Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Obra carretera en sierra huichola quedó parada

Obra carretera en sierra huichola quedó parada

El primer tramo fue clausurado desde el 8 de abril.


Los más recientes avisos de clausura ya podían verse desde ayer a lo largo del trazo de la carretera. Foto: Público

Agustín del Castillo – PÚBLICO

Porque “se incumplió con las medidas de mitigación y compensación ordenadas”, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró ayer dos tramos más de la pavimentación de la ruta carretera Bolaños-Huejuquilla, con lo cual ha quedado prácticamente cerrada la totalidad de la obra, informó el titular de la delegación en Jalisco, José de Jesús Becerra Soto.

La ejecución de los proyectos es responsabilidad de la Secretaría de Desarrollo Urbano del gobierno de Jalisco (Sedeur), dependencia que violentó las disposiciones planteadas en las manifestaciones de impacto ambiental autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Con estas clausuras, esta carretera queda detenida prácticamente en su totalidad, y sólo estarán transitables dos tramos: del kilómetro cero al 13 [el camino antiguo, asfaltado hace ocho años], y el del kilómetro 29 al 61. En este último tramo no se estaba realizando obra alguna por parte del gobierno de Jalisco, según lo que se asentó en la documentación de la visita hecha por nuestros inspectores”, dijo a Público el funcionario.

El primer tramo fue clausurado desde el 8 de abril: “Va del kilómetro 13.58 al 28 [subiendo de Bolaños hacia la sierra] y ya había sido clausurado con anterioridad —en diciembre de 2005—; sin embargo, en enero de 2008 se había autorizado a la Sedeur a llevar a cabo las acciones necesarias para dar cumplimiento a las medidas de mitigación y de compensación dictadas tres años antes por la Profepa”.

Sin embargo, durante una visita de inspección realizada el 2 de abril de este año, “se evidenció que la Sedeur se encontraba realizando obras y actividades distintas a las referidas en su estudio de daños y afectaciones”, precisó Becerra Soto.

El segundo tramo referido “fue clausurado hoy miércoles [ayer] y es el que va del kilómetro 89.58 al 136.5 [a partir del final del tramo clausurado dentro de la comunidad de Santa Catarina, hasta la localidad de Tenzompa]; es decir, prácticamente el trazo final de esta vía”. Las causas del cierre de obras en este caso son el derribo de 71 árboles (encinos) y el desmonte de vegetación de selva baja caducifolia; los responsables de la obra no mostraron a los inspectores de la Profepa las autorizaciones de cambio de uso de suelo forestal.

El 10 de febrero de 2008, comenzó en la Ciénaga de los Caballos un plantón encabezado por las autoridades tradicionales de la comunidad indígena de Santa Catarina Cuexcomatitlán, en protesta por la ocupación de sus tierras de forma ilegal por las maquinarias de la obra (Público, 12 de febrero de 2008). Los huicholes denunciaron por escrito ante el procurador Patricio Patrón que las obras de ese tramo 19 kilómetros (del 70.4 al 89.58) dañaron varios de sus lugares sagrados, bosques y manantiales; además, de forma simulada, el gobierno estatal “montó” una asamblea general de comuneros para pretender haber obtenido el derecho de vía, lo cual irritó a los quejosos. Quince días después, la Profepa clausuró ese tramo (Público, 29 de febrero).

Un mes después, el 26 de marzo, fue clausurado el tramo entre los kilómetros 61 y 70.4, por irregularidades similares.

Según la ONG Conservación Humana, AC, que asesora a la etnia, la totalidad de la obra, financiada a partes iguales entre el gobierno de Jalisco y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, es ilegal porque pasa por encima de un decreto de área natural protegida y de tres esquemas de protección de sus recursos naturales.

– Claves
Una obra polémica

• La obra carretera Bolaños-Huejuquilla, planeada y ejecutada por la Sedeur, olvidó ciertas normas ambientales que obligaban a obtener permisos federales, además de que su consulta a las comunidades indígenas resultó defectuosa y fue impugnada

• La región afectada por el área de protección de recursos naturales denominada Cuenca Alimentadora del Distrito de Riego 043 incluye las subcuencas de los ríos Ameca, Atenguillo, Bolaños, Grande de Santiago, Juchipila, Atengo y Tlaltenango; abarca un millón 553,438 hectáreas de Nayarit, Jalisco, Zacatecas, Durango y Aguascalientes, y fue creada por el presidente Miguel Alemán en 1949 (decreto del 3 de agosto)

• Dicho decreto permanece en vigor, en virtud del acuerdo del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Lichtinger, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de octubre de 2002, en que dicha zona fue recategorizada

• Es decir, de derecho, es una área natural protegida, y debe observarse la legislación especial para éstas: los proyectos de infraestructura deben ser consultados con la Conanp, cualquier obra debe tener permisos de la Semarnat y las sanciones a violación de ley ambiental son más severas

• Además, la zona alberga la región terrestre prioritaria 60, “sierra los Huicholes”, sobre 1,852 kilómetros cuadrados de Jalisco y Nayarit, por donde surca casi 80 por ciento del trazo carretero

• Es también parte de la región hidrológica prioritaria Río Baluarte-Marismas nacionales, de 37,768 kilómetros cuadrados. Además, incluye dos AICAS (áreas de importancia para la conservación de las aves), las C-55 y NE-37, esta última zonificación, de protección comprometida con los otros gobiernos de América del Norte

Scroll to top