Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » No relacionan río con coma

No relacionan río con coma

La madre de Miguel Ángel estimó que fue hace cuatro semanas o más cuando su hijo estuvo en contacto con el agua del Río Santiago. Foto: Raúl Méndez

Alejandra Atilano MURAL

Miguel Ángel López Rocha, de 8 años, se encuentra en estado de coma internado desde el 25 de enero en el Hospital General de Occidente. Desde que se dio a conocer el caso esta semana, públicamente se ha dicho que es consecuencia de haber caído a las contaminadas aguas del Río Santiago… Pero podría no ser así.

Los médicos que lo atienden no han podido definir la causa de su padecimiento. Están en espera de los resultados de estudios y análisis, ya que además del vómito, diarrea y alucinaciones, el niño presenta un traumatismo en su cerebro.

Fue aproximadamente un mes antes de presentar vómito, diarrea y alucinaciones cuando Miguel Ángel estuvo en contacto con el agua del Río Santiago, reconoció ayer la mamá del menor, María del Carmen Rocha.

La señora no recuerda exactamente la fecha en que su hijo fue al río. Estima que fue hace cuatro semanas o más y relató que cuando los paramédicos se lo llevaron, antes de caer en coma, el menor mencionó que había ingerido una planta cerca del río.

Antes del 26 de enero, Miguel Ángel no presentó problemas de salud hasta que lo encontró en el baño vomitando y con diarrea. Estaba débil, no se podía mover y tenía los labios morados.

Ella y su esposo llevaron al niño a la Cruz Verde de El Salto y por su gravedad fue trasladado al Hospital General de Occidente, conocido también como Zoquipan.

La mamá del menor dio versiones diferentes: primero, que no fue ese día cuando el niño se metió al río; después comentó que fue una semana antes de ser hospitalizado cuando fue al Santiago; luego rectificó y dijo que fue a principios de enero.

Se le preguntó si hacía una, dos, tres o cuatro semanas, y terminó por reconocer que pudo haber sido cuatro semanas antes de presentar el vómito y diarrea.

Para Álvaro Barriga, médico toxicólogo y jefe del servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital Civil Juan I. Menchaca, los síntomas de lo que sería una intoxicación aguda por contaminantes no coinciden.

“El hecho de que el niño se haya metido al río un mes antes de que presentara el cuadro clínico que le aducen ahorita, se desfasa entre lo que sería una intoxicación aguda por contacto con contaminantes de ese río”, indicó el especialista.

Barriga explicó que existen diversas causas que pueden provocar diarrea, vómitos y alucinaciones: desde infecciones, hongos, bacterias, plantas o drogas.

El médico aseguró que no hay relación causa y efecto entre sus síntomas y la intoxicación por metales pesados. El plomo, por ejemplo, en lugar de causar diarrea tiene el efecto contrario: estriñe.

Sea cual fuere la razón por la cual el niño enfermó, los problemas de salud entre las personas que viven cerca del Río Santiago son innegables. Algunos ya se han comprobado —como las enfermedades en las vías respiratorias y dermatitis— y otros efectos más están en vías de confirmarse.

“La mayoría de ellos (metales pesados) para dar un cuadro agudo no tiene un periodo de incubación de 20 días y se necesita tragar una cantidad industrial de agua contaminada para dar un cuadro agudo”, dijo, Álvaro Barriga, médico toxicólogo y jefe de Urgencias Pediátricas del Hospital Civil Juan I. Menchaca.

Scroll to top