Esta aqui:Inicio » Agua » No ven salida a contaminación del Santiago

No ven salida a contaminación del Santiago

Esperan recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco

Evelyn Águila – EL INFORMADOR

Tal y como ha sucedido en pasadas administraciones, en este primer año de gestión del gobernador Emilio González Márquez, no visualizan propuestas concretas, ni voluntad para resolver el problema de contaminación del Río Santiago, que aumenta cada día el registro de enfermedades en las poblaciones de Juanacatlán y El Salto.

Rodrigo Saldaña López, presidente del Instituto de Valores Integrales y Desarrollo Ambiental (VIDA), lamenta que pese a las denuncias y manifestaciones, no han logrado acciones concretas.

Incluso, dice, ni la intervención de organismos internacionales ha sido suficiente para emprender un plan de emergencia sanitaria en la zona.

“Hemos visto que no les interesa. El propio secretario de Salud (Alfonso Gutiérrez Carranza) se ha burlado de nosotros diciendo que el agua se puede tomar. Como ya se lo dijimos, debería de ir y tomarse el agua delante de nosotros, le aseguro que no se atreve”.

El Río Santiago que nace en el Lago de Chapala, fluye por los municipios de Juanacatlán y El Salto, a esa altura, existe una cascada de aproximadamente 20 metros de altura —se forma espuma color café que vuela por cualquier rincón— que es en la actualidad el punto de mayor contaminación del recorrido del Santiago.

Sus vecinos, asegura Saldaña López, “están huyendo. Los que vivían a la orilla de la cascada se han ido. Son casas abandonadas porque la gente no aguanta vivir así. No puede seguir viviendo en ese estado de deterioro por la grave contaminación”.

En septiembre del año pasado, al recorrer la zona, el gobernador Emilio González prometió sanear el río y resolver el problema a través de la construcción de un canal alterno que transporte las aguas negras hacia las futuras plantas de tratamiento.

En esa ocasión, el mandatario estatal anunció que las obras arrancarían antes de que inicie el temporal de lluvias, pero a poco más de cinco meses de su promesa, ni siquiera se han sentado las bases de una convocatoria para la edificación de las plantas tratadoras.

El proceso de licitación se encuentra entrampado en la Secretaría de la Función (SFP), luego de que las empresas participantes en el primer concurso, se quejaran al ser declarado “desierto” por la Comisión Estatal del Agua.

Pero esta no fue la única visita, una semana después de que González Márquez comprobara el grado de polución que viven los habitantes de Juanacatlán y El Salto— apenas a 35 kilómetros de distancia de Guadalajara— el sitio fue inspeccionado por el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Felipe Álvarez Cibrián.

El ombudsman verificó el grado del problema, como parte de la integración de la queja 986/2007, que presentó el Instituto VIDA el pasado 9 de mayo.

Rodrigo Saldaña, presidente el Instituto VIDA que a dedicado sus últimos años a la defensa de estas poblaciones, señaló que si bien están a la espera de que Derechos Humanos emita una recomendación, advirtió que llevarán el caso a cortes de carácter internacional.

“Aquí no se hace nada, a las autoridades no les importa lo que se vive allá. No es que estemos olvidados, más bien no nos toman en cuenta (…) Estamos esperando que la CEDHJ resuelva el caso, pero también queremos llevar el caso a cortes internacionales y por ahí está la manera de llevarlo a la ONU (Organización de las Naciones Unidas)”.

Diversas organizaciones han documentando ante distintas instancias, el registro y aumento de enfermedades cancerígenas y padecimientos en la piel, vías respiratorias y gastrointestinales.

Organizaciones ambientalistas lamentan que a casi un año de Gobierno, no hay propuestas serias para resolver el problema

El sitio fue inspeccionado por el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Felipe Álvarez Cibrián.

La lucha:

– En noviembre de 2003, integrantes del Instituto VIDA enviaron al entonces gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, una solicitud para que fuera atendido el grave problema de salud y medio ambiente.

– En julio de 2002, Rodrigo Saldaña envió una solicitud al presidente Vicente Fox Quesada, para solicitar su intervención. En respuesta, esta petición se remitió a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

– En noviembre de 2003, el Instituto VIDA interpuso una denuncia popular ante la Profepa delegación Jalisco, donde solicitó se hiciera “un plan conjunto y políticas públicas coordenadas por los tres sectores de gobierno”. Aceptó el caso y lo remitió a la Comisión Nacional del Agua. Luego fue remitido a la Secretaría de Salud Jalisco. Hasta julio de 2006, los denunciantes no habían sido notificados del trámite.

– En abril de 2004, la entonces delegada de la Profepa, Martha Ruth del Toro, realizó una inspección en la zona y no se tomó ninguna acción contundente.

– En mayo de 2003, los institutos de Derecho Ambiental y VIDA, interpusieron una denuncia ante la Comisión para la Cooperación Ambiental del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, alusiva al deterioro y gestión del caso de la Cuenca Lerma-Chapala. Se resolvió abrir un expediente de hechos, que hasta el momento no ha sido acatado por el gobierno mexicano.

– El caso fue llevado al Tribunal Latinoamericano del Agua, que en su audiencia el año pasado, condenó a las autoridades locales por el grado de contaminación del Santiago y los daños a los habitantes de Juanacatlán y El Salto.

Fuente: Libro denominado “Mártires del Río Santiago”.

Scroll to top