2008, de los cuales, sólo unos 20 se realizarán.

El Salto y Juanacatlán, “sin malos olores”

César Coll Carabias dijo que las plantas de tratamiento que se encuentran en los municipios de El Salto y Juanacatlán están funcionando “muy bien”, por lo que “no hay en este momento malos olores”.

“Si quieres, ahorita de pasada vamos a verla. Ayer o antier hubo una manifestación por la contaminación, ¡caray! Si vamos al río Santiago van a ver fluir las aguas de las lluvias, que es lo que está en este momento fluyendo en el río Santiago y no hay malos olores”, contestó ante la pregunta de si había proyectos para estos municipios.

Por otro lado, dijo, se terminaron las obras de encauzamiento de todo el arroyo de El Ahogado para que se descarguen aguas debajo de El Salto.

El funcionario reconoció que el problema de contaminación en ambos municipios por donde cruza el río Santiago no está solucionado al 100 por ciento: “la solución va a ser El Ahogado, pero tendremos muchísimos menos problemas que en años anteriores con las construcciones que ya se hicieron”.

Scroll to top